Páginas vistas en total

jueves, 19 de enero de 2017

¿Liderazgo Moral como respuesta a los tiempos difíciles?


Jornada en Madrid de reuniones con empresas clientes esta mañana, con el denominador común de la importancia del Liderazgo (clave de la atracción, desarrollo y compromiso del Talento). Y por la tarde, encuentros con tres medios de comunicación sobre Gestión de Carreras Profesionales y Liderazgo Innovador (el/la líder  como coach de carrera de sus colaboradores). Mi gratitud a quienes lo habéis hecho posible en ambos casos.
Tenía pendiente comentar los artículos del especial de Financial Times antes de ayer con motivo de la inauguración del Foro Económico Mundial en Davos.
Gideon Rachman comentaba que el lema del WEF, “Dedicados a mejorar el estilo del mundo” podría transformarse en “Defendiéndonos de un mundo hostil”. Con Trump de presidente y el éxito del Brexit, el globalismo que preconiza Davos parece en horas bajas. Ya sabes que mañana acaba el encuentro e inaugura su presidencia el controvertido magnate neoyorkino.
Andrew Hill pedía combinar la rentabilidad a corto plazo con la perspectiva a largo. “Por supuesto que cuido de los accionistas y me ocupo del beneficio, pero mi prioridad es que mis clientes se sientan felices”, Felke Sijbesma, CEO de DSM, una empresa holandesa con 115 años de historia. Como primer ejecutivo de su compañía, propugna que separar la RSC (Responsabilidad Social Corporativa) del resto de actividades es un sinsentido. Un estudio reciente considera que el 60% de los directivos prefiere hacer planes a tres años, pero sólo un tercio de ellos se atreve. Lars Rebien Sorensen, CEO de Novo Nordisk que por segundo año consecutivo ha sido nombrado por la Harvard Business Review el mejor ejecutivo del mundo, se propone objetivos medioambientales, sociales y de gobernanza más allá de los financieros.
Martin Wolf piensa que el populismo no nos va a llevar a un mundo mejor. después de duplicarse el comercio mundial entre 1970 y 2007, tras la crisis se ha estancado. La Pax Americana, el dominio estadounidense desde la II Guerra Mundial, parece llegar a su fin. Por si esto fuera poco, explica Alan Beattie, el presidente Trump ve la economía global como un juego de suma cero (lo que ganan unos lo pierden otros).
En la era de la Inteligencia Artificial lo que marcará la diferencia será el L3 (Aprendizaje Permanente, Life-long learning). La educación, ya sabes, es la mejor inversión en este mundo tan acelerado.

Mary Robinson, la que fuera presidenta de Irlanda y en la actualidad Alta Comisaria de Naciones Unidas para los derechos humanos y miembro de ‘The Elders’ (Los Mayores), asociación fundada por Nelson Mandela, nos propone un Liderazgo Moral para tiempos difíciles.
Millones de personas, opina la Sra. Robinson, sienten que el actual sistema va contra sus intereses, desde los operarios desempleados en el “cinturón de hierro” de EE UU a los habitantes de las islas del Pacífico Sur preocupados por el cambio climático.  “Sabemos por la historia que el populismo no ofrece soluciones reales, sino falsas esperanzas y chivos expiatorios”. Pero también que hay ciertos políticos que explotan los problemas para su ventaja. “Hay terremotos potenciales en la política no sólo en Estados Unidos, sino en Europa, Irán, India y África”. Se están elevando en el planeta los niveles de xenofobia, intolerancia, estrechez de miras, tensiones, descontento con visiones sobre la raza, el género y la religión que parecían trasnochadas. En los últimos doce meses el discurso público se ha vulgarizado y las mujeres y minorías han sufrido abusos e intimidación.   
Si bien algunos políticos piensan que es una revuelta contra el sistema de gobernanza tras la II Guerra Mundial, Mary Robinson piensa que los valores que formaron las Naciones Unidas y que se recogen en la Declaración Universal de Derechos Humanos son tan relevantes hoy como en los años 40. “Al mismo tiempo necesitamos hacer cambios en el sistema internacional de gobernanza para que sea más resiliente, robusto y representativo, y equiparlo para que se adapte a las nuevas realidades sociopolíticas y a los retos más complejos, incluidos el cambio climático, los movimientos migratorios y la creciente desigualdad”.
La Sra. Robinson exhorta a los líderes políticos, sociales y empresariales a mostrarse firmes en los valores comunes de dignidad para el ser humano, para un sistema sostenible para las personas y para el planeta. Como miembro de ‘The Elders’ (Los Mayores), recuerda las palabras de Nelson Mandela: “Quienes se conducen a sí mismos con moralidad, integridad y consistencia no temen a las fuerzas de la inmoralidad y la crueldad”. No son tiempos de optimismo ingenuo, pero sí de esperanza en el futuro.

¿No es acaso ético, moral, todo Liderazgo? Me temo que no. El/la líder se caracteriza por marcar la pauta (visión de futuro), hacer equipo (contar con seguidores) e infundir energía. Vale para Mandela o Churchill, Bin Laden o Hitler, Abraham Lincoln o Gandhi, Trump o Putin. Si bien “la ética es el modo más inteligente de vivir” (José Antonio Marina), hay líderes éticos y quienes no lo son tanto…

Desde el punto de vista de la Credibilidad, los líderes faltos de ética tienen un recorrido mucho más corto. Pero ésa es otra historia.

La canción de hoy, ‘Addicted to love’ de Robert Palmer: www.youtube.com/watch?v=XcATvu5f9vE

No hay comentarios: