Páginas vistas en total

martes, 17 de enero de 2017

Cómo y Por qué nos transforma el PODER


Llegué ayer muy satisfecho de Barcelona por el trabajo con l@s 21 directiv@s de primer nivel de una multinacional industrial a la que, no por casualidad, le están yendo muy bien las cosas (en España, mejor que en otras plantas de Europa) y es consciente de que compite contra sí misma (para lograr su mejor versión) y debe introducir más diversidad (de género, de edades, de estudios, de experiencias) ahora que tiene éxito para ganar el futuro. Me encanta comprobar que dominan el Diversigrama (eneagrama aplicado al mundo profesional) y que desarrollan su Liderazgo no sólo con un modelo y perfil propios (imprescindibles hoy en día), sino desde la tolerancia inteligente, conociéndose a sí mism@s y el diversitipo de l@s demás. Así se avanza en equipos de alto rendimiento, desde el aprovechamiento de la diversidad intangible. De nuevo, mi gratitud a Rafa (qué gran tándem) y a quienes en la empresa cliente lo hicieron posible.

Hoy AVE a Villena, una ciudad (desde 1525, año en el que Carlos V la dotó de esta carta de naturaleza) de 35.000 habitantes. Su alcalde, Francisco Javier Esquembre (1962), es el primer edil ecologista de nuestro país. Un médico que obtuvo el consistorio en 2011 en coalición con el PSPV y una parte del PP y que cuatro años después logró una holgada mayoría absoluta. Una persona que aprende y practica el Liderazgo Innovador. En Villena he hablado esta tarde del “Triángulo del Valor: Talento, Liderazgo y Marca”. Ya sabes que Valor es lo que los clientes (externos, internos, ciudadanos) esperan de ti. Si eres una “marca blanca”, una marca de distribuidor (intercambiable), no esperan nada. Si eres una “marca de alto valor” esperan mucho (como Cristiano Ronaldo, cuya Marca vale más de 102 M € y se ha duplicado en desde 2015 con la consecución de la Champions, la Eurocopa de selecciones con Portugal y el Mundial de Clubs en 2016). Citando a Jeff Bezos, “your brand is what other people say about you when you’re not in the room” (Tu Marca es lo que dicen de ti cuando no estás presente). Si “entregas” (delivery) aún más de lo que esperan de ti, ahí está la excelencia (que, como nos enseñó Aristóteles, no debe ser un acto sino un hábito).

He estado leyendo el número de enero-febrero 2017 de ‘Mente y Cerebro’,  versión española de la revista de psicología y neurociencias ‘Gehirn und Geist’. En portada, ‘El poder del PODER. Cómo y por qué nos transforma’. Theodor Schaarschimdt se pregunta si ‘¿Nos transforma el poder?’. Al parecer, quienes logran el mayor cargo en el ámbito político o empresarial, suelen convertirse en otra persona. Este periodista y psicólogo pone como ejemplo a Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía. De niño vendía rosquillas de sésamo en el puerto de Estambul. Quería ser futbolista y predicador. Los votantes confiaron en Erdogan porque “era uno de ellos”. Según el autor, hoy es “una persona ególatra y sedienta de poder” que ha pasado de reformista a abusador. En palabras del historiador John Dalbert-Acton: “El poder corrompe; el poder absoluto corrompe absolutamente”. Bertrand Russel dijo que el poder en sociedad es como la energía en la física: el impulso básico del ser humano. Adam Galinsky (Columbia) que el poder permite a las personas actuar libremente.
“Las personas con y sin poder viven en mundos completamente distintos”, Dacher Kelner (Berkeley). Las personas se atienen menos a las normas sociales cuanto más poder ganan. “Cuando las personas alcanzan puestos de poder, sobreestiman sus capacidades, corren mayores riesgos, tienden a pensar a partir de estereotipos e ignoran con mayor frecuencia los puntos de vista del resto de congéneres”. Es la “paradoja del poder” que ha enunciado Kelner: se  pierde buena parte del talento. Las personas más influyentes son más conceptuales (Pamela Smith, UCSD) y no se pierden en los detalles.
Doble moral: las personas poderosas pueden ser más laxas en relación a la ética (Joris Lamers, Universidad de Colonia). “En lugar de emplear su influencia para favorecer el bienestar del grupo, los poderosos actúan a menudo en beneficio propio; también muestran poca empatía”. Que el poder sea personal o social (McClelland) depende de la situación politica, la cultura corporativa y la propia persona. Theodor concluye: “El poder puede corromper, pero no tiene por qué”.
Estupendo artículo. Creo que el Coaching Estratégico es muy valioso para desarrollar las 3 H de Manfred Kets de Vries (Humildad, Humanidad y sentido del Humor), de las que hablé en ‘La sensación de fluidez’, que evitan que los líderes “se pasen de rosca”. El mencionado psicólogo social Joris Lammers es entrevistado por Theodor Schaarschmidt: Necesitamos el poder porque “los humanos somos una especia cooperativa y practicamos el reparto de tareas”. Perseguimos objetivos personales y sociales. “El poder nos hace ser otro” (su investigación demuestra que las personas poderosas ven el mundo de otra manera”. Los maquiavélicos, psicópatas o narcisistas no deben asumir tareas de liderazgo, “puesto que acostumbran a amenazar, manipular o aprovecharse de los demás”. Es mejor el altruismo, la generosidad. Galinsky compara el poder con el acelerador de un coche: imprescindible para avanzar, pero necesita de un volante.

En la misma publicación especializada:
- Los niños aprenden mejor cuando la información se rodea de magia e imaginación. Son las ventajas de la fantasía: Deena Weisberg, Universidad de Pensilvania.
- Neurociencia cultural. La dotación genética influye en nuestro comportamiento; el ambiente cultural condiciona cómo se produce esta influencia. Genes idénticos piensan cosas contrarias en culturas diferentes.
- Fotografiar las experiencias agradables aumenta su disfrute: Kristin Diehl, USC. “Inmortalizar las vivencias intensifica las sensaciones”.
- La anorexia modifica el cerebro y la dotación genética de quien la sufre, en un círculo vicioso. Hay salidas, afortunadamente.
- Rendimiento de élite en el deporte: el éxito lo da una mezcla correcta de talento físico, rasgos psicológicos y experiencia vital. A partir de una habilidad, los deportistas de élite tienen gran capacidad para lograr una forma física, más experiencias de fluidez y “hacer que suceda” (making things happen: logro). El psicólogo del deporte Tim Woodman (Universidad de Bangor, Gales) ha demostrado que los deportistas de superélite suelen compartir traumas a edad temprana (“pérdida original”) y recuperación a través del deporte. “Para ellos es muy importante no perder”. También son más implacables y egoístas en su actividad. “Existen jugadores que brillan y otros que ayudan”.
- Coaches deportivos. Los mejores comparten una serie de atributos (Daniel R. Gould, Michigan State). Son expertos en motivación (Edward Deci, Richard M. Ryan, Universidad de Rochester, NY), dominan las relaciones sociales (Jonathan Fader) e inculcan autonomía (Richard De Charms). “La opinión de un entrenador sobre la competencia de un deportista influye más en la imagen que tiene el deportista que la propia”. “Los mejores coaches comienzan diciendo algo positivo. Las personas necesitan sentir que estás de su parte para aceptar lo que estás dciciendo” (Jonathan Fader).
‘Mente y cerebro’ nos recomienda, entre otros, los libros ‘¿Qué pasa en tu cabeza?’ de Sara Capogrossi y Simone Macri (2015), una amena introducción a la Neurociencia, o ‘Aprenda a estresarse. Cómo convertir una amenaza en una oportunidad’, de José Carlos Fuertes (2016).

Hablando de poder y liderazgo, el especial de Forbes (con el CEO de Uber en portada) nos presenta a las celebridades con mayor fortuna: George Lucas (4.600 M $), Spielberg, Oprah, Jordan, Copperfield, etc (en el Top 20, Madonna y Barbra Streisand). Entre las 74 personas con mayor poder del planeta: Putin, Trump, Merkel, Xi Jiping, el Papa, Gates, Larry Page (Google), Zuckerberg (Facebook), Mario Draghi, Theresa May, Jeff Bezos, Slim, Netanyahu, Jeffrey Immelt (GE), François Hollande, Toyoda, Guterres (UN). Travis Kalanick (quédate con esta Marca, la del fundador de Uber, porque es el nuevo Steve Jobs) comenta que la oportunidad es de billones. Su empresa ya vale 68.000 M $, porque cuenta con más de 1.000 M de personas conectadas. De conductores a los responsables de tu movilidad.

Hoy ha comenzado de facto el Foro Económico Mundial en Davos, que seguiremos virtualmente (ManpowerGroup es el socio de talento desde hace 13 ediciones) y se ha presentado en Barcelona el Índice ManpowerGroup de empleo con Raúl Grijalba con el profesor Josep Oliver. Ya sabes, en 2017 crecimiento de 421.000 empleos en España en un entorno de escasez de talento y migración de talento. La Empleabilidad (desde las competencias digitales a la actitud, el compromiso y el encaje cultural) es “the name of the game”, el nombre del juego. Necesitamos un #PactoporlaEmpleabilidad  

En el AVE he estado escuchando el último DVD de Thalia, que me encanta, desde el ‘Bésame’ al sorprendente ‘Dime si ahora’. 
La canción de hoy, ligada a poder, es ‘I Believe in you’ de Michael Bublé: www.youtube.com/watch?v=uezNRFqaSUY “You are the light that lifts me higher. So bright, you guide me through. I believe in you”.