Páginas vistas en total

lunes, 8 de agosto de 2016

Lecciones de ABBA y los premios Nobel para construir una marca poderosa


Hoy hemos tomado Zoe y yo el ferry de Suecia a Finlandia a las 4 de la tarde. Pasaremos la noche a bordo y llegaremos a Helsinki mañana por la mañana. En el barco, buffet sueco (Smorgabord), música, etc.
Ayer disfrutamos de un día soleado y nada caluroso en la capital sueca. Tomamos el autobús “Hop On – Hop Off” (con 21 paradas, que puedes subir y bajar cuantas veces quieras), paseamos por la parte vieja junto al Palacio Real, fuimos de compras a Brandy Melville (una tienda, grandísima en Estocolmo, que a Zoe le encanta), disfrutamos del “día brasileño” en uno de los mejores parques y cenamos en la arteria principal.
De los más de 70 museos que alberga la ciudad, disfrutamos especialmente de dos muy curiosos y característicos de Suecia: el del grupo musical ABBA y el de la fundación Nobel. Dos marcas especialmente poderosas.
He leído ‘The Music. The Memories. The Magic’ (La Música. Los Recuerdos. La Magia) sobre ABBA, la banda con más ventas en los 70, y a partir de este libro creo que podemos extraer algunos elementos inspiradores:
- El valor del nombre. El cuarteto lo formaron en 1972 Benny Anderson (1946), Frida Langstad (1945), Bjorn Ulvaeus (1945) y Agnetta Falskog (1950). Bjorn y Benny se conocían desde 1966 y Agnetta y Frida desde 1968. Al principio se llamaron “Bjorn Benny & Agnetta Frida” y lanzaron su primer álbum ‘Ring Ring’ en marzo de 1973. Ese verano hicieron una gira por el país. Probaron en la selección de Eurovisión, pero fracasaron. Ya como ABBA (el acróstico de sus nombres de pila, con Anni-Frid en lugar de Frida) se presentaron de nuevo a Eurovisión en 1974. El nombre, como el de Nobel, es sonoro, se dice prácticamente igual en cualquier idioma y resulta altamente memorable.
- Reconocimiento internacional. 6 de abril de 1974, Brighton. El grupo sueco actúa con la canción ‘Waterloo’, alegre y pegadiza, y gana el Festival de Eurovisión. ABBA (Agnetha, Bjorn, Benny y Anna-Frid) ya era famoso en todo el continente. Tenían que aprovechar la marea.
- El esfuerzo continuado. El estudio Polar era su lugar de trabajo. Establecieron un “horario laboral” para componer y grabar. Para Benny, el cerebro del grupo, las voces femeninas daban a ABBA ese toque especial. En lugar de competir por “tiempo musical” con otros artistas, en el Polar Music Studio contaban con todo el tiempo para ellos.
- Calidad de producto. En su tercer álbum, simplemente ABBA, encontramos canciones como ‘SOS’, ‘I Do, I Do, I Do, I Do, I Do’ y ‘Mamma Mia’, en los que muestran su verdadera identidad.
- Un manager eficaz. Stig Anderson compró una casa de verano en la isla de Viggsö y los cuatro (en realidad, dos parejas: los Anderson y los Ulvaeus) también adquirieron allí sus casas. Es una zona especial para ABBA, donde compusieron ‘Fernando’ o ‘Dancing Queen’.
- La llegada. En 1976, ‘Fernando’ llegó al número uno en una docena de países (en Australia, 14 semanas, igualando el récord de los Beatles). Su programa en TV en aquel continente atrajo más espectadores que la llegada del hombre a la Luna. En agosto, ‘Dancing Queen’, un éxito aún mayor.  De octubre es su cuarto disco, ‘Arrival’ (Llegada).
- Presencia. La estética del grupo siempre ha sido única (del diseñador Owe Sandström y el sastre Lars Wiggenius, de ArtDressing). Octubre 76: EEUU, Europa. En 1977, tour por Gran Bretaña (con 3’5 M de espectadores en Londres). Con ‘ABBA-The Album’ el grupo se permitió ser algo más sofisticado (por ejemplo, ‘Take a chance on me’).
- Multiplicidad. Lasse Hallstrom (director de ‘Las normas de la casa de la sidra’, entre otros) rodó ‘ABBA – The Movie’ en 1977. Un documental sobre el tour australiano; todo un fenómeno. Los vídeos siempre han tenido alto impacto en su carrera musical.
- Mantenimiento. Su álbum ‘Vooulez-Vous’ es de 1979 (“año de la infancia”, de él es ‘Chquitita’). En 1980, primera gira en Japón. De ‘Super Trouper’ es ‘The winner takes it all’. La fórmula estaba completa: atractivas melodías, arreglos con talento, armonía vocal y el disfrute de hacer música. A finales de 1982, el grupo se disolvió.
- Reinvención. Su disco ‘ABBA Gold’ es de 1992. Bjorn y Benny querían hacer un musical. El resultado, ‘Mamma Mia’, que se estrenó en Londres en 1999. La obra se ha estrenado en todo el mundo y la película de julio de 2008 (con Merryl Streep y Pierce Brosnan) ha sido un éxito extraordinario. En 2009, ABBAWorld en Londres y en 2013 el Museo que disfrutamos ayer.
¿Banda sonora? Como el otro día incluí ‘The winner takes it all’ (Va todo al ganador), hoy ‘Dancing Queen’, la Reina del Baile: www.youtube.com/watch?v=xFrGuyw1V8s Atención a la estética y la coreografía: “See that girl/ Watch that scene/ Digging the Dancing Queen”.
El “modelo Nobel” sigue pautas muy similares en términos de marca ganadora: un gran nombre, una excelente historia (la última voluntad del inventor de la dinamita y gran industrial en 1895), buena gestión, duro trabajo, presencia (la cena del 10 de diciembre, la ceremonia de los galardones), vocación global, grandes personajes (de Marie Curie al Dalai Lama), multiproducto (seis categorías: física, química, fisiología/medicina, literatura, paz y posteriormente economía), mantenimiento a lo largo de las décadas, reinvención…