Páginas vistas en total

sábado, 25 de marzo de 2017

¿Haces Casting o haces Historia? La Land en 14 notas


Segundo día en La Coruña, una de mis ciudades natales (la otra es Santander, la de mi familia materna, si bien estoy “hecho en” Zaragoza). La ciudad de María Pita alberga recuerdos inolvidables de felicidad… y le estoy muy agradecido.

Artículo de portada de la revista Fotogramas: ‘Enamorados de La La Land. Curiosidades y anécdotas del fenómeno del año’. Hace unos días, comentando la diferencia entre expert@s y meros opinantes (en el fútbol, en la política, en la religión), me refería a que si bien el Óscar a la mejor película ha recaído en ‘Moonlight’, la cinta que pasará a la historia es este musical de Damien Chazelle. Sin ninguna duda.
Quiero recoger los 14 puntos de este brillante análisis de Roger Salvans para llevarlo al Liderazgo personal y organizativo:
1. La magia de los musicales. “Los musicales fueron mi primer amor”, confiesa el joven director de 32 años, que quería contar “una historia contemporánea con técnicas del cine clásico”. La escena de ‘A lovely night’ (en Mulholland Drive, Parque Griffith) con Emma Stone y Ryan Gosling es un homenaje a Fred Astaire y Ginger Rogers (dos amantes que no saben que están enamorados). Se rodó en dos noches, a la hora del crepúsculo (la hora mágica), a 5-6 tomas por noche. Los protagonistas de esta historia de amor están tan naturales como geniales: el poder que se dan mutuamente.
2. La tierra de La La Land. La llamada “fábrica del sueños” o meca del cine, Los Ángeles, es también considerada la tierra prometida del arte. La localización es importante (ya hay tours que muestran los 48 escenarios de la película). Cuando se mantienen las 3 dimensiones del espacio, la cuarta (la del tiempo) va y viene como si nunca hubiera cambiado nada.
3. Un significado alternativo. “La La Land” también se refiere, según el diccionario Merriam-Webster, a un estado de ánimo eufórico desconectado de la realidad (aquí diríamos estar “a la luna de Valencia”). Estímulo-respuesta provocado en “quienes se atreven a soñar”. La cinta nos enseña los peligros de supeditar la felicidad personal al éxito profesional. “El amor es más grande que los personajes”. Por mucho que nos empeñemos, el amor siempre triunfa; es cuestión de tiempo. El caos se auto-organiza, antes o después.
4. El lado bueno de los personajes. Equipo. La responsable de los bailes de ‘La La Land’ es Mandy Moore, una talentosa coreógrafa de 40 años con experiencia en concursos televisivos y que nos deslumbró en ‘El lado bueno de las cosas’ (2012). Ella trabajó con la pareja protagonista durante cuatro meses a seis horas diarias porque Chazelle nunca se planteó usar dobles de baile. Tenían que ser Emma y Ryan, con sus fortalezas y oportunidades de mejora. Lo natural es mejor. A decir de Mandy, la escena más complicada fue la de la piscina (33 tomas). Los diez números musicales son de corrido, en planos secuencia y con muy pocos cortes. “No hay forma de esconder nada”.
5. Un proyecto con su propio tiempo. El director Damien Chazelle y el compositor de la película, Justin Hurwitz, fueron compañeros en la universidad de Harvard y tenían el guión y los primeros temas en 2010. Pero nadie quería financiar un musical de dos chavales sin experiencia. El éxito de ‘Whiplash’ (2014) les cambió la vida. Ya sabes que la unidad mínima de Liderazgo es el tándem: ésta es una nueva prueba de ello. Hurwitz creó 1.900 melodías diferentes; ‘City of stars’ y Audition (‘The fools who dream’) son sus favoritas. Ambas han aparecido ya en este Blog.
6. El Talento de Mr. Gosling. El que algo quiere algo (o mucho) le cuesta. Ryan se machacó durante  2’5 meses a 4 horas diarias aprendiendo a tocar el piano (y rechazó la nueva versión de ‘La bella y la bestia’ para este proyecto). Al parecer, Miles Teller (‘Whiplash’) salió porque su caché era desmesurado. Ryan y Damien se hicieron colegas hace tres años, y son conscientes de que “el talento que no se aprecia se deprecia”.
