Páginas vistas en total

viernes, 8 de julio de 2016

Excelencia y Liderazgo Femenino, con la batuta invisible


Primera parte de la jornada en Córdoba. Desayuno en el Eurostars (tras el concierto de La Unión, del que te hablaré mañana).   
Ayer tomé el AVE de las 7 pm desde Atocha a la ciudad del Califato y llegué antes de las 9. Cena con el equipo directivo de Gilead, la farmacéutica que lidera María Río, una de las ejecutivas más importantes del sector. El jueves y hoy viernes, convención con la Excelencia (Da lo mejor de ti) como tema principal.
Para ambientarla, el ‘Color Esperanza’ de Diego Torres: www.youtube.com/watch?v=Nb1VOQRs-Vs “Saber que se puede,/ creer que se pueda.”
Como sabes, la Excelencia es un concepto aristotélico (no es un acto, sino un hábito) y significa superar las expectativas. Proviene del latín “Excellentia” y éste de “celsus”, cumbre, con el prefijo “ex” (ir más allá). El padre del concepto es, cómo no, Aristóteles, con su “areté” (potencial, virtud). O en palabras de Cervantes: “Ama, no lo que eres, sino aquello en lo que te puedes llegar a convertir.
En Gilead se entiende la Excelencia como:
- No se trata de SER EL MEJOR (no estamos compitiendo con nadie), sino de DAR CADA UNO LA MEJOR VERSIÓN DE SÍ MISMO.
- No se trata de BRILLAR (reconocimiento público, premios…) sino de saber hacer de la mejor forma posible lo que cada uno tiene encomendado.
- La excelencia NO ES TRIUNFAR (hay mucha gente excelente de la que nunca nadie hablará). Seguramente detrás de los que triunfan (los del video) hay mucha gente excelente que hizo un trabajo callado y sin los cuales no sería posible ese “triunfo”.
- No se trata de pensar si es posible o no, o de desafiar nuestras creencias. Se trata de sabiendo hasta dónde podemos llegar (cada uno según sus capacidades) dar lo máximo.
- No se trata de ser inconformista con la primera idea (ni ninguna idea), ni de ser curioso… Se trata de ser inconformista conmigo mismo y con mi trabajo.
- La ambición que debemos de tener es la de superarnos cada uno a si mismo cada día. La diversión es la satisfacción por el trabajo bien hecho. - Se trata de ser consciente de que lo que yo dejo de hacer o no hago como debería hacer, al final alguien tiene que terminar haciéndolo (y no es el que tenía la responsabilidad de hacerlo) o nunca se hará del todo bien.
- La excelencia es autoexigencia, no autocomplacencia.
- El excelente se pregunta siempre “cómo puedo hacerlo mejor”.
- La persona excelente asume su responsabilidad tanto en el éxito como en el fracaso (no busca fuera responsables para sus fracasos).
El éxito no es por casualidad. Por ello, aplicar colectivamente este sentido de Excelencia lleva a alcanzar resultados muy positivos.
 
Esta mañana, dentro de la Convención de Gilead, hemos mantenido un diálogo Inma Shara (la mejor directora de orquesta de Europa) precisamente sobre el Liderazgo, la Excelencia y la responsabilidad del/de la líder en conseguir que cada uno de los miembros del equipo den la mejor versión de sí mism@s.
“What’s in a name? That which we call a rose by any other name would smell as sweet” (William Shakespeare, Romeo y Julieta). Después de un breve vídeo de la directora con distintas orquestas, he utilizado las 9 letras de su nombre y apellido (Inma Shara) para preguntarle:
- Iniciativa: ¿Qué le ha hecho a Inma Shara convertirse en la figura que es hoy? Su educación inicial, sus primeros maestros, su vocación y perseverancia… La proactividad como “marca de la casa” del talento. Si simplemente respondes a lo que te piden, por halagador que sea, no llegas tan lejos.
- Naturaleza humana: ¿Hasta que punto el talento –en este caso, de Inma Shara- nace o se hace? Como sabes, el talento ni nace ni se hace; se cultiva. La predisposición de Inma hacia la música comienza desde pequeña (a los cuatro años). A partir de esa “semilla de talento”, de su amor por la música, el resto es perseverancia: ciclos de 10.000 horas (diez años de práctica disciplinada). De los 4 hasta los 27, cuando dirigió por primera vez profesionalmente en Minsk.
- Motivación: ¿Qué le hace a Inma Shara levantarse por la mañana? La motivación de inicio (ilusión) no es la motivación de mantenimiento. Ambas son necesarias, imprescindibles, para dirigirse un@ mism@ convenientemente y saber liderar a l@s demás.
- Armonía: ¿Qué es la “batuta invisible”? (Con toda modestia, te sugiero leer la entrada en este blog de 22 de junio de 2014, sobre este libro de Inma Shara). En un mundo en el que los intangibles marcan la diferencia, se trata de generar un clima de alto rendimiento en una cultura de colaboración que apuesta decididamente por el talento. La batuta invisible es el motor interno que te lleva adelante.
- Significado: ¿Qué significa la música para Inma Shara? Como te puedes imaginar, para ella es la vida. No concibe la existencia sin música.
- Humildad, que es seguir aprendiendo y no depreciar tu talento (que es poner en valor lo que haces). ¿De qué se siente Inma Shara más orgullosa en su trayectoria profesional?
- Admiración (la “envidia sana” no existe; es “admiración”, las personas que te inspiran y a las que “miras” conscientemente). ¿A quién admira especialmente Inma Shara en el panorama musical y por qué? A Sir Colin Davies, a Zubin Mehta, Leonard Bernstein…
- Razón: ¿Qué papel juegan para nuestra directora la razón y la emoción? Como suele decir Inma Shara (y cuenta que lo aprendió de un servidor, algo que le agradezco mucho), la razón guía y la emoción moviliza.
- Amor. Finalmente, la A de Amor. ¿Qué es para Inma Shara el Amor a la música? ¿Cómo lo vive cotidianamente? Para Inma, la Música es obsesión, es su forma de entender la vida.
Su libro ‘La batuta invisible’ comienza así: “El primer acorde, el silencio. El podio, mi principal confidente. Y el silencio continúa. Detrás, un auditorio formado por centenares o miles de personas contiene la respiración. Y el silencio continúa. Enfrente, una orquesta formada por experimentados maestros también contiene el aliento; concentrados y expectantes ante mi gesto inicial. Y el silencio continúa. En ese instante, la atención se centra en mi primer movimiento gestual, en mis brazos, en mis manos… Y el silencio continúa. Doy la primera anacrusa del concierto. Y la música comienza.”
Soy un ferviente convencido de las ventajas del Liderazgo Femenino, y del concepto de batuta (del italiano “battuta”, compás, y éste del latín “battuere”, batir, golpear). 
Mi gratitud a mi amiga Inma Shara, una directora muy innovadora (ella no “usa” una batuta; ella “es” una batuta) por sus reflexiones, tan enriquecedoras. Ya María Río, también líder humanista en esta nueva era que es el Talentismo.

Para acabar el día (al menos en Córdoba), ‘Sueños’ con Diego Torres y Julieta Venegas: www.youtube.com/watch?v=-tR883992xE “Quiero que me mires a los ojos,/ y que no preguntes nada más”.
Pero este día tiene dos partes. A las 12 h, AVE a Madrid y de ahí a Zaragoza para llegar a las 4 pm a la capital del Ebro.              

2 comentarios:

Toperez dijo...

Inma goza de la misma clase de "capacidad inspiradora" que su colega de profesión Ben Zander y su Pasión y Ojos brillantes. Ambos utilizan ejemplos de música clásica y una orquesta, perfectamente análogos al liderazgo empresarial. Ah¡ y muy imaginativa la forma de presentar los elementos clave de la excelencia, utilizando cada letra de su nombre Juan Carlos!

Juan Carlos Cubeiro dijo...

Efectivamente, los dos directores que más admiro por su aproximación al Liderazgo.

Gracias!!

Un abrazo