Páginas vistas en total

jueves, 11 de agosto de 2016

Piensa como un directivo, pero no actúes como tal


Es imposible no enamorarse de Helsinki por su diseño omnipresente (Marimekko, littala, Atek, Arabia, etc), por su ambiente marítimo (300 islas, 100 km de litoral), por sus saunas (3’3 M de saunas en el país; la del hotel la hemos Scandic Park la hemos utilizado Zoe y yo profusamente), por su naturaleza, por su gastronomía (desde las estrellas Michelín al Hard Rock Café), por su arquitectura a caballo entre Oriente y Occidente, por sus encantadores distritos (el del Diseño, el Casco Antiguo, el Verde), por sus Museos y grandes almacenes, y sobre todo –aunque parece un tópico- por su gente. Ayer nos despedimos de esta maravillosa ciudad cenando al aire libre en StoryVille, un “Happy Jazz Club”. Sergio Bastos y la Raivo Tafenau Band (un quinteto formado por brasileños, estadounidenses y finlandeses) nos deleitaron con melodías como ‘la chica de Ipanema’. Una gozada.  
Esta mañana hemos salido en tren hacia Laponia. 8 horas de viaje para llegar a Rovaniemi. Tiempo de lecturas, de música, de descanso y de diálogo.
Antes de ayer compré en la principal librería de Finlandia ‘Think like a manager, don’t act like one’ (Piensa como un directivo, pero no actúes como tal) del creativo holandés Harry Starren. Se trata de 75 reflexiones (el autor prefiere no llamarle libro) para funcionar y tener éxito a contracorriente. De las 75, me quedo con este paretiano 20%:
- Modérate en la Innovación (no te pases) y que el cliente sea quien te guíe. Más que el diseñador, las mejoras las sugieren los usuarios. En Innovación lo irrelevante es lo relevante y la escasez es una bendición.
- Haz lo que sea posible, no lo que sea permisible. Mejor pedir perdón que permiso.
- Hay tres maneras de alcanzar un objetivo. La primera es saber lo que quieres y tomar la directa (DpO de Peter Drucker). La segunda es más estratégica, y entonces la dirección (la tendencia) es más importante que el objetivo en sí. La tercera es querer el objetivo cuando lo has alcanzado. No tiene nada de convencional, pero funciona.
- Sé la alternativa. Porque “no hay hechos, sólo interpretaciones” (Nietzsche). Sé moderad@. La “justa medida” de Aristóteles (ya sabes, mi coach favorito).
- El tiempo marca la diferencia. “Es la mejor arma en tiempos de guerra” (Sun Tzu). Ganan l@s resilientes. El éxito es fallar rápido y corregir.
- La gran pregunta es: “¿Qué quieres conseguir?” (What do you want?). Como diría Stephen Covey en ‘Los 7 Hábitos’: “Comienza con la mente puesta en el final”. Y construye a partir de ahí.
- El Liderazgo es un “arte escénico” (performing art). Trata de crear disfrute en la repetición y decirlo todo como si fuera la primera vez.
- “La prueba de una inteligencia de primer nivel es mantener en mente dos ideas opuestas y aún así funcionar” (F. Scott Fitzgerald, El Gran Gatsby). A veces el silencio es tan importante como la acción. Deja que el silencio hable.
- El caos se auto-organiza (Walter Baets, experto en Teoría del Caos). Sólo hay que darle tiempo.
- Hay tres tipos de lógica: la lineal (causa-efecto, pregunta-respuesta, problema-solución), la múltiple (un efecto puede tener múltiples causas) y la circular (la causa es a la vez efecto y viceversa). En un mundo VUCA, ¿qué es lo más habitual? Por ejemplo, un público entregado mejora la representación (“good audience makes for a better performance”).
- Pospón el juicio, porque toda desventaja puede tener una ventaja, y toda ventaja tiene su desventaja. Por ejemplo, cuanta mayor sea tu reputación, más tienes que perder.
- “No hay nada más práctico que una buena teoría” (Kurt Lewin). Por eso hay que decir que sí a los principios, y no necesariamente a las reglas. Mantén las cosas simples (Keep it simple) excepto cuando es importante (la realidad suele ser compleja).
- Deja de desmotivar a las personas, y no trates de motivarlas. Se motivan solas. No inspires, pero que te inspiren. Mira a ver si el problema recurrente eres tú, si se repite la pauta. Trata de entenderte a ti mism@ para entender a l@s demás (empatía).
- No existe ni la Organización (que es un constructo mental, una idea) ni el Liderazgo (que es observación subjetiva).
- “Casanova fue un gran escuchador”. Su mayor capacidad fue escuchar, y eso le hizo irresistible. Atrévete a preguntar, atrévete a dar, haz que hablen tus acciones y no te quejes.

Reflexiones profundas, en general a contrcorriente, que nos resultan útiles. ¿Con qué “banda sonora” combinan? Con el ‘Love will lead you back’ de Taylor Deane: www.youtube.com/watch?v=IaTPaO93OLg       

2 comentarios:

yolandasaenzdetejada dijo...

Magnífico post para estar pensando todo el día sobre lo que he de modificar. Directamente lo imprimo y lo pego en el estudio. Así lo repaso.
Gracias, maestro.

Juan Carlos Cubeiro dijo...

Gracias, querida Yolanda.
Un beso