Páginas vistas en total

viernes, 2 de septiembre de 2016

Una sensación de Paz


Hoy se ha casado, a las seis de la tarde y en la catedral de Toledo, nuestra amiga y compañera Belén. Un día muy especial para ella y sus personas cercanas. ¡Enhorabuena!
Anoche mantuve una conversación de alto impacto con una persona muy querida que me dejó una poderosa sensación de paz, de cariño y de agradecimiento. Mi gratitud a ti y mi deseo de que seas muy Feliz desde la plena Libertad.
Según el Dalai Lama, “la paz no es la mera ausencia de violencia, la paz debe venir de nuestro interior. Y la paz interior viene de tener en cuenta los intereses de los demás”.  
La canción de este primer viernes de septiembre, ‘Hoy’ de Gloria Stefan: www.youtube.com/watch?v=HAay4DZX67E
He estado leyendo ‘Eres talento. Descubre tu potencial interior y eleva tu vida a un nivel superior’, de Félix Torán. Doctor en ingeniería electrónica, trabaja desde 2000 en la Agencia Espacial Europea y combina la docencia con el crecimiento personal, con libros como ‘El tiempo en tus manos’ y ‘Ecología mental para dummies’.
Parte de una cita de Publio Siro: “Así como el ignorante está muerto antes de morir, la persona con talento vive aun después de muerta”. El autor destila la definición de Talento de la RAE, combinándola con su experiencia personal. El talento es más que el conocimiento, que la habilidad, porque incluye la pasión y tal vez el genio. “Hacer con soltura lo que es difícil a los demás, he ahí la señal del talento. Hacer lo que es imposible al talento, he ahí el signo del genio” (Hanry F. Amiel). “La verdadera esencia del talento reside en tu interior”.
Para descubrir nuestro talento, Félix Torán nos propone alcanzar un estado de concentración elevada, plantearnos las preguntas correctas, recibir respuestas, tomar nota de las mismas y poner nuestros talentos por escrito.
Hemos de decidir cómo vamos a servir con nuestro talento, desde la misión personal y la visión de futuro. El principal enemigo del talento, siempre según Torán, es el ego: “tu concepto mental de lo que llamas “yo” que te convierte en una entidad separada del resto del mundo”. El ego se aferra a todo lo que es falso. Actuar desde el alma es dejar de actuar desde el ego.
Agentes intoxicantes del talento son el miedo (por ejemplo, a fracasar), la envidia, el materialismo imperante… Para desarrollar nuestro talento, hemos de practicar la paciencia, no hacer daño a los demás, asegurar la coherencia y consistencia (entre misión, visión y talento). Félix nos habla de la sincronicidad, que responde a la visualización creativa (como experto en física cuántica, la vincula al principio de superposición), de la ley del ritmo, con la vibración (“en el Universo todo es energía”), de la ley de la correspondencia (“como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba”), de la ley del efecto contrario (Emile Coué) y de la de causa y efecto.
Por último, el valor del esfuerzo (“No existe gran talento sin gran voluntad”, Honoré de Balzac), la motivación, la disciplina y la sabiduría, que siempre va acompañada de una gran dosis de humildad.
No dejes de crecer. “Hay quienes se consideran perfectos, pero es sólo porque exigen menos de sí mismos” (Herman Hesse). Desde la Libertad, “Quien no vive para servir, no sirve para vivir” (Rabindranath Tagore).   Gracias, Félix, por compartir tu sabiduría en este libro.