Páginas vistas en total

sábado, 31 de diciembre de 2016

Vida y Alma: Con Aristóteles por Manhattan


Ayer volamos con United Airlines de Madrid a Nueva York (20 minutos de adelanto en la llegada, por viento favorable; un buen augurio de los próximos días). Para evitar el jet-lag, cuando vamos “a favor del sol”, trato de no dormir en absoluto. En el trayecto, la prensa nacional e internacional, varios libros y películas: la francesa ‘De vuelta a casa de mi madre’ (esperaba más de esta cinta tan taquillera), ‘Morgan’ (sobre la inteligencia artificial y las emociones), ‘Equity’ (dilemas éticas en las salidas a Bolsa), ‘Young Frankenstein’ (una obra maestra este clásico de Mel Brooks) y “las mejores jugadas” del ‘Cazafantamas’ de este año, en el que las chicas son las protagonistas.
Ya en la Gran Manzana, después de dejar las cosas en el hotel (el Marriott que está en Lexington con la calle 49), hemos ido al Rockefeller Center (precioso en esta época del año), Radio City Music Hall, Times Square, hemos bajado hasta la 42 y por la Quinta Avenida, la Biblioteca de la Ciudad de Nueva York, Barnes & Noble (donde he encontrado varios de los libros de Management que buscaba) y de nuevo a Lexington. Tras un breve descanso en el hotel, hacia la Quinta Avenida y desde allí hacia el norte: Trump Tower (lleno de policía, como era de esperar), Tiffany’s, la tienda Apple, etc. Ha empezado a nevar, lo que le da a esta megalópolis un toque especial.
Aunque NY sea seguramente la ciudad más filmada del mundo (en 2016, sin ir más lejos, ha sido protagonista en ‘Money Monster’ –Wall Street-, Café Society –Brooklyn-, ‘Sully’ –el río Hudson- o la mencionada ‘Cazafantasmas’ –Times Square-, entre muchas otras), la ilusión de mi hija al ver el skyline desde el avión o al llegar a zonas emblemáticas de Manhattan es indescriptible. La magia de esta gran ciudad no tiene igual.

He disfrutado muchísimo leyendo el libro sobre Aristóteles de Jesús Mosterín en su ‘Historia del pensamiento’. Como sabes, Aristóteles de Estagira es mi coach favorito (su labor con Alejandro Magno resulta impresionante) y el pensador por excelencia en Occidente. El profesor Mosterín condensa en menos de 400 páginas las principales aportaciones aristotélicas desde una frescura en la mirada, una claridad de ideas, una lucidez en los conceptos, enfoque interdisciplinar y actualidad en sus planteamientos que maravillan al lector. Muy recomendable.
Tras una breve biografía de este filósofo y coach (la practicidad de Aristóteles eleva el pensamiento de su maestro Platón), Jesús Mosterín parte de la Poética (nuestro querido Aris fue un gran admirador de Homero y se lo inculcó a Alejandro), que trata como una técnica (la creación artística para él parte de la tendencia del ser humano a imitar), que utiliza como medio el lenguaje; en la tragedia, imitación de la acción egregia, con efecto psíquico en los espectadores. La Retórica (fundada como técnica por Gorgias Leontinos en el 427 a.C.), que tiene en cuenta la oportunidad (kairós) y se divide en ethos (el carácter del orador/a), pathos (emoción a producir) y logos (discurso argumentativo). Tan esencial en la Atenas clásica como en la actual “experiencia de cliente” (calidad relacional). Poder de convicción, nobleza e impacto para la Excelencia (que no es, recordemos, un acto sino un hábito). Aristóteles define el amor como “desear para alguien lo que se cree que es bueno para él/ella (y no para un@ mism@) y estar inclinad@ a realizarlo en la medida de lo posible”. En ese sentido, el antónimo del egoísmo.
La dialéctica: el primero que la explicita como técnica es precisamente el filósofo de Estagira. Establece dos tipos de razonamiento: deductivo (silogismo) e inductivo (de lo particular a lo general). Insiste en clarificar la diversidad de sentidos, analiza con detalle la táctica y con ella nos lleva a la lógica. El lenguaje juega un papel esencial (el logos o discurso) y por ello establece 10 categorías, desde el humán (entidad).
La lógica formal: enunciados (universales y particulares, positivos y negativos), que pueden estar en oposición. Silogismos (perfectos e imperfectos), figuras, modalidades. “No cabe duda de que la lógica constituye la parte más vigente y de valor más perdurable de toda la obra de Aristóteles”.
La Ciencia: “La experiencia es la base de la técnica y de la ciencia, en cuanto que sólo en ella se desprenden los conceptos generales, en función de los cuales se formulan las reglas de la técnica y las verdades de la ciencia”. Tres tipos de saberes (epistemes): productivo (poetiké), práctico (praktiké) y contemplativo (teoriké). Más allá de la experiencia, la ciencia demuestra que las cosas han de ser así y no pueden ser de otra manera. Todo conocimiento empieza en los sentidos y acaba en principios y axiomas.
A diferencia de la teología y la matemática, la ciencia de la naturaleza trata del cambio (kínesis), de las cosas que cambian, porque “no hay cambio fuera de las cosas”. De la potencia (dynamis) al acto (enthelekia, enérgeia), plenitud o culminación. “El cambio es la actualización de esa potencia”. Hay cambios entitativos (por generación o corrupción) y cambios accidentales, naturales o artificiales. Cuantitativos, cualitativos, de lugar… con cuatro causas: materia, forma, iniciador, de propósito (para qué). Areté (virtud, excelencia): toda entidad tiene una finalidad, un propósito en la vida.
Jesús Mosterín también nos habla de la Cosmología aristotélica (el vacío, el tiempo como dimensión del movimiento, la dinámica, los elementos) y de la zoología. La vida (zoe) es tener alma (psykhé). En sus obras menciona 426 especies distintas de animales, la mejor taxonomía hasta Carl von Linné en el siglo XVIII. Escribió profusamente sobre anatomía comparada y fisiología. Es el único de los filósofos clásicos que se plantea abiertamente qué es la vida, y lo enfoca desde el movimiento y la función. “El alma es la organización del cuerpo vivo”. “La actualización de esa potencialidad es la vida”. En palabras del filósofo griego: “El alma es la plenitud primera de un cuerpo natural que posee en potencia la vida”. “El alma es inseparable del cuerpo, como la vista del ojo o la sonrisa de la boca”. Para Mosterín, Aristóteles conserva una cierta nostalgia de la inmortalidad del alma, como los pitagóricos o su maestro Platón. Y se atreve (en el tercero de sus libros ‘Sobre el alma’) con la imaginación, el deseo, la sensibilidad, la locomoción y el pensamiento.
Metafísica: principios, ontología de la realidad, teología del motor inmóvil. Ética, desde la Felicidad (el fin de todo). Todo objeto y persona tiene su función (ergón), su areté. La Felicidad es placer (dionisiaca) y significado, virtud (eudaimónica). Prudencia individual, económica y politica; defensa del término medio (la mesura).
Política: “El humán no puede vivir aislado” (zoos politikón). Relaciones naturales, en la polis. “Aristóteles caracterizó al humán por el lenguaje”. La justicia como principal virtud del ciudadano. Frente a la ciudad ideal platónica, la ciudad real (trata de analizar todas las constituciones escritas). “La sedición siempre tiene por causa la desigualdad” (apuntémonos la reflexión, en este mundo híperVUCA). Desde el término medio, el mejor régimen para Aristóteles es una combinación de oligarquía y democracia en una polis donde la mayoría de sus habitantes pertenezcan a la clase media.
Jesús Mosterín concluye la obra con una reflexión muy profunda. Aristóteles se preocupa por salvar la polis, porque es donde las personas mejor pueden ejercitar su libertad. “Diógenes el Cínico, Alejandro el Emperador y Aristóteles el Filósofo murieron casi simultáneamente. El mundo de la polis no les sobreviviría”.
Un libro maravilloso para acabar este sorprendente 2016. Gracias, Jesús, maestro Mosterín, por tu sabiduría y capacidad (talento) para compartirla.          
Para la canción de hoy en el Blog, Zoe me ha recomendado una de Taylor Swift, embajadora de la ciudad de Nueva York. Se trata de ‘Welcome to New York’: www.youtube.com/watch?v=bdgbv3On0RE "It's waiting for you"

Hoy tomaremos las uvas a las 6 pm (medianoche en España), veremos bajar la bola en Times Square con millones de personas alrededor y a disfrutar de la primera noche del año en la ciudad que nunca duerme. ¡Muy feliz 2017!      

viernes, 30 de diciembre de 2016

La marcha en Nueva York y el Hipercrecimiento


Esta mañana me he ido a Nueva York con mi hija Zoe a pasar una semana. El día 2 de enero Zoe celebra su 16º cumpleaños y le hacía ilusión disfrutarlo en la Gran Manzana. Veremos cómo está la ciudad de los rascacielos juntos antes del inicio de la Presidencia Trump.
Ayer, con mi buen amigo Nelson, “mi hermano venezolano”, fuimos a comer al restaurante Zarauz y después de una sesión de coaching (por vía telefónica) y mi sesión con la coach deportiva Irma Valderrábano (uno de los grandes hallazgos de 2016), fuimos a ver la película ‘Assassin’s Creed’, con Michael Fassbinder, Marion Cottillard y Jeremy Irons. Basada en el videojuego del mismo nombre, es entretenida, muy violenta y te hace pensar sobre el escaso valor actual de la libertad.
Entre las lecturas de este vuelo de United, el número de diciembre de Harvard Business Review. En portada, ‘Dónde encontrar el HiperCrecimiento’, además de artículos sobre ‘Cómo fichar a un CEO’, ‘Fijar la discriminación digital’ y qué hacer ‘Cuando odias a tu jefe’.

Mortalidad corporativa: el 80% de las compañías existentes antes de 1980 ya no están y un 17% adicional no estará en los próximos 5 años. Vijay Govindarajan, profesor de Dartmourth, y su colega Arup Srivastava han analizado unas 30.000 compañías cotizadas desde 1960 al 2009 y nos confirman que la mortalidad va en ascenso: las que estaban en Bolsa antes de 1970 tienen una probabilidad de seguir vivas en 2022 del 92%; si empezaron a cotizar entre el 2000 y 2009, del 63%. Las más recientes han invertido el doble en capital organizativo (patentes, talento, I+D) y la mitad en activos físicos. Con la tecnología, la destrucción creativa se ha acelerado. La supervivencia es cuestión de modelos de negocio, de efectos red (como los 1.000 M de seguidores de Facebook) y de innovación continua. “Lo que demanda Wall Street es un equilibrio entre el corto y el largo plazo”. En palabras de Vibhu Mittal (científico senior de Google): “Ahora la barrera de entrada es la atención del usuario”.
Economía de frontera: las empresas globales están buscando crecimiento de dos dígitos en países de bajos ingresos y alto riesgo como Myanmar, Mozambique, Vietnam y Ruanda. Las estrategias pueden ir de lo convencional a lo poco familiar.
Secretos de una buena selección del CEO, por Ram Charam (quien fuera coach de Jack Welch). Cada empresa tiene un “pivote” esencial: más que el CEO que se retira, deben participar miembros del Consejo que conozcan bien la cultura y las necesidades de la organización. Mentalidad abierta, conocer los flancos y planificar la imperfección. Por otro lado, la selección no acaba en el apretón de manos (del 33% al 50% de los CEOs fracasan en los primeros 18 meses): Dan Ciampa propone un proceso de meses con la intervención del CEO anterior, el DRH y el resto del Comité de Dirección. “La mayoría de los CEOs promovidos internamente heredan un CD con antiguos colegas que optaban al puesto”. Hacen falta expectativas claras y ¿coaching? Planes de Sucesión: entre el 20% y el 30% de los CEOs provienen de fuera (en los 70 y 80 eran del 8% al 10%).
Discriminación digital: eBay, Uber o Airbnb no han luchado lo suficiente contra la discriminación (de género, etnia, etc) y ahora sufren las consecuencias: los mercados han de ser eficientes e inclusivos.
Manfred Kets de Vries (Insead) trata el tema de los jefes odiados (ya sabes que el 70% de los empleados se van de una empresa por su jefe). “La mayoría de los malos jefes no son necesariamente malas personas; son buena gente con debilidades que se exageran ante la presión de liderar y obtener resultados”. La solución pasa por ejercitar la empatía (que, como demostraron Covey y Goleman, se puede desarrollar), considerar tu rol, ofrecer la posibilidad de cambiar y, si no funciona, buscar otro empleo.
No es el mejor de los números de HBR, pero siempre ofrece opiniones y datos valiosos. Gracias al editor y su equipo.

