Páginas vistas en total

lunes, 18 de diciembre de 2017

De la mala negociación a la baja inversión en I+D


Jornada entre Madrid y Lleida. Esta semana pasaré un par de días en Catalunya (mañana, en Barcelona). Por la mañana, reuniones con l@s compañer@s de Right Management de cara al final de temporada en este ejercicio récord. Por la tarde, con los alumni de ESADE, participo en la presentación de ‘¡Vamos!’ en la ciudad natal de la autora, Marta Grañó. Un honor y un placer, dado que este texto resulta enormemente para desarrollar la iniciativa emprendedora. Ya sabes, código ESEM: Las Empresas sin Emprendedores Mueren. Emprender, Aprender, Sorprender… para Vencer.
De la prensa de ayer domingo, comienzo una vez más con José Antonio Marina, que sigue analizando las “palabras pervertidas”. En este caso, “negociar”. Como bien señala JAM, “una palabra sin prestigio en la cultura española”. Etimológicamente el “no-ocio” es el trabajo, la ocupacio. “Indebidamente se reservó para la actividad comercial”. El negociante trata de obtener benficio; el negociador resuelve conflictos. Marina propone enseñar el arte de la negociación desde la escuela. Cuatro principios básicos: no todo se puede negociar (por ejemplo, delitos de sangre); para negociar hay que usar un lenguaje común; dos posturas vician la negociación: ceder antes de tiempo y encastillarse en posiciones inamovibles (ni la cobardía ni la temeridad del fanático funcionan, lo que me ha recordado el “justo medio” aristotélico respecto a la valentía); la buena negociación es un juego de suma positiva (beneficio mutuo). Por eso es  un arte, que depende de la creatividad.
Nuño Domingo se preguntaba ‘¿Qué ha ido mal en la investigación? Según un informe de la Comisión Europea (marzo 2017), dos tercios del crecimiento de la economía española entre 1995 y 2007 se deben al I+D+i. Sin embargo, el presidente del gobierno tardó tres años en pisar un centro de investigación, el CNIC amenaza con perder el 7% de su plantilla y el CNIO el 10%. Los principales países de la UE han aumentado considerablemente la inversión en I+D: Gran Bretaña, 39’3%; Alemania, 37’9%; la media de los 28, 27’4%; Francia, 13’6%; Italia, 12’5%. España ha caído un 9’1%. Afortunadamente, las colaboraciones internacionales son el 46% y por eso nuestro país es el octavo en producción científica. La UE invierte el 2’03% de su PIB  y España la mitad, el 1’19%. Maravilloso.
Pablo Pardo, desde Washington, nos presentaba un día en la vida del presidente Trump. Duerme 5 horas, bebe 4’3 litros de Coca Cola (12 latas, el equivalente a 11 cafés), no practica deporte (a excepción del golf: 79 veces desde que llegó a la Casa Blanca, uno de cada cuatro días), ve 4-8 horas de televisión (se pone de buen o mal humor según vea la Fox o CNN), tuitea como un poseso, mantiene una relación ártica con su esposa Melania, destaca por su falta de concentración y mantiene el nivel de popularidad presidencial más bajo de la historia.
Juan Carlos Sanz, desde Jerusalén, analizaba los siete años desde la “primavera árabe”. De la frustración al silencio. Túnez es la cara y Egipto, la cruz. En Libia hay vacío de poder, Siria está “expulsada del futuro”, Yemen ha tratado de fraguar una alianza imposible, Bahrein sufre la represión sectaria, Argelia vadea la crisis como puede y Marruecos ha vivido una marcha atrás. Una lástima.
La historiadora canadiense Margaret McMillan (Toronto, 1943) acaba de publicar ‘Las personas de la historia. Sobre la persuasión y el arte del liderazgo’. La entrevista Emilia Mendiluce: “Sólo Trump y Xi Jiping serán decisivos en la historia”. Distingue cinco tipos de personajes: persuasivos, arrogantes, osados, curiosos y observadores. “La Historia ayuda a moldear nuestra identidad”, “La importancia de los líderes se aprecia en Cataluña. Con otros líderes sería más fácil buscar un acuerdo”, ¿líderes españoles? Pizarro, Cortés, Franco, Carlos V, Isabel y Fernando. “Los conquistadores españoles ayudaron a forjar un nuevo mundo. Crearon los cimientos de una nueva sociedad. Dejaron la lengua, claro. Y el hecho de que la mayoría de los iberoamericanos sean católicos es una prueba de que la principal motivación de la conquista era religiosa”.
Ian Bruma, director del ‘The New York Times Review of Books’: “El miedo va ganando en un mundo cada vez más polarizado”. Sobre Donald Trump (“perro ladrador y poco mordedor”), opina que está organizando un esfuerzo para debilitar la democracia.
‘La riqueza que se pierde por la desigualdad de género’, por María Fernández. La discriminación le cuesta a la UE más de 3 billones de euros, el triple del PIB español. Joaquín Estefanía escribía sobre las paradojas económicas: la “paradoja de Kaldor” (los países que elevan sus exportaciones también elevan sus costes laborales), la “paradoja de Lucas” (el capital no fluye de los países desarrollados a los países en vías de desarrollo, a pesar de sus menores niveles de capital por persona), la “paradoja de la austeridad” de Keynes (si todo el mundo ahorra, la demanda total cae y el ahorro total será más bajo), las “retóricas de la intransigencia” de Hirschman: la perversidad (las acciones delibradas para mejorar el orden político lo empeoran), la futilidad (las tentativas de transformación no sirven) y el riesgo (las promesas tienen un coste demasiado alto respecto a los logros conseguidos), además de la “destrucción creativa” de Schumpeter y el “dilema de prisionero”. Citando a Víctor Hugo, “toda realidad encierra, en el fondo, una paradoja”.
Xavier Vidal-Folch se plantea ‘Cómo crear 280.000 empleos’: el acuerdo UE-Japón (8 de diciembre) que abarca al 40% del comercio mundial. Entrará en vigor el primer semestre de 2019, con unas exportaciones adicionales hacia el país del sol naciente de 20.000 M € (el 24% de los actuales 86.000 M € anuales). El principal beneficiado será la industria del automóvil.
Gregorio Belinchón escribía sobre Robin Wright (la protagonista de ‘House of Cards’). Una de las 100 personas más influyentes del planeta, luchadora contra la desigualdad salarial entre hombres y mujeres.
Finalmente, ‘La vida pasa por unas siete empresas’, por Ramón Oliver. Parte de quien fuera presidente del Banco Central, Alfonso Escámez (1916-2010), que entró en la entidad a los 12 años. Entre los “baby boomers” (nacidos entre 1946 y 1964), lo normal era 3 empresas a lo largo de su carrera profesional. En los Milenials serán unas 7 empresas. En el artículo se cuenta el caso de Héctor Martínez, director de marketing y captación de Securitas Direct, que entró hace 19 años en la tecnológica especializada en protección. En opinión de Álvaro Vázquez, DRH de Securitas Direct, “siempre damos prioridad a nuestra gente”.
Un servidor, en más de 30 años de carrera profesional, ha pasado por nueve empresas: la UIMP (Universidad Internacional Menéndez Pelayo), Honeywell (Minneapolis), Arthur Andersen, Coopers & Lybrand, Areté, HayGroup, eurotalent, IDEO y ManpowerGroup. Dos tercios de ellas ya no existen; así es la tasa de mortalidad corporativa.
La canción de hoy es ‘Devuélveme la vida’, de Antonio Orozco con Malú: www.youtube.com/watch?v=NNF9WrO005s  “Intentaré convencerte que siempre te amé”.

domingo, 17 de diciembre de 2017

#ESEM: las Empresas Sin Emprendedores Mueren


Domingo muy soleado en Madrid. Desayuno en una terraza (cerrada, eso sí) y mañana de compritas prenavideñas.
Revista Emprendedores de este mes de diciembre. La publicación que dirige Alejandro Vesga lleva en portada “¿Cuál ha sido la mejor decisión de tu vida? 34 emprendedores nos revelan cuál ha sido su mejor acierto empresarial”. De todos los consejos, me quedo con estos diez:
- Raúl Jiménez (Minube): dar prioridad a la rentabilidad frente al crecimiento.
- Enrique Serrano (Tinámica): Dejar un puestazo en una multinacional para emprender. “¿Quiero ser un hámster o un ratón colorao?”.
- Lourdes Ferrer (Percentil): Emprender en pareja.
- Javier Megías (Startxplorer): Embarcarme en un proyecto más escalable.
- Laura Martínez del Pozo (Peseta): Crear una cultura de empresa basada en la calidad de vida.
- Gonzalo Ulloa (Bufete U&Law): Crear una Marca antes de montar una empresa.
- Olga Martínez (About International Media): Mantenerme fiel a la esencia del negocio.
- Francisco Oritz (Xtraice): Buscar un prescriptor para generar confianza en nuestro negocio.
- Carlos Barón (Tradeco): Cambiar el modelo de negocio.
- Inés Ures (Mediquo): Buscar personas a las que no me importaría tener como jefes.
- Pablo del Pozo (Viajes Nuba): Escoger a los socios adecuados a cada tramo de la empresa.
- Cristina Aristoy (Singularu): Pasar cualquier decisión por el tamiz de lo que opine el cliente.
- Andrés de España (3Dids): Centrarme en lo que mejor sabemos hacer.
- Andrés Manso (Incubio): Crear mi propio equipo de ventas para llegar a grandes clientes.
- Nacho de Pinedo (ISDI): Intraemprender antes de montar mi negocio.
- Daniel Mayo (vivood Landscape Hotel): Pivotar cuando las cosas van bien.
- Ricardo Lop (Aceros de Hispania): Revisar todos los procesos de negocio.
Mi gratitud a Pilar Alcázar, que ha elaborado un Dossier muy interesante. En términos de Cuadro de Mando Integral (Balanced Scorecard) decisiones sobre Talento, Procesos, Clientes… y los Resultados llegan, porque el éxito no es por casualidad.
En Oportunidades de Negocio (coordinado por Rafa Galán), ‘7 ideas extranjeras para importar ya a nuestro país’: ayudar a concesionarios de coches a vender más, nueva forma de hacer mudanzas, gestión de eventos corporativos, mentores digitales, externalización del CFO (Director Financiero), Reinventar el club, Neurociencia para contratar. Negocios con riesgos calculados: invertir en arte online inteligente (arthena), servicio de suscripción de café (crema.co), club Premium de festivales (everfest), administradores de minifincas (hormigo), inversión inmobiliaria para milenials (mashvisor), habitación Airbnb por horas (space.popnrest.com), alquiler de espacios libres en peluquerías (shearshare).
Entrevistas a tres ejecutivos que admiro especialmente:
- Adolfo Ramírez (autor de ‘Digitalízate o Desaparece’): “La Transformación Digital es un plan que afecta a toda la organización”. Su libro está basado en la experiencia (la suya y la de vari@s profesionales).
- Kike Sarasola (presidente de Room Mate): “Para evitar la turismofobia este sector debe aprender a convivir con la ciudad”.
- Chema Alonso (CDO de Telefónica): “Las empresas que no tienen emprendedores en su staff, mueren”. Prefiero llamarlo el código ESEM (las Empresas Sin Emprendedores Mueren). Es e corolario de la ley del Aprendizaje de José Antonio Marina: Las empresas para sobrevivir deben aprender (emprender) al ritmo del entorno; y para progresar, aprender (emprender) más rápido que el entorno. Recordemos que “prehender” en latín es agarrar, coger, asir. Cojamos el toro por los cuernos, como emprendedoras/es.
En la revista Ego (que se entrega conjuntamente con Emprendedores), un artículo muy interesante sobre el LUJO de Gemma Cardona, Ana Pérez y Joana Uribe: “El lujo es cada vez menos ostentoso y más acorde con experiencias, innovación, exclusividad y la prestación de un servicio que el cliente quiere. España ocupa la quinta plaza europea en este mercado, que no ha sufrido la crisis como otros. Por segmentos, a nosotros nos gustan sobre todo los productos gourmet”. Lucía Dotto (Relais Chateaux): “Ahora buscamos la excelencia en el trato”. Gonzalo Gimeno (Elefant Travel): “Un viaje de lujo no es viajar en business y a un hotel de cinco estrellas, sino que la experiencia global te genere unas emociones que no olvides nunca”. Rosa Tous: “Una joya siempre está vinculada a un momento especial que para cada persona representa un lujo. Nos gusta estar en los momentos importantes de nuestros clientes”. El chef Ramón Freixá: “Mi objeto fetiche es la cuchara. Es sensual y sirve para probar los platos. Y entre los productos, escogería la trufa, el tomate y el chocolate, que para mí siempre están presentes”. Consuelo Durán, mecenas: “La pieza que más recuerdo es un Zurbarán, ‘El carnero pequeño’, que ahora está expuesto en el Prado”. Luis Antonio Ruiz (Jaguar-Land Rover): “La movilidad del futuro pasa por el cambio de mentalidad, de poseer a usar un vehículo. La transición hacia el coche eléctrico va a ser más lenta”.

La canción de hoy (por aquello del Código ESEM) es ‘Live and let die’, en la versión de Guns n Roses: www.youtube.com/watch?v=6D9vAItORgE o en la de Paul McCartney y los Wings: www.youtube.com/watch?v=nR46gQLyxuE
Y sobre lujo, “Breakfast in Tiffany’s” de Deep Blue Something: www.youtube.com/watch?v=1ClCpfeIELw “I see you, the only one who knew me/ But now your eyes see through me/ I guess I was wrong”.         

sábado, 16 de diciembre de 2017

Tácticas valiosas de influencia y persuasión, por Javier Luxor


Navidad madrileña. Esta mañana hemos estado en la puerta del Sol, el mercadillo de la Plaza Mayor, el Cortylandia junto a la plaza de los Mostenses y la Gran Vía, pasando por La Casa del Libro y la FNAC de Callao. Por la tarde, hemos estado viendo en Movistar+ ‘Figuras ocultas’ (2016). La fascinante historia de las matemáticas afroamericanas que sirvieron en la NASA en los primeros años de la carrera espacial. Basada en el libro de Margot Lee Shetterly, con un presupuesto limitado hizo más de 235 M $ en taquilla (68% en los EE UU).
He estado leyendo ‘El pequeño libro de la influencia y la persuasión’, de Javier Luxor. He tenido el placer de estar dos veces con el Mago Luxor: en el I Afterwork APD de Sevilla y el pasado martes en el II Afterwork APD de Tarragona (mi gratitud a Mercè y a Felipe por estos dos encuentros). Javier Martín (Luxor, en el mundo artístico) tiene 42 años, es ingeniero topográfico y MBA, si bien descubrió el mentalismo hace una docena de años. Campeon de España en tres ocasiones y de América Latina, es uno de los mejores en lo suyo. Y ha estudiado con Robert Cialdini (Universidad de Arizona), el mayor experto en influencia- 
Para empezar, me ha encantado la dedicatoria a su esposa, “que siempre cree en mí incluso antes que yo mismo”. En 16 capítulos, nos regala una serie de consejos y técnicas:
1. Lo básico para empezar. Aristóteles (mi coach favorito) y su Retórica: la persuasión como arte, a través del ethos (carácter del comunicador, integridad), pathos (emocionalidad) y logos (razonamiento). Diferencias entre persuadir (inducir, mover, obligar a alguien con razones a creer o hacer algo), influir (ejercer predominio o fuerza moral) y manipular (intervenir con medios hábiles; falta de ética). Convencer es “provocar el cambio a través de la palabra”, negociar es “intercambiar”, comunicar puede ser además de persuadir meramente informar, disuadir persigue la inacción, seducir es “el arte de enloquecer a una persona” y cautivar es “conquistarnos mediante sus cualidades extraordinarias” (superpoderes).
2. Diseñar la realidad. Los esquemas mentales organizan la memoria. Nuestra mente trabaja con esquemas y con categorías. Podemos “primar” un esquema a través de palabras o ideas relacionadas con él. Por ejemplo, compartir una historia o un vídeo inspirador. Efecto anclaje.
3. La realidad se hace evidente cuando dejamos de comparar. Para poner en valor algo, mostrarla junto a otra cosa del mismo género. Ley del contraste perceptual: ofrece al cliente una adquisición adicional en el momento de la compra final. Limita las posibles opciones.
4. ¡No olvides la botella de vino! El poder de la reciprocidad (nos sentimos obligad@s a devolver). Regalos a los contactos, regalos intangibles, receptores y donantes (Adam Grant).
5. Cerrojazo en todas las narices. Formula solicitudes que probablemente no serán aprobadas para ofrecer otra menor, que será aprobada. Regatear. La venta empieza con un “no”.
6. Repite, divide y vencerás. La percepción de forma repetida a un estímulo lleva a una mayor atracción hacia él (Zajonc, 1968). Repite para persuadir. Divide, para una mejor aceptación (exposición gradual al estímulo). La ceguera al cambio es eficiente por un triple motivo: percepción gradual, falta de contraste y no consciencia del cambio.
7. Cuanto menos hay, más lo quiero. Conocer con quién negocias y qué le interesa. Reactancia psicológica: Tanya Chartrand, 2007. Aversión a la pérdida (Bechara, 1997). Teoría de la mercancía: percepción de escasez (Brock, 1968). Valor es el potencial de una mercancía para afectar a actitudes y comportamientos. Limitar para persuadir (que las personas se sientan en un grupo exclusivo): las opciones disponibles, la cantidad disponible, el tiempo disponible.
8. No puedo evitar que me caiga bien. Los candidatos más atractivos reciben más votos (Efran y Patterson, 1976), son más empleables (Mack y Rainey, 1990) y mejores estudiantes (Ritts, Patterson y Tubbs, 1992). Para “gustar”, según Cialdini, buscar puntos en común (sensación de similitud, conectados trabajamos mejor) y ofrecer reconocimiento (resaltar las virtudes de los demás).
9. Un gesto vale más que mil palabras. Comunicación no verbal, mentes conectadas (Elisabetta Palagi), neuronas espejo (Rizolatti y Gallese, 1998). Imitación (sintonizar con el interlocutor). La sonrisa, el espejo del alma. Contagio emocional.
10. La mente corporizada. ¿Cómo piensas que piensas? Percepción, pensamiento y acción. Consciencia corporal (distancia entre las personas, y redúcela paulatinamente). Cognición corporizada (cuerpo-mente). El feedback facial.
11. Si no le gustan mis principios, tengo otros. Se atribuye falsamente a Groucho Marx; sin embargo, es del New Zealand Tablet (1873). Disonancia cognitiva (Leon Festinger, 1957) y autoengaño. El pie en la puerta (Freedman y Fraser, 1966). La bola baja (ofrecimiento inicial muy sugerente). Echar el anzuelo y cambiar de cebo. Etiquetado (alguna característica positiva) y la pregunta: “¿cómo estás hoy?”.
12. Me lo quitan de las manos. Principio de consenso social: manipulación de la audiencia. Síndrome de Solomon (Ash, 1956). El poder de la presión social y el efecto espectador. Ser diferente por influencia de los demás (Ariely, 2000).
13. Piensa antes de hablar. El valor de las palabras: este es el “sí” que andabas buscando. Respóndete “sí” a ti mism@. No más “pero” sin sentido. Dame una razón, sólo necesito un por qué. Recuérdame cómo me llamo… que me gusta (“si quieres que recuerden tu nombre, sonríe”). Reaprende a hacer preguntas. Sincronizar cerebros. Sé el primero en hablar si quieres que te sigan (94% de los casos; Anderson, Cameron y Gavin, 2009).
14. La influencia de las expectativas. Javier plantea el caso del violinista Joshua Bell (metro de Washington, 12 de enero de 2007). Importancia de las expectativas, que influyen en los demás: sesgo de confirmación, efecto placebo, efecto Pigmalion. Alergia mental (Shawn Anchor, The Happiness advantage).
15. Qué me das a cambio. Comienza por el “por qué” (Simon Sinek). Las fuentes del poder: recompensa, coercitivo, legítimo, referente, experto (French y Bertram, 1957). El líder sin cargo (Robin Sharma). Las fuentes clásicas de motivación (Herzberg) y la motivación 2.0. (Daniel Pink).
16. Influencia de las relaciones. Por qué no influimos todo lo que queremos (la influencia no es automática). Conocerte es quererte. Te queremos a ti, no a tu cuerpo. Reciprocidad (otra vez). “Confiamos en aquellos que confían en nosotros”.
Un libro importante para leer, estudiar y mejorar nuestros hábitos de influencia. Gracias a Javier y a nuestro común amigo Roger.          
Te recomiendo su entrevista en ‘La Contra’ de La Vanguardia: “Los humanos queremos creer” www.lavanguardia.com/lacontra/20161207/412449120749/los-humanos-queremos-creer.html  Creer, Querer, Crear.