7. Una inspiración inesperada y festiva. El cuadro de David Hockney ‘A Bigger Splash’ (http://decoratt.es/cuadros-y-laminas/271-a-bigger-splash-david-hockney.html) es un referente cromático y sensitivo de Damien Chazelle, que le inspiró para la escena de la piscina (‘Someone in the crowd’). La naturaleza imita al arte… y viceversa. La inspiración se encuentra por doquier, porque innovar no es necesariamente inventar de la nada. La diseñadora de vestuario Mary Zophres se ha basado en Julie Christie, Ingrid Bergman, Grace Kelly y Katherine Hepburn: damas, ganadoras, independientes y con criterio. Su favorito es el vestido blanco que Emma Stone lleva en el epílogo de la película.
8. Entre la realidad y el sueño. Un objetivo del director fue retratar una situación tan real como onírica. Sí, hay momentos en la vida que parecen un sueño. En la cinta se consigue gracias al director artístico David Wasco, colaborador fetiche de Quentin Tarantino (‘Pulp Fiction’, 1994). “Vivir, morir, tal vez soñar”.
9. Un escenario con causa. El Observatorio Griffith, que aparece en ‘Rebelde sin causa’ de James Dean, es un icono de esta carta de amor en forma de película. En La Coruña serían la Torre de Hércules, el hotel Hesperia Finisterre o el Palexco. Símbolos que evocan por sí mismos.
10. Un día más, soleado. El primer número musical de ‘La La Land’ es un fenomenal atasco en el que la gente, lejos de estar enfadada o deprimida, canta y baila. El tema es ‘Another day of sun’ (mal traducido por ‘Otro día al sol’, es ‘Un día más, soleado’, por la buena temperatura de California durante las cuatro estaciones), que utilizamos en la MásterClass de Barcelona (Coaching y Aprendibilidad Organizativa) esta misma semana.
11. Willkommen, Emma. Desde que escribió el guión, Damien Chazelle pensaba en Emma Stone como protagonista, pero no sabía si podía cantar ni bailar (al parecer, la elegida era Emma Watson, que prefirió hacer ‘La Bella y la Bestia’). Hasta que vio a la Stone en el montaje de ‘Cabaret’ en Broadway. Todo un reto. A los 8 años, la madre de Emma le llevó a ver ‘Los Miserables’. Actriz y director se conocieron en un pase de ‘Los paraguas de Cherburgo’ (1964, con Catherine Deneuve) y, si bien a Emma le aterró la idea de interpretar a Mía, se puso a culminar el reto.
12. Siempre nos quedará París. Nada es casual. El café donde rodaron las escenas de Mía como especie de empleada de Starbucks está situado frente al decorado de la ventana de París en ‘Casablanca’ (1942). Un guiño a Bogart y especialmente a Ingrid Bergman, referente de Mía (como puede apreciarse en la decoración de su cuarto). Así se siente ella y así se viste. Imagen de Marca. Los protagonistas, en su tercera película juntos, muestran “química fuera de la cámara”.
13. El cóctel visual de Chazelle. Este músico reconvertido a director de cine adora, además del mencionado ‘Los paraguas de Cherburgo’, musicales clásicos como ‘En alas de la danza’ (1936), ‘Un americano en París’ (1951) o ‘Cantando bajo la lluvia’ (1952), además de la romántica ‘Tú y yo’ (1957), con Cary Grant y Deborah Kerr. Algo para recordar.
14. La reina del baile. ‘La La Land’ ha cosechado 14 nominaciones a los Óscar, igualando los récords de ‘Titanic’ y ‘Eva al desnudo’  (ha logrado 6); 7 Globos de Oro (el más premiado de la historia), 5 BAFTA del cine británico, la Copa Volpi del Festival de Venecia, Premio del Público en Toronto y así hasta 185 galardones. ¿Y el ROI, el retorno de la inversión? Con un presupuesto de 30 M $, la película ha obtenido unos 450 M $ (dos tercios, fuera de EE UU). Para un musical que nadie quería producir, como dice Roger Salvans, “es una invitación a soñar”.

“Me encantan las historias de amor en las que los protagonistas no acaban juntos”, ha declarado Damien Chazelle. Bueno, un servidor siente que hay un final alternativo (o mejor, complementario). He visto la peli cuatro veces (porque he ido “convenciendo” a distintas personas, entre ellas Zoe, que debían verla… y me lo han agradecido) y en la última descubrí que Sebastian (Ryan Goslin) le dice a su hermana cuando coinciden en casa: “Dejo que la vida me golpee hasta que yo contraataco. Es el clásico rope-a-dope (el estilo de Cassius Clay, Muhammad Alí). Su hermana precisamente le llama “Alí”. El que está en posición perdedora resulta el vencedor final. GRIT: Pasión y Perseverancia.

El tema de ‘La La Land’ que incluyo hoy en el Blog (después de haber puesto ‘City of Stars’, ‘The fools who dream’ y ‘another day in the sun’) es ‘A lovely night’: www.youtube.com/watch?v=c7MglDzGIWY ¿De Amor, de Desamor? ¿Quién sabe?      

No hay comentarios: