Páginas vistas en total

martes, 20 de junio de 2017

El perfil hormonal del buen líder


Hoy he pasado un estupendo día en Milán, participando en la HR Conference de Top Employers Italia (79 empresas certificadas), en el Politécnico di Milano con AIDP (el AEDIPE transalpino). Mi gratitud a Alessio, Massimo, Davide, Cristina, Michelle, Emmanuella y todo el equipo italiano de TE.
Ha abierto la sesión Alessio Tanganelli y después Massimo y Davide han presentado las tendencias globales de RRHH según el estudio de Top Employers.
Posteriormente, el profesor Mariano Corso, responsable científico del Observatorio de Innovación en Prácticas de RRHH nos ha hablado sobre ‘Guiar a la persona hacia el futuro del empleo’. Giuseppe de Nichilo, DRH de Toyota, ha tratado su caso de éxito, la gestión del cambio con la perspectiva 2020.
Tras el break, el presidente de Costa Cruceros, Neil Palomba, nos ha hablado del “Smart Working” (de moda en Italia) y de la transformación de su compañía, perteneciente al mayor grupo turístico del mundo (Carnival Corporation). Y Daniela Conti, DRH de la Fondazione Poliambulanza (un importante grupo de hospitales), nos ha explicado las medidas tomadas como empresa saludable (desde yoga y mindfulness a campamentos de verano). Andrea Orlandini, VP de AIDP, ha comentado los distintos roles del DRH en la gestión del cambio: de abogado y psicólogo a negociador, antropólogo, con conocimientos de estrategia, finanzas, marketing, digital, etc. Renovarse o morir.
Como clausura del evento, un servidor ha tenido el privilegio de hablar (en inglés, porque mi italiano no me permite dar una conferencia a este nivel todavía) sobre el valor estratégico de la gestión del talento y por qué el talento, el liderazgo y la empleabilidad marcan la diferencia.
Vivimos en un “mundo de locos”, en el que Putin y Trump han formado un continuo, Europa está liderada por el eje Mercron (Merkel & Macron) y Eurovisión lo gana Portugal con un fado. Un mundo imprevisible, híperVUCA, que en realidad es un cambio de época: el Talentismo.
El “nombre del juego” es la Empleabilidad (Sumantra Ghoshal, 2004). Me he referido a su teoría del “smell of the place”, Milán o Valencia en primavera, Calcuta en verano. Las empresas que triunfan lo hacen por su ambición interna y los valores. He contado “los 7 magníficos” del Liderazgo: aprendizaje, atracción, fidelización, engagement, clima, margen y facturación. Y todavía no hemos visto nada (los conocimientos se duplicarán en 72 días para 2020). Para sobrevivir, adaptarse al menos al ritmo del entorno (Ley de Revans, una ley “darwinista” que aplicó Jack Welch).  
-       Los CEOs tienen, como sabes, cinco preocupaciones (concerns) principales: el crecimiento rentable, la excelencia, la innovación eficiente, la productividad y la supervivencia de la compañía que dirigen. Ninguna de esas cinco es el Talento o el Liderazgo. Sin embargo, son las palancas para lograr las consecuencias deseadas. He definido el Liderazgo como “Talento para influir decisivamente en los demás” y compartido las investigaciones de Amy Cuddy sobre la presencia (actitud, postura corporal, “desgraciado” o WonderWoman), de los Gottman sobre la fidelización (5:1) y de Sonja Lyubomirsky sobre la felicidad (la regla del 40% voluntario).
Tras el almuerzo (“light lunch”), hemos disfrutado del “Executive Circle” sobre People Strategy 4.0. con una veintena de DRH de empresas TOP liderado por Mariano Corso.
El profesor Corso ha presentado un modelo para la estrategia “People First”:
- Capacidades Digitales.
- Procesos de RRHH
- Smart Working y Gestión basada en resultados
- Employer Branding y Desarrollo del Talento
- Cultura Digital y de Innovación
Los distintos Top Employers han compartido sus mejores prácticas y el diagnostico de su momento actual. Empresas tan importantes como AstraZeneca (Patrizia), Valeo (Paolo), Zurich (Donato), Toyota (Giuseppe), Costa Cruceros (Paolo), Sanofi (Andrea), EY (Valeria), AIPD (Andrea) y un largo etcétera. Hemos aprendido mucho de sus aportaciones.
La Asociación Italiana para la Dirección de Personas edita una revista muy interesante y me han regalado tres números recientes: Los retos del futuro, El cambio, En la mente del número. De este último, sobre Neurociencia y Liderazgo, quiero destacar ‘El perfil hormonal del buen líder’, de Maria Emanuela Salati, Attilio Leoni y Nicola Todisco.
Un reciente estudio del NeuroLeadership Institute (Davis y Mehta) sostiene que los mejores líderes combinan:
- un alto nivel de testosterona
- un bajo nivel de cortisol
- la oxitocina adecuada al contexto
Tiene sentido. Los autores se refieren a la oxitocina como “la hormona de la confianza” (Paul Zak) y agregan la dopamina (gratificación) y la serotonina (la hormona del buen humor). “Las hormonas influyen en el Liderazgo, pero también los comportamientos del/de la líder modifican el perfil hormonal”. Sí, funciona en los dos sentidos. Por ejemplo, dormir adecuadamente reduce el cortisol y participar en actividades sociales (si son positivas) eleva la oxitocina. Incluso el modo de pensar, y el lenguaje que utilizamos, provoca subidas y bajadas en los niveles de cortisol, de testosterona y oxitocina, de serotonina y dopamina.
Vuelta a Madrid en el vuelo desde Bérgamo a las 21,20 h. Mañana por la mañana, Málaga, para participar en una jornada sobre empresa y deporte. 

No hay comentarios: