Páginas vistas en total

lunes, 2 de enero de 2017

La Revolución de las Plataformas (I)


Hoy cumple mi hija Zoe 16 maravillosos años y no me puedo sentir más orgulloso de ella. Empezó a celebrarlo aquí en Nueva York a las 6 pm (medianoche en España), con mensajes y llamadas de amig@s y parientes. Después fuimos a un mexicano (Dos Caminos) y hoy cenaremos en ‘The View’, en Times Square (quería que hubiéramos ido a ‘Zoe’, un restaurante griego en Manhattan Sur al que fuimos su madre y yo antes de que ella naciera, pero lo han cerrado; así como el restaurante y local de ocio en la calle Juan Bravo de Madrid. La vida es efímera y por eso hay que disfrutarla con intensidad). Muchísimas gracias a todas las personas que me habéis felicitado por este aniversario, y por supuesto a Zoe por ser como eres.

Ayer fuimos al Empire State Building, el Madison Square Garden, Broadway (almuerzo en el Bubba, de Forrest Gump) y Midtown. Hoy tocaban el Guggenheim, el Metropolitan, Top of the Rock (Rockefeller Center) y Naciones Unidas.
He estado leyendo ‘Platform Revolution’ (La Revolución de las Plataformas) de Geoffrey Parker, Marshall Van Alstym y Sangeet Paul Choudry. Un libro importante. Me atrevo a decir que es a las plataformas (Uber, Airbnb, Alibaba, Google, Amazon, Apple, Facebook, eBay, Twitter, Instagram) lo que fue ‘Generación de Modelos de Negocio’ de Osterwalder y Pygneur en el pasado reciente, con su canvas estratégico. Las plataformas se están imponiendo a los “negocios de pipeline” porque son más innovadores, más eficientes y tratan mejor al clientes. Porque aprovechan más y mejor el talento y el equipo (el talento colectivo). Hora es de que las entendamos mejor.
El texto merece que le dedique varias entradas en el Blog.
¿Por qué son “una revolución”? Los autores comentan el caso de Airbnb (Bed & Breakfast), que presentaron Brian Chemsky y Joe Gebbia en San Francisco en octubre del 2007 y que hoy (119 países, medio millón de propiedades, un valor de más de 10.000 M $) lidera los alojamientos turísticos. “Una plataforma es un negocio basado en la creación de interacciones de generación de valor entre productores externos y consumidores”. La tecnología digital lo ha hecho posible. Como utilizan recursos que no poseen ni controlan, las plataformas crecen mucho más rápidamente. Invierten la estructura de las empresas, de “inward focus” (de dentro a fuera) a “outward focus” (de fuera a dentro). El expertise sobre plataformas es crucial para el Liderazgo.
El poder de las plataformas reside en las “network effects” (efectos de red). En 2014, el profesor de la NYU Asmath Damodaran, experto en valoración de compañías, comentó que Uber no valía tanto como se creía, porque el mercado de taxis de San Francisco era limitado. Bill Gurley, inversor del Sillicon Valley, replicó que la clave estaba en la potencialidad. Damodaran se equivocó en un orden de 1/25 (apenas captó el 4% del valor de Uber). Son las “economías de escala de demanda”, que se autoalimentan (yin-yang). En el Capitalismo, las economías de escala eran de oferta (cuanto más grande la empresa, más eficiente). En el Talentismo son de demanda (si la empresa es atractiva, maximiza la creación de valor), con cuatro efectos de red: del mismo lado (positivos y negativos), de lado cruzado (+ y -). Las plataformas que triunfan tienen éxito en los cuatro efectos. “El valor de las plataformas procede de las comunidades humanas”. Es decir, del talento en ambos lados, productores y consumidores. El ecosistema de talento (tribus) es la ventaja competitiva y la dominancia del mercado.
Arquitectura: Cómo diseñar una plataforma de éxito. Debe comenzar con una “core interaction” (interacción nuclear), que es el corazón de la misión de generación de valor de la plataforma. Sus elementos son: participantes, unidad de valor y filtro. El esencial (y más difícil de controlar) es el “value unit”, la unidad de valor. Para que la interacción nuclear sea fácil e inevitable, se requieren tres funciones: atraer (pull), facilitar y encajar (match). Para crecer, las plataformas deben expandir esa interacción, atrayendo a nuevos participantes al proceso. También hay que dejar lugar, explican los autores, para la serendipia y lo inesperado.
Disrupción: Cómo conquistan las plataformas y transforman los mercados. “El software se está comiendo el mundo” (Marc Andreassen, Netscape). Las plataformas vencen a los “negocios de pipeline” reconfigurando la creación de valor por nuevas fuentes de oferta, de comportamiento del consumidor (acceso), del control por la administración de los productos (community-driven curation). También provocan cambios estructurales de los sectores, por re-intermediación, separación de la propiedad y el control y agregación de mercados. Hay pipelines que se están convirtiendo en plataformas: Nike, Apple, GE, Siemens, Haier.
¿Cómo lanzar una plataforma? Los autores explican el caso de PayPal y la necesidad del “crecimiento viral” (una estrategia “pull” más que “push”). Hay 8 maneras posibles de lanzarlas: seguir a la liebre, acceso de red (piggyback), lanzar semillas (seeding), por recepción (marquee), de un solo lado (single-side), por evangelistas productores, big-bang (explosión) o micromercados. El “viral growth” (crecimiento viral) se obtiene por los lanzadores (sender), unidad de valor, red externa y recipiente (recipient).
En próximas entradas me referiré a la Monetización (la captura del valor creado por los efectos de red), la Apertura (lo que pueden hacer y no hacer los usuarios y los partners), la Gobernanza (políticas de crecimiento e incremento de valor), las nuevas Métricas (lo que realmente importa), la Estrategia (el cambio de las reglas del juego), las regulación y el futuro de la “platform revolution”.
Estos profesores de la Iniciativa MIT de Economía Digital (Parker y Van Alstyn) y asesor de la Alta Dirección (Choudary) explican como nadie cómo transformar nuestras empresas (y nuestra marca personal) en plataformas de éxito. Fascinante.
En otro orden de cosas, ayer estuve viendo en TV ‘Wishful Drinking’, monólogo de Carrie Fisher en la que habla de sus padres (las celebridades Debbie Reynolds y Eddie Fisher), su boda con Paul Simon (bajito, cantante y judío como su padre), su siguiente matrimonio con un homosexual, el personaje de la princesa Leia, su novela ‘Postales desde el cielo’, sus adicciones y su tratamiento psiquiátrico… Es importante saber reírse de un@ mism@ como hizo ella. DEP. Podemos ver un fragmento en YouTube: www.youtube.com/watch?v=PGEMwtj68FQ&list=PL9zgO-JwZmzvumXvZZYX5JSfvKcYDYx6b

La canción de hoy la ha elegido Zoe: ‘Don’t threaten me with a good time’ de Panic at the Disco www.youtube.com/watch?v=H5NqIsnyTG8 Un chico conoce en un bar a una chica que en realidad es un alien, le lleva a su casa y se lo come. Música para centenials.           

No hay comentarios: