Páginas vistas en total

martes, 25 de julio de 2017

Talento, Liderazgo y Responsabilidad: lecciones de Barcelona 92


Festividad de Santiago Apóstol, patrón de España. Felicidades a los Jaimes, Santis y Yagos.  Hoy celebramos el último Comité de Dirección Estratégico de la temporada, en la Talent Tower. Pasado mañana, Cine Fórum empresarial APD en Barcelona con la película ‘Cita a ciegas con la vida’ de 18,30 a 21 h en los Cinesa Diagonal. Lo pasaremos estupendamente aprendiendo juntos.
‘La mejor España posible’, un especial de El Mundo ayer sobre los Juegos Olímpicos de Barcelona. Fue un escaparate sin igual al planeta de una nueva nación. Una organización simplemente perfecta, una maravilla cosecha de medallas para el país organizador (22 preseas, 11 de ellas de oro). Una década mundial del fallido Mundial de fútbol de “Naranjito”, España mostraba su mejor cara (sin terrorismo, sin apartheid en Sudáfrica, sin los boicots de Moscú, Los Ángeles o Seúl). Mi recuerdo e inmensa gratitud a Santiago Roldán, tristemente fallecido, que fue Rector de la UIMP y tanto hizo por Barcelona, y a Theresa Zabell y Paqui Bazalo, embajadoras de la Marca de aquellos maravillosos Juegos.
Transcurrido un cuarto de siglo, ¿cuál es el secreto del éxito de Barcelona 92? Creo que, básicamente, la “Fluidez” (Flow). Ese concepto de Mihalyi Csikzentmihalyi que resume la experiencia óptima, la felicidad en términos prácticos. Un reto (colectivo) que nos hizo elevar la capacidad a través del compromiso hasta cotas insospechas.
-       Esa “España de charanga y pandereta”, de la improvisación y el colegueo, se marcó un desafío ilusionante, un proyecto valioso. En 1981 Barcelona anunció su candidatura por cuarta vez, y la obtuvo el 17 de octubre de 1986 a las 13:30 (recuerdo que un servidor era presidente de AIESEC Cantoblanco y lo escuchamos en directo en nuestro despachito de la Universidad).
-       Y lo hizo con un gran equipo en lo institucional: el presidente del COI Samaranch (sólo Juan Antonio y el barón de Coubertin consiguieron los Juegos para sus ciudades), el Rey Juan Carlos I, el presidente del gobierno Felipe González, el honorable Puyol, el alcalde Pasqual Maragall y su antecesor Narcís Serra. Javier Gómez Navarro (CSD) y Carlos Ferrer Salat (COE y expresidente de CEOE, con su plan ADO). Y en la gestión: Josep Miquel Abad (COOB): “Sólo tuvimos problemas de transporte al principio, que solucionamos con taxistas voluntarios” y su equipo. un recuerdo para mi querida amiga Susana Gutiérrez, que ha sido presidenta de AEDIPE Catalunya y nacional, por entonces en la gestión del talento en los Juegos.
-       Un proyecto nacional. La llama de Barcelona se prendió en Olimpia el 5 de junio de 1992. Recorrió 6.000 kilometros y todas las comunidades autónomas. El Príncipe Felipe, abanderado.
-      Diseño: el inolvidable logotipo de Josep María Trias (un atleta en tres partes, en azul, amarillo y rojo); la mascota, Cobi, diseñada por Javier Mariscal; la antorcha diseñada por André Ricard Sala… la experiencia de la inauguración (Lluis Bassat), el encendido del pebetero, la “fiesta” de La Fura del Baus.
-      Plan ADO: 22 empresas, 12.500 Millones de pesetas. La financiación necesaria para la preparación de nuestros deportistas. Antes de Barcelona, en 16 ediciones 28 podios (con el de Paco Fernández Ochoa, que nos recordaba su "profe" Raquel Casero hace unas semanas en Málaga); después (con ADO), en seis Juegos, 100 medallas. Edad de oro del deporte español, con magníficos entrenadores. “Ganar nos enseñó a seguir ganando”.
-       Liderazgo Femenino: nuestras deportistas no habían logrado ninguna medalla hasta Barcelona. Cosecharon ocho en el 92. Miriam Blasco y Teresa Muñoz (judo), Theresa Zabell y Patricia Guerra (vela), el hockey, etc.
-       Motivación: en la ceremonia de inauguración participaron 7.000 voluntarios, que habían estado ensayando durante unas 750 horas cada uno. 172 delegaciones y 10.274 atletas. el inolvidable Constantino Romero (la voz de Darth Vader) e Inka Martí presentaron inauguración y clausura.
-       Paz: 45 Jefes de Estado y 3.500 M de teleespectadores. Un seguro de 150 M $ contra atentados terroristas. Mandela aprendió en Barcelona, como invitado de Samaranch (se hicieron grandes amigos) que “el deporte puede cambiar el mundo”.
-       Momentos inolvidables: Fermín Cacho, el gol de Kiko, Jesús Rollán en waterpolo, el oro de hockey femenino, el nadador López-Zubero, el velocista José Manuel Moreno, el tiro con arco… emociones para todo un país que despertaba del letargo. Y además el “Dream Team” en basket o Carl Lewis.
-       Los Juegos de Barcelona acabaron el 9 de agosto. “Han sido los mejores de la Historia” (Samaranch). “Por encima de todas las banderas está la bandera blanca de la paz. Barcelona es una antigua ciudad de la nueva España plural y de la nueva Europa que se une y se amplía” (Maragall).   

Es impensable no sentir una cierta añoranza de aquel 92, con los Juegos de Barcelona, la Expo de Sevilla y la capitalidad cultural de Madrid el mismo año. “Los Liderazgos que había en aquel momento han desaparecido, en Cataluña y el mundo. Sólo hay que ver el nivel que había entonces y el que tenemos ahora” (Josep Miquel Abad).
Lo hicimos. Lo podemos volver a hacer.          

No hay comentarios: