Páginas vistas en total

lunes, 12 de diciembre de 2016

Ganar sabiduría con los años


Lunes de reuniones, preparación de proyectos y propuestas, recogida en el AVE de una gran amiga y por la tarde (afterwork) entrenamiento con Irma Valderrábano, manteniendo la secuencia de tres días a la semana.
De la prensa de ayer, el triunvirato de mis admirados Rosa Montero, José Antonio Marina y John Carlin.
Rosa Montero publicaba en sus ‘Maneras de vivir’ el artículo ‘Morir muy vivos’: http://elpaissemanal.elpais.com/columna/morir-muy-vivos/  Narra la historia de Fernanda Pozo Carreño (94 años, en silla de ruedas) que ha obtenido la licenciatura de Química de la Universidad de Murcia. Comenzó sus estudios en 1941, abandonó la carrera en 1949 “por motivos personales”, la ha retomado y ya es titulada. Minna Keal es una británica nacida en 1909 que también dejó la carrera sin terminar a los 20 años. Tras la jubilación, prosiguió sus estudios de música y en 1989 consiguió que estrenaran una sinfonía. Fue un gran éxito. Durante los diez años siguientes, hasta su fallecimiento, se convirtió en una de las mejores compositoras de Europa. “Creí que estaba llegando al final de mi vida, pero ahora me siento como si la estuviera empezando. Me siento como si estuviera viviendo la vida al revés”, declaró. Hizo, porque quiso, un “Benjamín Button”.
Rosa concluye: “No todo es perder, es cierto. Si te esfuerzas mucho y bien, porque no viene de fábrica, ganas conocimiento del mundo y de ti mismo, empatía, sosiego y, en suma, algo que podríamos denominar sabiduría. Pero creo que para ello hay que mantenerse alerta y no darse nunca por vencido. Como hizo Minna Keal, por supuesto; pero también como hizo Fernanda. La vejez es la etapa heroica de la vida; no es para blandengues, como dice el refrán estadounidense. Pero también es un tiempo para saldar cuentas. No creo que haya que dejarse llevar por el peso de los días como un leño podrido al que las olas arrojan finalmente a la playa. Uno siempre puede intentar sacarse alguna de las piedras que lleva a la espalda, decir las cosas que nunca se atrevió a decir, cumplir en la medida de lo posible los deseos arrumbados, rescatar algún sueño que quedó en la cuneta. No rendirse, esa es la clave. Y sobre todo decirse: ¿y por qué no? Porque la vejez no está reñida con la audacia. Debemos aspirar a morir muy vivos.” La esperanza está a nuestro alcance si seguimos luchando.
Precisamente a Rosa Montero la entrevistaba ayer Marta Robles en las páginas de La Razón: “El sentido del humor coloca las cosas en su justo lugar”. Dos mujeres admirables. Como la protagonista de su última novela, ‘La carne’, Rosa comparte con su protagonista “haber alcanzado los 60 y tener 16 por dentro”.
El maestro Marina nos presentó un ZOOM sobre la constitución: “una herramienta para para resolver problemas que surgen de la convivencia”. Debe cambiar en la medida que cambian los problemas. José Antonio cita al antropólogo de las instituciones Arnold Gehlen, que las considera “condensación de experiencias”. Y aconseja en el debate huir de las mayúsculas y la grandilocuencia. “Para ello, debemos distinguir lo importante de lo secundario, lo emocional de lo racional, lo identitario de lo compartido. Desdramatizar. La política es sólo el arte de mejorar lo cotidiano”. JAM pone mesura a un debate que ha perdido la compostura.
Me ha gustado la entrevista de Carlos Fresneda a la irlandesa Louise Richardson, primera mujer que dirige la Universidad de Oxford en ocho siglos de la institución. Sueña con un mundo en el tod@s l@s niñ@s tengan acceso a una buena educación. De familia humilde, ha escrito ‘Lo que quieren los terroristas’ (el IRA quiso reclutarla) y a sus 58 años lidera una de las mejores instituciones educativas del mundo. “En Oxford no podemos renunciar a las mejores mentes europeas”. “Uno de los principales objetivos de los terroristas, y lo lograron en el 11-S y los atentados de París, es una reacción exagerada”. Se ha opuesto al Brexit y ha apoyado abiertamente a Hillary Clinton (una demostración de fuerza de Trump con los terroristas nos puede acarrear problemas).
En su ‘Córner inglés’, John Carlin nos ofrecía ‘Fútbol mejor que política’: Para él, la cordura vuelve a imponerse en la Premier y el futuro campeón estará entre el Chelsea, el Manchester City o el Liverpool. “Podríamos ir más lejos; podríamos decir que si el liderazgo político global estuviera en manos de gente del calibre de los entrenadores de estos tres equipos habría menos motivos para sospechar que se avecinan tiempos oscuros para la humanidad. Los tres poseen la virtud del líder de saber sacar lo mejor de lo que disponen; son tipos seguros de sí mismos cuyas palabras y acciones no se rigen por la permanente necesidad de proteger o inflar sus egos; son personas enteras que no responden con zarpazos defensivos cada vez que sufren un revés o reciben una crítica.” Las respuestas de Conte, Guardiola y Klopp (coaches respectivos de estos clubes británicos) ante la derrota, apelando a la responsabilidad son dignas de elogio. “Todos ganamos juntos o todos perdemos juntos”. En este artículo de Carlin, el silencio es tan valioso como las palabras; no menciona a Mourinho (Manchester United), lejos de los puestos de cabeza.
Además, entrevista de Pablo Guimón a la escritora Margaret Atwood: “El siglo XX acabó con las utopías”. “Si Trump hiciera todo lo que ha dicho, empezaría una guerra civil”. “La literatura puede cambiar la manera en que la gente mira las cosas”. Acaba de publicar ‘Por último, el corazón’ e interpreta el Nobel a Bob Dylan como un homenaje de Amor a América por el momento que está viviendo de un pueblo (el sueco) al que le gusta cantar.
Otra gran intelectual, la francesa experta en Rusia y académica de la lengua Hélène Carrère d’Encausse, es entrevistada por Joseba Elola y disecciona a Gorbachov (los rusos piensan que lo sacrificó todo), Yeltsin (un alcohólico sin buenas maneras) y Putin. Rusia “es una democracia frágil, en construcción, pero con elementos positivos. Las clases medias han aparecido; son el futuro. También hay un muy alto nivel de educación entre los rusos, que no ha bajado”. Y tienen 60 millones de hogares conectados a internet: “no se les puede contar cualquier cosa”.
En ‘Nunca es demasiado arde para encontrar el trabajo de su vida’, Tino Fernández se hace eco de las opiniones de Silvia Leal, mentora del Human Age Institute: la mitad de las profesiones que hoy conocemos desaparecerán. Y en ‘Tácticas para retener el talento’, Ramón Oliver recoge las aportaciones de Emilio Solís, Paco Muro, Custodia Cabanas, José Ángel López Palomo, Noelia de Lucas. “Si te sientes valorado y ves que importas a tu empresa, estás más feliz y comprometido”.
Rosa Montero, Marta Robles, Louise Richardson, Margaret Atwood y Hélène Carrère d’Encausse son grandes damas que han ganado en sabiduría con los años, desde la belleza del corazón. Mantienen la elegancia serena del conocimiento. Mi gratitud y admiración hacia ellas.              

No hay comentarios: