Páginas vistas en total

jueves, 22 de septiembre de 2016

El secreto de la Empleabilidad es 3V - 3N


Esta mañana he disfrutado del enorme privilegio de participar, como mentor de Coaching del Human Age Institute, en la jornada “Talent at Work” en la Universidad de Alicante. Y lo he hecho hablando de “los secretos de la Empleabilidad”, un tema esencial en nuestro país, con un nivel de desempleo que parece imposible bajar del 24% y de desempleo juvenil superior al 50%. Mi gratitud al equipo rectoral, a Universia en la persona de Bea y a nuestro equipo de Montse Moliner.  
Vuelo a Madrid, coaching de equipo con el CD de un gran grupo del sector del automóvil (que han iniciado brillantemente mis compañeros Jan y Araceli) y cena con DGs amigos en el restaurante Rioja, junto a la Puerta de Toledo.
Vivimos en un mundo de escaso liderazgo (no hay más que analizar los supuestos debates de la cumbre del G20 en Hangzou hace unos días o el libro ‘Turbocapitalismo’ de Raphael Nagel sobre el capitalismo depredador), híperVUCA (volátil, incierto, complejo y ambiguo), en el que “el nombre del juego” (the name of the game) es la Empleabilidad. No debemos buscar “trabajo” (instrumento de tres palos del Imperio Romano) sino “emplear” (implicarnos) nuestro Talento, algo radicalmente diferente.
Empleabilidad es un término acuñado por el profesor de la London Business School Sumantra Ghoshal (1948-2004) en 1997. El profesor Ghoshal nos enseñó que la Calidad Directiva marca la diferencia, porque puede crear un “clima” (laboral) como Fontainebleau en primavera o como su natal Calcuta en un tórrido verano (“the smell of the place: /www.youtube.com/watch?v=UUddgE8rI0E). La Empleabilidad es “la capacidad de encontrar empleo o de mejorarlo si un@ ya lo tiene”. Ni más ni menos.
Para ser empleables, ¿qué debemos emplear? Nuestro Talento. Como dice el maestro  José Antonio Marina, “un término de la psicología popular”. El Talento, ya sabes, es “inteligencia triunfante” (Robert Sternberg), inteligencia en acción. Es poner en valor lo que hacemos (he presentado los casos, sobresalientes, de mis amigos Teresa Perales, 26 medallas olímpicas, o Christian Gálvez, estrella de los presentadores). El Talento se compone de Capacidad (Aptitud + Actitud), Compromiso (energía física, mental, emocional, de valores) y Contexto (encaje cultural). ¿Somos capaces de explicar nuestro Talento, sucesivamente, en estos términos?
Especialmente, el triángulo de nuestra Actitud: nuestras emociones (hay seis universales: ¿nos domina la alegría y la sorpresa positiva o el miedo, la ira, la tristeza, la vergüenza?), el lenguaje (recomiendo una vez más el libro ‘La Ciencia del Lenguaje Positivo’ de la buena gente de “el jardín de junio”) y la postura corporal (Amy Cuddy, su exitoso vídeo en TED y su libro ‘Presencia’ son la referencia en este sentido).
Modo de empleo del Talento: el Talento no nace ni se hace; se cultiva, como una planta (el Liderazgo, talento para influir decisivamente en los demás, se forja). O adoptamos la “mentalidad ganadora” (Carol Dweck) o con la fija, la defensiva, no llegamos lejos. Debemos “fluir” (Ciskzentmihalyi) desde un reto que eleve nuestras capacidades. “El Talento que no se aprecia se deprecia”.
Mi admirado Richard Florida (al que tuve el honor de hacer de cicerone hace algunos años en Valencia, porque es un apasionado de la obra de Santiago Calatrava) acuñó el término “clase creativa” para referirse a las personas empleables, que comparten competencias como la Flexibilidad, la Seguridad (autoconfianza), la Serenidad (autocontrol), Atrevimiento (valentía), Logro (orientación a resultados), Empatía e Influencia (autoridad moral). ¿Cómo se desarrollan? Desde la consciencia, el conocimiento y la práctica (de inconscientemente incompetente a inconscientemente competente).
El secreto de la Empleabilidad es 3V – 3N. Como activo, la intersección de tres círculos que corresponden a las tres acepciones de la palabra Valor: lo que nos guía (nuestros principios, nuestra vocación, lo que nos gusta); el coraje o atrevimiento (ser valientes para destacar en este campo) y lo que el mercado aprecia. Vocación, Valentía, Validez. Lo que resta son 3 N (o 3I): “No sé lo que quiero”, “No me atrevo”, “No lo paga el mercado”. La Ignorancia, la Indolencia, la Indiferencia. Tú decides respecto a tu Empleabilidad.
Desde ManpowerGroup proponemos muy seriamente un #PactoporlaEmpleabilidad, en el que las empresas den oportunidades a l@s jóvenes, valorando menos la experiencia que la actitud y el compromiso (por ello, más de 400 empresas forman parte del HUAI, la mayor plataforma de talento de nuestro país); y en el que l@s jóvenes desarrollen su empleabilidad desde su aptitud, actitud, compromiso y encaje como “clase creativa” que deben ser. Nuestra alianza con Universia es esencial para este propósito.
Canción de Sergio Dalma, ‘Se empieza nuevamente’: www.youtube.com/watch?v=RxmSf63zVFk “Nada es imposible/ mientras que uno vive”.