Páginas vistas en total

viernes, 30 de junio de 2017

Por qué somos tan manipulables: Sorpresa, Curiosidad y Memoria


He disfrutado muchísimo este último día y medio con la Fundación  Princesa de Girona. Ayer la ceremonia de la entrega de premios fue simplemente espectacular, con un diálogo entre el actor Antonio Banderas y el científico especializado en el Genoma (Universidad de Oviedo) Carlos López-Ortí, moderado por Julia Otero; la conversación liderada por Juan Carlos Ortega con varios de los premiados en años anteriores y, tras la entrega de los galardones 2017 (a Héctor Gómez, Damià Tormo, Miriam Reyes, Juan Zamora y Teach a Man to Fish), el discurso de SM El Rey, que comenzó con una felicitación por el ascenso del Girona a primera división y finalizó con “lo que engrandece a Cataluña lo hace a toda España”. Una decidida apuesta por la educación, por la empatía en el liderazgo, por el humanismo en el desarrollo tecnológico. Muy emocionante, con la presencia de la ministra de Sanidad, el presidente de la Generalitat y la alcaldesa de Girona.
Hoy he podido hacer un hueco esta mañana para ir con Joan Carles Subirats, responsable de Catalunya Nord, a nuestra oficina de la calle Barcelona. Allí he estado con nuestr@s compañer@s de Manpower y con el equipo Sygnal, que han creado un dispositivo para personas enfermas de Alzheimer. Este equipo, formado por jóvenes de 16 años de Girona, ha ganado el campeonato de Cataluña y el nacional; el 11 de julio competirá en Bruselas por el campeonato europeo (su empresa es viable y valiosa, su producto innovador y su forma de presentarlo muy potente). Gracias a Álex y a todo el equipo por el tiempo juntos esta mañana.
A las 13,15 h he podido asistir, de nuevo en el Auditori de Girona, a la presentación de Carmen Pellicer y María Batet de su último libro, ‘Pedagogías ágiles para el emprendimiento’. Un texto sumamente útil presentado por Francisco Belil (presidente de la FPdGi), con 15 “partículas” que empapan la hierba sin ahogarla cuando las lanza un difusor de agua al césped de un jardín.
El libro incluye un Manifiesto para una pedagogía ágil (10 principios para el aula en cambio constante), la competencia emprendedora con 4 indicadores (Autonomía personal, Liderazgo, Innovación, Habilidades empresariales) con una herramienta selfie, la visión sincrónica y diacrónica, el trabajo por proyectos con el ciclo de Kolb, las 7 diferencias entre los grupos y los equipos ágiles, empatía e implicación de l@s alumn@s, SCRUM (melé), Kanban (metodología de Toyota), el Design Thinking, la creatividad, explorar la idea, aprender a aprender, gestión del aula (con el maravilloso DAFO), buenas presentaciones: elevator pitch, storytelling, evaluación y retrospectiva (smoke test). Un libro utilísimo para la educación, en el cole y en la empresa.
Me han emocionado María y Carmen en la presentación, valorando el papel de los profes y citando a Cervantes (El Quijote). Educar es enseñar a las personas a que dirijan su propia vida.
Tras el almuerzo (he podido disfrutar, como anoche, de la charla con amigas como Carmen Beiger o Cheija), he estado con los ‘Rescatadores de Talento’, liderados por expertos en Marca Personal como Neus Arqués (hemos comentado su estupendo libro sobre ‘Vivir los 50’), la headhunter Arancha Ruiz y Víctor Gay, que me ha dedicado su libro ‘El defensor’, sobre el abogado (católico y de derechas) de Lluis Companys. Muchas gracias a los tres y al resto de “rescatadores”, que habéis realizado una labor magnífica.
De 4,15 a 5,15, como clausura del evento, he tenido el inmenso honor de mantener un diálogo en el Auditori con el neurocientífico argentino Fabricio Ballarini. Una de la mejores mentes de la NeuroCiencia. Gracias, Fabricio, por tu magisterio, humilde y profundo.
Hemos hablado sobre el poder de la sorpresa, el papel (real) de las emociones, el sentido del talento, lo que significa ser creativo, el/la profe como líder, la motivación como algo interno (nadie motiva a nadie), la función (positiva y negativa) del estrés…
Fabricio Ballarini nos ha hablado de “la neurona de Jennifer Aniston” ( (por su compatriota el profesor Rodrigo Quian Quiroga y su libro ‘Birges y la memoria’: “Si tuviéramos una memoria infinita, no podríamos pensar”. Para recordar hay que pensar. Y sólo sirve nuestra propia memoria, nuestra propia información, no la que se encuentra en un dispositivo. Gracias, Fab. ¡Eres un crack! Disfruta de sus vídeos en www.oei.es/historico/divulgacioncientifica/?Fabricio-Ballarini-Neurociencia-al
El profesor Ballarini nos enseña, entre otras muchísimas cosas, que la memoria no es personal, sino que está distribuida en otras personas que nos rodean en distintos momentos de mi vida. Y a que somos muy manipulables porque nuestra memoria no es muy de fiar… Me he acordado mucho de mi amiga Lilana, a la que le he dedicado en secreto este delicioso diálogo. Gracias, Carmen y tu equipazo de Trilema; gracias a Mónica y la buena gente de la Fundació; y a l@s participantes: profes, empresas, alumn@s. Clausurar este ‘Educar el talento emprendedor’ ha sido uno de los momentos más inolvidables de mi existencia.

No hay comentarios: