Páginas vistas en total

viernes, 5 de enero de 2018

Qué signifca la Noche de Reyes para el Talento


Jornada prácticamente de ayuno, tras los excesos de días anteriores. Según el Centro Médico Intermountain (Utah), el ayuno voluntario reduce el riesgo de enfermedades coronarias y de diabetes, así como cambios positivos en los niveles de colesterol (de alta y baja densidad). Los mormones, que practican el ayuno el primer domingo de cada mes, tienen un 39% menos riesgos de sufrir problemas de las arterias (Benjamin Horne, 2007).
He estado viendo ‘Noche de Reyes’ o ‘La duodécima noche’ de William Shakespeare (en la versión cinematográfica dirigida por Kenneth Branagh): www.youtube.com/watch?v=6i3J17Jp0ag “Algunos nacen grandes, algunos logran la grandeza y a algunos la grandeza se les cae encima”.      

Hay siete pasos de esta “Noche de Reyes” que podemos aprovechar toda nuestra vida:
1. Portarse bien. Jesse Bering, psicólogo y profesor de Comunicación de la Universidad de Otago (Nueva Zelanda) ha demostrado con niños que necesitamos “seres sobrenaturales” (Papá Nöel, los Reyes Magos) para ir por el buen camino. Y lo ha demostrado con niños. Atención a su libro ‘El instinto de creer: la psicología de la fe, el destino y el significado de la vida.’ (2011). Sin esos seres, los niños (y los mayores) pueden hacer trampas. Si “alguien mira”, no las hacen. “¿Robarías un banco si estuvieras seguro de que nadie se enterara jamás?”, se pregunta el profesor Bering. “La posible intervención nos aleja de la tentación del mal”.  
2. Escribir la carta. Dedicada a Melchor, Gaspar, Baltasar (el preferido de cada un@) o a los tres, explicando sinceramente cómo se ha portado el remitente (conductas observables, perfil de un buen niño) y los deseos. Es claro el paralelismo entre esta “carta a los Reyes Magos” y el plan de acción en un proceso de coahing, con la particularidad de que en los 3-4 objetivos, el/la pupil@ tiene control sobre la situación (genera nuevos hábitos) y en los deseos no necesariamente.
3. Entregar la carta a los Reyes. Es el poder de la ejecución (recordemos que es el 90% de la Estrategia). Warren Bennis, el padre del Liderazgo empresarial, lo define como “convertir la Visión en acción”.
4. Ir a darles la bienvenida a la Cabalgata de Reyes. Se trata de la “acogida” a sus Majestades, para que hagan bien su trabajo. Es pasar, en términos de Lope de Vega, “de las musas al teatro”, de la visión a las relaciones personales.
5. Cenar pronto y tomar el roscón (en algunos países, al día siguiente). Todavía recuerdo el súper-roscón que organizaba mi abuelo Leopoldo (10 hijos, 13 nietos) en su casa, lleno de presentes. Es el paso del comportamiento en el pasado/presente a la ilusión por el futuro.
6. Prepararlo todo esa noche de Reyes. Los zapatos, la comida para los Reyes y los camellos, etc.  Una buena elección ésta de que la preparación precede al resultado. Como nos enseñó Voltaire (y han difundido ampliamente nuestros amigos Álex y Fernando) “la suerte es preparación + oportunidad”.
7. Y a la mañana siguiente… Ir a despertar a la mamá y al papá, sorprenderse con los regalos, abrir los paquetes, empezar a jugar. La vida es un misterio a desentrañar, que pasa por jugar (ilusión proviene, como suelo repetir, de “ludere”, jugar).
Bendita tradición de la de los Reyes Magos para el desarrollo de nuestro Talento, para nuestra “Learnability”. No te saltes ninguno de los siete pasos. Gracias a la web de Euroresidentes por esta maravillosa secuencia.

En estas navidades estoy disfrutando de los “MOOC” ‘Story of God’ (con Morgan Freeman) y ‘This is Art’ (Ramón Gener). Documentales propios del Talentismo: pedagogía a través del espectáculo, sin confundir medios y fines. En el episodio sobre la ‘Inspiración’, Gener comparte la historia de Orfeo y Eurídice. El tema de hoy es ‘Che farò sensa Euridice` (¿Qué haré sin Eurídice?), por Luciano Pavarotti: www.youtube.com/watch?v=epV55B8e0_A

Como sabes, el coro final de esta ópera de Gluck es www.youtube.com/watch?v=7l3d9Qfu4OQ desde el Teatro Lope de Vega de Sevilla. “El Triunfo del Amor”. Al final, todo acaba bien (y, si no, no es el final… todavía). Volviendo a Shakespeare: “Noche, que traes el Amor, extiende tus velos para que se cierren los ojos cansados del día, y Romeo en secreto pueda abrazarme".

1 comentario:

Concha Arenas Lopez dijo...

Feliz noche de Reyes. Tierna y práctica la entrada de hoy.