En Estados Unidos espero comprarme (y empezar a leer) algunos de los libros de Negocios de 2016 que no se han traducido aquí, como ‘Age of Discovery: Navigating the Risks and Rewards of Our New Renaissance’, de Ian Goldin y Chris Kutarna; ‘Algorithms to Live By: The Computer Science of Human Decisions, de Brian Christian y Tom Griffiths; ‘Bourgeois Equality: How Ideas, Not Capital or institutions, Enriched the World’, de Deirdre N. McCloskey; ‘Capitalism: A Short History’, deJurgen Kocka Call; ‘Competing Against Luck: The Story of innovation and Customer Choice’, de Clayton M. Christensen, Taddy Hall, Karen Dillon y David S. Duncan; ‘Economism: Bad Economics and the Rise of Inequality’, de James Kwak; ‘The Empire of Things: How We Became a World of Consumers, From the Fifteenth Century to the Twenty-First’, de Frank Tentmann; ‘Global Inequality: A New Approach for the Age of Globalization’, de Branko Milanovic; ‘Invisible Influence: The Hidden Forces That Shape Behavior’, de Jonah Berger; ‘Learning Leadership: The Five Fundamentals of Becoming an Exemplary Leader’, de James M. Kouzes y Barry Z. Posner; ‘The Making of Donald Trump’, de David Cay Johnston; ‘Matchmakers: The New Economics of Multi-sided Platforms’, de David S. Evans y Richard Schmalensee; ‘Payoff: The Hidden Logic that Shapes Our Motivation’, de Dan Ariely; ‘Pre-Suasion: A Revolutionary Way to Influence and Persuade’, de Robert B. Cialdini; ‘Success and Luck: Good Fortune and the Myth of Meritocracy’, de Robert H. Frank; ‘The Undoing Project: Friendship That Changed Minds’, de Michael Lewis; ‘The Wealth of Humans: The Future of Work in the Twenty-First Century’, de Ryan Avent; ‘What Works: Gender Equality’, de Design by Iris Bohnet. Sé que puedo comprarlos por internet, pero sigo siendo un romántico del papel.

La canción de hoy es doble: ‘No hay marcha en Nueva York’ de Mecano www.youtube.com/watch?v=yhBHCRUpR1k (a Zoe le encantaba de pequeñita) y el clásico ‘New York, New York’, en la versión de Frank Sinatra: www.youtube.com/watch?v=btFfXgUdIzY “It’s up to you…” 

jueves, 29 de diciembre de 2016

Saborear las alegrías de la vida


Hoy jueves ha llegado a Madrid mi amigo Nelson Ríos en un vuelo de Avianca procedente de Colombia. Es “mi hermano venezolano” y ya se ha convertido en una tradición que pase el fin de año en España (el pasado vino también Mirna, que estas navidades se ha quedado en Argentina con uno de sus hijos).
Me encanta que vengan amigos a casa. Venezuela es un país que adoro, que tiene la rara combinación de calidad de vida de un clima excelente, una gastronomía sorprendente, historia y cultura y sobre todo gente acogedora, con la que pasas un tiempo maravilloso. Los vínculos entre los venezolanos y “la madre patria” son inmejorables. Sin embargo, se ha convertido en uno de los dos países más violentos del mundo (junto con El Salvador), con un homicidio cada 18 minutos y unas 29.000 muertes violentas al año. Una dictadura de facto, con escasez de alimentos y una violencia inusitada. Ojalá en 2017 Venezuela se recomponga como merece.
Nelson es un gran experto en aprendizaje. Fue alto directivo de Petróleos de Venezuela (PedeVeSA) y máximo responsable de su Universidad Corporativa, reconocida en 2000 como la mejor del mundo. Siempre aprendo de él, porque está a la última en estos temas.

De las 12 “actividades deliberadas” para la Felicidad que nos ha enseñado Sonja Lyubomirsky, la de Saborear las alegrías de la vida me parece de las más interesantes. La practico con grandes amigos como Nelson, que valora desde nuestro clima, seguridad y conversación hasta nuestra tortilla de patata (bien liquidita). Gracias, Nelson, por estar estos días en España.
En la portada del Financial Times, ‘Time for leadership’ (Es tiempo de Liderazgo), de Diane Coyle. Esta profesora de Economía de la Universidad de Manchester confiesa que el 2016 no ha sido un buen año para el “homo economicus”, el hombre racional. La elección de Trump llevará a consecuencias que para el 90% de los economistas serán nefastas. “Los populistas han ganado y los expertos, incluyendo los economistas, han perdido el debate público en 2016”. El populismo ofrece soluciones simples (¿simplonas?) a problemas complejos (en un mundo híperVUCA) y de ahí su éxito. De la “destrucción mutuamente asegurada” (Thomas Schelling, recientemente fallecido) a la “desilusión mutuamente asegurada” (de los también economistas Roland Bénabou y Jean Tirole). Los que disienten son ridiculizados, como Raghuram Rajan en 2005 (que previno de la crisis de 2008 y a quien no se le hizo ni caso;  de su libro ‘Grietas del sistema’ traté en este blog y en el libro ‘Del Capitalismo al Talentismo’). La economía conductual (behavioral economics) nos enseña que las personas con alto nivel de habilidades cognitivas (aptitud) son menos vulnerables a “trampas” como la aversión a la pérdida. En esta “tormenta perfecta” de destrucción mutua (desde el cambio climático a la guerra de Siria, pasando por la desesperación de los inmigrantes), “el confort de la negación” (denialism) se ha reforzado con la polarización y la protesta, con la intolerancia de ciertos políticos. “El verdadeo Liderazgo descansa en reconocer diferentes puntos de vista sobre los resultados inciertos, no escuchando cómodamente a quienes te dicen lo que quieres oir”. Gracias, profesora Coyle, por estas reflexiones de fin de año. El Liderazgo va de credibilidad, autoridad moral y ejemplaridad. Los sucedáneos populistas son pan para hoy y (mucho) hambre para mañana.
En el Anuario 2017 de Actualidad Económica que se entrega junto con este mensual (en portada, Isidro Fainé), la economía española crecerá más del 3% con una creación de unos 500.000 empleos y niveles muy bajos de inflación. Un crecimiento que se basará en la inversión y la exportación. “España vive un momento espléndido, aunque con muchos peros” (Juanjo Toribio y Pedro Videla). Los peros, claro está, son la tasa de empleo (muy baja), el nivel de paro (muy alto) y la productividad (insuficiente). En la UE, un calendario no apto para cardiacos (presidente Trump desde el 20 de enero, Brexit y elecciones holandesas en marzo,  presidenciales francesas en abril y mayo, alemanas en septiembre, italianas pendientes). Deuda desbocada en China, petróleo volátil, el Estado Islámico… ¿quién da más?
En estos tiempos de “consenso socialdemócrata” entre el PP y el PSOE, no nos queda otra que dedicarnos a nuestra propia Felicidad, individual y colectiva. A invertir tiempo y esfuerzo en los tres grandes pilares: la Gratitud, el Optimismo inteligente y la Fluidez (los tres “Reyes Magos” de la Positividad serían Emons, Seligman y Csikzentmihalhi), a desarrollar nuestra Resiliencia (aguante, perdonar y evitar el “overthinking”, darle demasiadas vueltas a las cosas), estar con gente mágica de verdad (amabilidad, relaciones sociales y, por supuesto, saborear las alegrías de la vida) y reinventarnos continuamente (vivir nuestros valores, marcarnos objetivos y mejorar nuestro cuerpo –ejercicio físico- y nuestro alma).
Viene el 17, el año de la Revolución (Rusa)… y por ello lo mejor seguir creciendo personal y profesionalmente.

La canción de hoy, ‘Closer’ de The Chainsmokers con Halsey: www.youtube.com/watch?v=PT2_F-1esPk “We ain’t ever getting older”.        

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Horarios laborales: Las empresas, cuanto más presencialistas, menos productivas


Día de los Santos Inocentes, que conmemora el asesinato indiscriminado de niños por Herodes previo al nacimiento de Jesús, tal como lo relata el Nuevo Testamento en el Evangelio de Mateo (2, 16-18). “Inocente” proviene del latín “nocens” (hacer daño). Las personas inocentes son precisamente las que no hacen daño, las que no son nocivas, dañinas.
Ayer Sara Hormigo, de la web www.enfemenino.com, me preguntaba sobre la propuesta de la ministra Fátima Báñez de reducir la jornada laboral. El artículo está en http://www.enfemenino.com/trabajo-empleo-dinero/propuesta-cambio-jornada-laboral-s2097264.html

Una propuesta que hacía tiempo se había adelantado que llegaría pero que muchos han sido los sorprendidos cuando la han visto sobre la mesa. La finalización de la jornada laboral a las seis de la tarde por Ley supondría un gran cambio, sobre todo de mentalidad, para muchas empresas y trabajadores. Aquí tienes las claves de esta propuesta según el experto Juan Carlos Cubeiro.
La propuesta de la ministra de Empleo Fátima Báñez para que la jornada laboral acabe a las seis de la tarde supone un gran paso para la conciliación de la vida laboral y personal de los trabajadores, así como la posibilidad de estudiar el cambio de huso horario en nuestro país. Pero si esto supone un cambio a nivel general, sobre todo lo es para la vida de las mujeres.

"Alguno tiene que dar el primer paso y por eso pido el compromiso de las empresas más grandes y de las asociaciones empresariales y sindicales", son las palabras que Báñez declaraba a la prensa. Aunque todavía estemos hablando de una propuesta, el hecho supone un granito de arena con el objetivo de mejora para dejar de ser el único país que menos horas descansa entre el fin de la jornada laboral e inicio de la siguiente.
Hemos querido preguntar al experto Juan Carlos Cubeiro, autor de Liderazgo Innovador para Dummies y Head of Talent de ManpowerGroup, cuáles son las claves, las causas y las consecuencias que supone este cambio en la vida laboral de nuestro país así como para la de los trabajadores, y aquí tienes algunas de las conclusiones. ¡Juzga por ti misma!
1. "Somos uno de los tres países más presencialistas de Europa (232 horas más que la media comunitaria) y el más improductivo del continente, con un 55% de tiempo inútil".
2. "El talento femenino es, por definición, más productivo porque el cerebro de la mujer es multitarea (cuenta con el triple de conexiones entre los dos hemisferios). El cerebro masculino está más dotado para el control y el orden y mando propios del pasado". Por lo que aprovechar las horas de trabajo supondría una mayor productividad sobre todo, en el caso de las mujeres trabajadoras.
3. "Está comprobado que cuanto más prolongada sea la jornada laboral, menos productivos son los empleados. Alemania lidera el ranking con menos de 1.500 horas/año trabajadas y una productividad de 36,68€; los coreanos trabajan 2.600 horas/año, con un valor medio por hora de 19,5€. Mientras que los españoles hacemos 1.700 horas (13% más que los germanos) con un valor de 35,39€ (3,63% menos)".
4. "Frente al presencialismo se encuentran la gestión profesional, la Dirección por objetivos y la meritocracia. Según el Foro Económico de Davis, en los últimos 8 años la Calidad Directiva ha caído en nuestro país del puesto 27 al 59 del mundo" y por consiguiente, una de las razones es que "el presencialismo no cesa".
5. "Está comprobado que las organizaciones dirigidas por mujeres son menos presencialistas porque están mejor dirigidas. Según el sondeo de opinión Gallup, sus colaboradores están un 6% más comprometidos y sienten que su jefa desarrolla su talento un 26% más y practica el reconocimiento un 17% más".
6. Si hace unos días nos hacíamos eco de un estudio que afirmaba que las mujeres son más productivas cuando son madres, Juan Carlos Cubeiro también ratifica este hecho: "La inteligencia maternal (haber tenido hijos) mejora el cerebro y te hace más productiva, según ha demostrado la premio Pulitzer Katherine Ellison en el libro del mismo nombre: Tener un hijo es el mejor MBA del mundo. Mayor agudeza, eficacia, resistencia, motivación y don de gentes, según han comprobado Craig Kinsley y Nelly Lambert de la Universidad de Virginia. La maternidad comprometida mejora el rendimiento profesional que se traduce en que no hace falta trabajar tantas horas".
Gracias a Sara Hormigo, a Gemma Lloret y a Alexia Acosta por la oportunidad.

No confundamos "Presencialismo" (estar por estar en la oficina) con "Presentismo", escuela filosófica que cree y aplica que sólo existe el Presente (tanto el pasado como el futuro son una ilusión), que ha tenido entre sus adeptos a San Agustín, William James o Einstein.

La productividad depende en más de un 60% de la Calidad Directiva. En este caso, el Liderazgo se manifiesta en una correcta Dirección por Objetivos (con metas, indicadores y un seguimiento eficaz), en Meritocracia (tanto en la toma de decisiones como en su comunicación) y en el desarrollo del Talento de los colaboradores (el/la líder como coach de carrera).
Si estás interesad@ en mejorar tu productividad, te sugiero el método GTD (Getting Things Done) del experto David Allen (1945), que consiste en fomentar una serie de principios hasta convertirlos en hábitos naturales (natos, no innatos):
- Recopilar: Descargar toda la información que recibimos como si se tratara de un pendrive.
- Procesar: Revisar toda la información de las bandejas de entrada. Saber qué hacer con cada elemento.
- Organizar: sistema de listas, como próximas acciones, en espera, proyectos y quizá, así como una agenda.
- Hacer
- Revisar
Debemos invertir en nuestra productividad, por pura calidad de vida.

La canción de hoy es de uno de mis favoritos, Marc Anthony, con la India: ‘Vivir lo nuestro’ www.youtube.com/watch?v=nuI3OEaJhBQ