Como también hemos estado viendo esta tarde el concierto de Barbra Streisand en Netflix , la canción de hoy es ‘It had to be you’ de Barbra con Michael Bublé: www.youtube.com/watch?v=ZbiytlBBrLI    

viernes, 15 de diciembre de 2017

Lecciones de Liderazgo de Star Wars. El último Jedi


Anoche mi hija Zoe me llevó a ver, a partir de las 12 de la noche, la nueva película de la saga ‘Star Wars. The last Jedi’ en VOSE (Versión Original con Subtítulos en Español). Una película magnífica, con un ritmo trepidante, personajes bien diseñados (tanto los míticos Princesa Leia y Luke Skywalker como los jóvenes Rey, Poe y Flin) y lo último en efectos digitales. Sensacional el guión de Ryan Johson, que también dirige la película. Ha contado con la confianza de Kathleen Kennedy (presidenta de LucasFilm) y se ha asesorado por un equipo de expertos (seis hombres y cuatro mujeres). Mi gratitud a Zoe por la iniciativa. La nota en IMDB supera el 8/10, con más de 46.000 opiniones. ¿Es la mejor película de la saga? Con un 96% favorable en Rotten Tomatoes, es la que mejor puntuación ha obtenido.
He querido rescatar un artículo sobre el management de ‘LA Guerra de las Galaxias’ de Alex Knapp en Forbes hace más de cinco años: www.nbcnews.com/id/46482731/ns/business-careers/t/management-lessons-learn-star-wars/#.WjQYAShFzLQ
El Imperio galáctico es la quintesencia de los errores que suelen cometer muchas organizaciones (y por ello la tasa de mortalidad de las empresas se ha quintuplicado desde los años 40). Los cinco mayores fallos del Imperio (de los que se beneficia la resistencia liderada por Luke y Leia) son los siguientes:
1. El personalismo. Construir una organización en torno a una persona y no a equipos e instituciones. Desde “Una nueva esperanza” (episodio 4, el primero que vimos) a “El Retorno del Jedi” (episodio 6) asistimos al aumento del poder del Emperador y de su único consejero Darth Vader. La desconfianza hacia el Senado y las regiones provoca la creación de la alianza rebelde. Moraleja: cuanto más personalista sea una organización, menor fidelización del talento a todos los niveles. El límite de crecimiento de una empresa es el límite de su “empowerment”.
2. La alienación. A medida que el Emperador asume todos los poderes, sus ciudadanos se sienten más alineados, hasta que no tienen nada que perder. En el episodio 4 los oficiales de la Nave Imperial discuten la estrategia; en el 6, simplemente reciben ordenes de Vader y del Emperador Papaltine. Moraleja: para obtener los mejores resultados (y el mayor compromiso de las personas), feedback constante y “engagement”.
3. Sin tolerancia al fracaso. En “El Imperio contraataca” se libra la batalla de Hoth. El Almirante Ozzel comete un error y es eliminado por Darth Vader. La penalización del error (que es fuente de aprendizaje) es uno de los mayores problemas de la gestión empresarial. La cultura que construye Lord Vader es por ello cada vez más débil. Moraleja: las empresas han de probar, experimentar, comprobar, corregir… ágilmente.
4. Centrar todos los esfuerzos de la organización en un único objetivo, desechando todo lo demás. Dispersar los objetivos no lleva a ningún lado, por falta de foco. El otro extremo, una única meta, tampoco es deseable. El Emperador está obsesionado con la Estrella de la Muerte, y ésa es precisamente su perdición. Moraleja: en circunstancias cambiantes (un mundo híperVUCA) es imprescindible adaptarse a las mismas y aprender a toda velocidad.
5. No aprender de los errores. La construcción de la Estrella de la Muerte supone una inversión cuantiosa. Los rebeldes la destruyen y la respuesta de Vader no es aprender, sino construir una versión mayor (que, por supuesto, también es destruida). Moraleja: hemos de corregir el curso de acción, sin euforia ni desánimo.
El personalismo, tiranía, penalización, obsesión y complacencia conllevan a la desaparición de las organizaciones. La delegación, responsabilidad, corrección, planteamiento sistémico y learnabilidad (aprendibilidad) son rasgos de las empresas ganadoras.

Hoy hemos celebrado la Webex de Navidad de ManpowerGroup con conexión desde la Talent Tower a todas las oficinas. 2017 ha sido un año récord. Nos hemos centrado en la Learnability, en avanzar como “organización que aprende”, compartiendo logros y reconocimientos de proyectos sobresalientes.

La canción de hoy, Carol of the Bells, con la que se ha abierto la Webex, es el tema de inicio de ‘My Christmas’ de Andrea Bocelli con David Foster en el teatro Kodak: www.youtube.com/watch?v=3qE83VXqFQA 2’35 maravillosos.