Páginas vistas en total

sábado, 19 de noviembre de 2016

25 años después del "Ingenio", el 'Tratado de Filosofía ZOOM' por José Antonio Marina


El primer regalo navideño es, desde hace años, el último libro de mi admirado José Antonio Marina. Hoy he disfrutado, bajo un frío sol de otoño, de la lectura al aire libre de ‘Tratado de Filosofía ZOOM’, que dedica a María de la Válgoma por su concepto de las ficciones jurídicas.
En la Introducción, el maestro Marina nos recuerda que empezó a publicar (‘Elogio y reputación del Ingenio’) con más de 50 años. “Una inteligencia inventiva produce la misma euforia que el cuerpo ágil de un bailarín (…) El ingenio es la inteligencia andando con botas de siete leguas”. La brillantez del ingenio es efímera (cruel descubrimiento para JAM). “Nuestra querencia por lo irreal está en nuestro ADN”.
Como señala el propio autor, es un texto de Filosofía ultramoderna, con un zoom (“el zoom nos permite descubrir la novedad en lo aparentemente conocido”). Se opone al plano medio, a la media distancia, que amortigua lo particular. En cada uno de los once capítulos, José Antonio nos regala varios zooms.
Hay filosofías particulares (el mundo de cada un@) y la Filosofía como una Ciencia estricta y rigurosa. “Este libro cuenta la historia de una explosión que dio origen a la aparición de nuestra especie: la explosión simbólica”. Me gustaría pensar, a título personal, que esa explosión es precisamente el Logo del Human Age Institute.
“Nuestra tarea es dar significado a la realidad”, porque “en el principio fue el significado”. La inteligencia humana convierte los estímulos en significados. Aristóteles (mi coach favorito) descubrió que nuestra inteligencia conoce inventando, creando, produciendo ficciones (por eso la llamó “nous poetikós”, intelecto que poetiza). De los animales heredamos identificar patrones; nos es propio convertir patrones en significados. “Al nombrar las cosas, expresamos lo que hasta ese momento habíamos elaborado en fértiles telares ocultos, y lo tenemos a nuestra disposición”. En proyectos de expresión como la ciencia o la poesía.
La energía que lo mueve todo es la acción (hoy he tuiteado unos versos de Luis Cernuda incluidos en el libro: “Bien sé yo que esta imagen/ siempre fija en la mente/ no eres tú, sino sombra/ del amor que en mí existe”). Tenemos exceso de deseos (pleonexia) y un proyecto inacabable, lo que produce un desajuste irremediable con la realidad, que es finita. Somos seres “bulímicos”, tal vez megalómanos, que tratamos de superarnos (ser mejores). José Antonio repite (y me encanta) que “el talento no está antes, sino después, de la educación”. El ultraesfuerzo es un tipo de despilfarro, esencialmente humano. Nuestra propensión tenaz es inventar Utopías.
Inventamos posibilidades, ficciones. Las descubrimos (el gran descubrimiento de la física cuántica es que “todo puede ser todo”, Juan David García Bacca). Buscar en nuestra gran actividad, con una inteligencia en dos pisos (generadora y ejecutiva): el inconsciente es una “cura de humildad”. La buena noticia es que el inconsciente se puede –se debe- educar, desde la generación de hábitos, la segunda naturaleza.
El futuro dirige nuestro presente apoyándose en nuestro pasado. “El proyecto descubre posibilidades y dirige las operaciones del sujeto para realizarlas” mediante un bucle prodigioso. Disponemos de herramientas: la herramienta máxima es el lenguaje, que permite “manejar el infinito”. Es comunicación y clausura. Que permite entendernos. “Los límites de mi lenguaje significan los límites de mi mundo”, Wittgenstein.
La Economía es “la apoteosis de la irrealidad”. Produce fenómenos sorprendentes e inverosímiles. Uno de los factores esenciales en el dinero es el tiempo y la velocidad de circulación (ecuación de Fisher). “El capitalismo del siglo XX ha hecho de la líbido su propia energía” (Bernard Stiegler). El dinero (medio de cambio, unidad de cuenta, reserva de valor) es M1, M2, M3 y ahora M4. Desde 1971, con Nixon y la desaparición del patrón oro, quedó sin cobertura. “En un régimen de cambios flotantes, el sistema de significados quedó sin referentes”. Cada año los mercados financieros mueven 3.450 B €, frente a los 45 B del PIB mundial, 76 veces (ABC, agosto de 2012). John Lanchester, cuyos libros de economía Marina recomienda, conecta los derivados con la modernidad y la crisis con la postmodernidad. “Todos los Estados Nación están construidos sobre la base del gasto deficitario”. “Los riesgos de vivir en una sociedad irreal acaban recayendo sobre los individuos”.
Otras ficciones que presenta este ‘Tratado de Filosofía ZOOM’ son el arte y las ficciones sociales: la convivencia política, las religiosas (“las religiones son creaciones humanas, expresadas con signos humanos, con independencia de su verdad o falsedad”), las morales. Marina nos habla de “ganchos trascendentales”: del legislador universal (Dios, el Rey o el Estado) al humano y de ahí a los súbditos. En el epílogo, la “prodigiosa ficción constituyente”.
Gran libro. Muchas gracias, José Antonio, por este maravilloso ZOOM. ¡Qué regalo de navidad!
Esta tarde Zoe me ha llevado a ver ‘Animales fantásticos y cómo encontrarlos’. Muy entretenida para los jóvenes. Y ya en casa, hemos visto ‘Saturday Night Live’ (5º programa de la Temporada 42), que nos encanta.
La canción de hoy, ‘Hotline Bling’ de Blake: www.youtube.com/watch?v=uxpDa-c-4Mc