Páginas vistas en total

jueves, 27 de octubre de 2016

Sé el cambio que deseas ver


Me ha impresionado especialmente el ejemplo de Liderazgo Estratégico en el Talentismo de SUMA. En apenas 8 meses, con Manuel Bonilla como DG, la entidad de Gestión Tributaria de la Diputación de Alicante está batiendo récords en su actividad. Lo más importante, como decimos en ManpowerGroup, no es lo que hace sino “cómo” lo hace, desde la excelencia y el humanismo. Tenemos mucho que aprender de SUMA.
Lo primero, el modo en que “tangibiliza” la experiencia. El despacho del Director General, abierto y apacible, cuenta con las fotos de 10 grandes líderes (Steve Jobs y Bill Gates, Einstein y Leonardo, la Madre Teresa y Gandhi, Woody Allen y John Lennon, Picasso y Alejandro Magno) y sendas frases inspiradoras. Entre ellas, ‘Sé el cambio que deseas ver’ (Be the change you want to see) de Gandhi. En un pilar, el ideario personal de Manuel Bonilla. Tal es el poder de las palabras.
Si quieres formar parte del proyecto, Manuel Bonilla te da la fórmula: “Crees que TODO ES POSIBLE. Que siempre hay una solución utilizando la creatividad, que todo se puede mejorar. INNOVANDO CONTINUAMENTE. Que es clave mantener mentalidad de ahorro en todos los procesos. Que todos SOMOS PARTE DE UN EQUIPO. Y nos necesitamos unos a otros. Que nadie es imprescindible. Que hay poner FOCO EN EL CLIENTE Y EN EL USUARIO. Existimos por ellos. Que la TRANSPARENCIA y la Confianza son irrenunciables. Que Intraemprender, proponer cambios, ideas y mejoras, no tiene pena. Que es necesario conversar, ser multicultural, hibridar y PENSAR DIFERENTE. Que lo que haces debe contribuir en MEJORAR LA SOCIEDAD en que vivimos. Entonces, sí puedes pasar, siéntate y vamos a trabajar juntos PARA CAMBIAR EL MUNDO”. Con valentía y humildad, Manuel te la lee y te mira a los ojos para comprobar tu aceptación a este “contrato” de Liderazgo. Marcar la pauta, hacer equipo, infundir energía. 
En la sede central de SUMA, la planta primera (que llaman “el garaje”) se ha convertido en un peculiar centro de I+D, porque “la innovación hay que diseñarla”. Con cierta periodicidad, celebran un ‘Desayuno de Innovación’, al que invitan (“engañan”, dicen cariñosamente Manuel y su equipo) a personalidades como Pablo de Castro, Miguel Ángel Pesquera, expertos del MIT, etc. Y lo hacen en ULab, al otro lado de la Plaza de San Cristóbal. Porque el espacio, el diseño, tiene una importancia enorme para marcar la diferencia.
Foco en el Cliente (los Ayuntamientos de la Provincia) y los usuarios (los ciudadanos), “Obsesión” por el Equipo (SUMAmos juntos), transformación cultural digital (la tecnología como trampolín del talento individual y colectiva), avances notorios en el clima/ambiente de trabajo (los rostros de ilusión que comprobamos ayer no son precisamente los que imaginamos del funcionariado), “elevator pitch” como forma de presentación de los propios profesionales, que lo hacen conjuntamente desde distintas áreas... Miles de detalles que marcan la diferencia y convierten a SUMA en algo único. Por ello están “exportando el modelo” a otras Comunidades Autónomas y pronto a nivel internacional.
Como te puedes imaginar, el Liderazgo Innovador de Manuel Bonilla no es casual. Es una suma de Educación (postgrados en Fundesem, Esade, etc), de Experiencia (procede de la empresa privada, de una exitosa carrera en Banca) y de Exposición (atreverse a un modelo y una mentalidad diferente que, como dice ayer Pablo, “nos devuelve la fe en la Administración Pública). Exigencia desde la ilusión.
SUMA está en el camino, y ayer se dijo, de convertirse en la RA (Referencia Automática) en su nicho, como lo es Google entre los servidores, Amazon en la distribución online o Apple/Samsung en los teléfonos inteligentes. Cuestión de Marca, de promesa de valor. De atraer, fidelizar, desarrollar, comprometer a su talento para servir a clientes y usuarios.
Como tuve oportunidad de decirles ayer a los profesionales de SUMA, a ese talento especial, hay dos buenas noticias: lo que han conseguido en muy poco tiempo y que lo mejor está por llegar, en términos de desarrollo, visibilidad, aprendizaje conjunto, orgullo de pertenencia (la clave oculta de la eficiencia), etc.
Gracias, muchas gracias, a Manuel, Encarna y todo el equipo de SUMA, a Pablo y Miguel Ángel, y a la buena gente de ULab, que es un centro de empleo del talento, de aprendizaje y cuenta con un anfiteatro magnífico para compartir ideas.
Disfruté mucho del almuerzo, realmente entre amigos, en el ‘Nou Manolín’ (esos dos arroces inmejorables) y por la noche, en la cena de coaching “face to face” en A Barra (c/Pinar, 15 de Madrid) con un especial compañero de viaje en la Transformación del Capitalismo al Talentismo. Una cena entrañable. Hemos de ser ese cambio que deseamos ver en el mundo.
¿Canción? Let’s do it (let’s fall in love), en la versión de Ella Fizgerald de 1956: www.youtube.com/watch?v=JMa9FaWVox0
Te recomiendo la entrevista de Federico Kukso a Rafael Reif, presidente del Massachussets Institute of Technology: “En el MIT no buscamos a los niños populares, sino a los que son diferentes” http://elpais.com/elpais/2016/10/06/ciencia/1475765599_582243.html
“Nuestra educación no se basa en la competición, sino en la colaboración”. “Valoramos la inteligencia, la pasión, la curiosidad”. “Hay que unir las avanzadas capacidades técnicas y científicas”. “La universidad debe formar para comprender la naturaleza humana”. “El poder del cerebro humano trabajando colectivamente es enorme”.
Hoy jueves y mañana viernes, reunión estratégica de Right Management en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Y esta tarde, intervendré en la Nebrija en AECOPE (Asociación Española de Coaching Pedagógico) con mis buen@s amig@s Carmen Pellicer, Elsa Punset y Roberto Luna. Ayer el presidente Rajoy reclamó un Pacto por la Educación. “Llegaremos a tiempo”.