Páginas vistas en total

jueves, 27 de julio de 2017

Cómo cuestionarte tu "cita a ciegas con la vida"


¡Cómo disfruté ayer del concierto de David Bisbal (Almería, 1979) en el Teatro Real! Mi agradecimiento a Paco y Castell, y al equipo de amigos de Nautalia, por la iniciativa. El concierto, completísimo: todo el repertorio de “Bisbi”, ante su mujer, su hija y el resto de su familia… la participación de Miguel Poveda (¡Qué voz tan impresionante!) y la cantante argentina Tini Stoessel (Violetta), con la que cantó ‘Todo es posible’. Y después, copita en la terraza, frente al Palacio Real (con vari@s invitad@s ilustres). Desde la primera edición de Operación Triunfo, hace 15 años, seis discos de estudio (el último de ellos, ‘Hijos del mar’). “No hay que frustrarse cuando uno se tropieza. Yo he tenido muchos traspiés. El que no ha fracasado es porque nunca se ha propuesto un gran reto en su vida y creo que es importante esa certeza de que caerás muchas veces, pero también de que no te irás de este mundo sin haberlo intentado”. De todas las canciones de Bisbal durante casi 2’5 horas, me quedo sobre todo con ‘Dígale’: www.youtube.com/watch?v=0d085NeOV6Y

Jornada en Barcelona. Huelga de taxis tanto en Madrid como en la ciudad condal (Cabify tampoco ha podido trabajar, por miedo a represalias). Esta mañana al salir de casa he tenido la inmensa fortuna de coincidir con uno de los pocos taxistas que ha podido ejercer su libre derecho a trabajar, si bien me ha dejado antes de la estación de Atocha para que los “piquetes informativos” no se ensañaran con él. Así es este doble rasero: para destruir, todo facilidades; para construir, un honrado trabajador ha de jugársela. No me parece buena política, ni para el taxi ni para quienes desean mantener sus privilegios a costa de maltratar a los clientes. Sólo triunfan las organizaciones que ponen en el centro a sus clientes (cuidando y mejorando la experiencia empleado).
Almuerzo con vari@s compañer@s de Right Management en Catalunya, en un restaurante catalán junto a L’Illa. Ambiente de celebración por un año estupendo. Y lo mejor está por llegar.

Y por la tarde, Cine Fórum empresarial APD con la película alemana (recién estrenada) ‘Cita a ciegas con la vida’, una comedia negra del director Marc Rothemund, nominado al Óscar y autor de ‘Sophie Scholl’. Es la historia real de Saliya Kahawatte, nacido en Friburgo en 1969, de origen cingalés, que a pesar de su incapacidad visual pudo cumplir su sueño de estudiar alta hostelería y trabajar en un hotel de lujo.
Más allá de las pegas que le ha puesto la crítica (como que todos a su alrededor debían ser tontos de remate para no darse cuenta de su ceguera), me alegra la intuición de Mercé Faixes (DG de APD Zona Mediterránea) de acabar la temporada con una cinta como ésta: simpática, amable, y con más miga de lo que parece para nuestra “learnability”.

He tratado de animar a los espectadores a “fijar su mirada” en algunos temas ligados a la película:
1. HíperVUCA. El título original es  “Mein Blind Date mit den Leben”, mi “Blind Date” (cita a ciegas) con la vida. En realidad, la visión de futuro es un espejismo, especialmente en estos tiempos híperVUCA. No sabemos lo que va a pasar, sólo que (con toda seguridad) no será lo que imaginábamos. La vida nos sorprende, nos hace vibrar, y eso es lo que disfrutamos. Sin sorpresas, la vida no sería la vida.
2. Atracción de talento. Fritz, el jefe de personal, “se la traga” contratando a un invidente que no sabe que lo es. ¿O no? Entre los componentes del Talento (la Capacidad, el Compromiso, el Contexto), ¿qué papel juega la aptitud, la actitud y el compromiso para encajar en la organización? He recordado a la audiencia el caso de un restaurante de Burgos, Ojeda, donde trabaja una persona con discapacidad intelectual. Alguien que aporta mucho a sus compañeros, a Ojeda, a la comunidad; un ejemplo de vocación, de energía en el proyecto, de ilusión, optimismo y gratitud.
3. Sana ambición. Saliya perdió la vista a los 15 años por desprendimiento de retina y sin posibilidad de mejora. Sin embargo, siguió estudiando y acabó el Instituto. En prácticas en un hotel, contaba los peldaños de las escaleras, se sabia de memoria el menú, etc. La vida de Saliya ha sido difícil (cáncer, trasplante de cadera), pero él siempre ha salido adelante.  La determinación (grit) es pasión, por supuesto, y también perseverancia. “No abandonaré mi sueño por culpa de mis malditos ojos”, dice el protagonista.
4. El tándem. Es la unidad mínima de Liderazgo. Como Quijote y Sancho, Saliya (el actor Kostja Ullman, de 35 años) y su compañero de fatigas Marc se ayudan el uno al otro, generando sinergias. La creciente complejidad en la empresa y en la vida nos anima a contar con tándems a distintos niveles.
5. Consciencia. Es la clave del aprendizaje. Saliya apenas ve un 5% (“como si fuera a través de un cristal opaco”), sin embargo utiliza maravillosamente los otros cuatro sentidos y la memoria, que es esencial para el aprendizaje. Cuando un@ “guía” a personas con discapacidad visual, ¿quién guía a quién?
6. Learnability. Hablando de aprendizaje, la “aprendibilidad” depende de tres grandes factores: curiosidad, actualización, autoefiacia. Como Saliya demuestra en la película, no es lo que sabemos (talento con mentalidad fija) sino lo que podemos llegar a saber (mentalidad ganadora).
7. Amor. Todo parece “controlado” por Saliya hasta que se enamora de Laura (Ana María Muhe). Entonces no es tan fácil mantener la “inteligencia emocional” y equilibrar lo que siente. Eso aporta la gracia de la película, y de la vida. “La Vida es una locura tras otra, en tanto que el Amor son dos locos el uno por el otro” (Óscar Wilde).

He tenido el honor de trabajar con Ilunion (ONCE-CEOSA-FUNDOSA) y aprender mucho de l@s profesionales que forman parte de esa organización. Recuerdo, admiración y gratitud a Fernando Riaño, su director de RSC, Comunicación y Relaciones Institucionales, presidente de Servimedia y de Forética; a David Cicuéndez Arellano (de La Puebla de Almoradiel, el “lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme), director del servicio de prevención de Ilunion Facility Services; y Virginia Carcedo, Secretaria General de FSC Inserta. Tres personas de enorme talento.
Ya sabes que considero el séptimo arte “el método del caso del siglo XXI”. El cine nos transporta a sensaciones, emociones y reflexiones únicas y nos hace vivir experiencias maravillosas en una sala oscura y en el debate posterior con amig@s. 

No hay comentarios: