Páginas vistas en total

jueves, 23 de junio de 2016

Benjamin Zander, con los ojos brillantes


Jornada entre Barcelona y Madrid. Anoche, cena en la Barceloneta al aire libre. Hoy, reuniones de Right Management y ManpowerGroup, presentación mensual del presidente del grupo a todos los profesionales a la una, Human Age Institute y AVE por la tarde.
Comienzo la mañana, musicalmente hablando, con La Quinta Sinfonía de Beethoven, en la versión de la Joven Orquesta de las Américas (compuesta por maestros de 25 nacionalidades), dirigida por Benjamin Zander.
Benjamin Zander está hoy en España, y dirige (La Tercera, Heróica, de Beethoven; el Preludio para la siesta de un fauno de Debussy y el Concierto para arpa de Ginastera) con la Boston Philarmonic Youth Orchestra. Desde las 19,30 en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional.
Su video de TEDx ‘Música clásica con los ojos brillantes’ (Monterrey, California, 2008) es mi preferido de todos los tiempos. Conecta su pasión (la música clásica) con la pasión, con el rigor en la ejecución, con el poder de los “ojos brillantes” (que nunca mienten), con el Liderazgo. www.youtube.com/watch?v=d-7GrKiVVfc
El maestro Zander, nacido en Buckinghamshire, Inglaterra, cumplió 78 el pasado 9 de marzo. Estudió violonchelo y composición con su padre, Walter Zander (1898-1993), con Benjamin Britten y en Florencia con Gaspar Cassadó. A los 25 años ganó una beca de Harvard y en 1967 se incorporó al New England Conservatory, del que es su director artístico. Desde hace dos décadas dirige la Boston Philarmonic Orchestra. Es un consumado experto en música centroeuropea (Bruckner, Mahler, Beethoven) y posee un talento pedagógico como pocos.
Tuve el honor de conocer personalmente a Benjamin Zander gracias a nuestro común amigo Santiago Álvarez de Mon. Me impactó su alegría de vivir, su carácter explosivo y extrovertido (es un 7 del eneagrama, lo que en el diversigrama llamamos “mariposa”, intelectual extrovertido), su honestidad personal, su claridad de ideas. Leí entonces su libro ‘El arte de la posibilidad’ (junto con su entonces esposa, Rosamund Stone Zander) y lo encontré fascinante. Este texto nos aporta una docena de lecciones maravillosas:
1. Ya está todo inventado. Todo problema, todo dilema, está básicamente en nuestra mente. Amplía el marco y los problemas desaparecerán.
2. Adéntrate en el universo de la posibilidad. El universo es abundante, abierto e infinito.
3. Da un sobresaliente. En la vida puedes sufrir el estrés, la ansiedad, de un buen resultado, o partir del sobresaliente. Es lo que Zander hace con sus alumnos del conservatorio. Esto transforma la actitud de sus pupilos.
4. Sé un/a contribuidor/a. Declárate así (alguien que aporta) y dedícate a generar valor. Pasa de la mentalidad de escasez (poco tiempo, pocos recursos) a la de abundancia.
5. Lidera desde cualquier asiento. No tienes que ser la jefa para liderar, porque el liderazgo, como bien sabes, trata de credibilidad, de autoridad moral, de vivir el ejemplo. La pregunta que debemos hacernos es: “¿Qué estoy haciendo que sus ojos no brillan?”.
6. La Regla número 6. Es “No te tomes demasiado en serio”. Las cinco anteriores no existen. Ilumínate y abandona los pensamientos egoístas y limitativos, que te hacen sufrir.
7. Toma las cosas como vienen. Es la aceptación, el disfrute del presente.
8. Da rienda suelta a la pasión. Participa al máximo. “Tu vida cambia cuando trasciendes las barreras de la supervivencia personal y te conviertes en la conductora de tu energía vital”. Implicación, compromiso, enganche: de eso tiene que ir la vida.
9. Enciende una vela. Amplía las posibilidades en los ojos y en las vidas de los demás.
10. Sé “el board” (el consejo, el comité). Declara: “Soy el marco de referencia de todo lo que pasa en mi vida”. Asume tu responsabilidad.
11. Crea marcos para la posibilidad. Toma la iniciativa, no te lamentes de tu suerte.
12. Haz una historia de “nosotros”. Del individuo al equipo, de sola a juntos. Mucho más que dos. “Cuando llega el NOSOTROS se pierden los miedos, la competencia y el sufrimiento”.         
La música como gran vehículo emocional. Intermedio musical: también de Beethoven, el Alegretto de su Séptima Sinfonía. www.youtube.com/watch?v=LeX8scBef-M Inolvidable en la película ‘El discurso del Rey’, cuando el monarca británico declara la guerra a los nazis. Esencial hoy, día de un absurdo referéndum sobre el Brexit.
Tenía entradas (fila 1) para estar junto a Zander esta tarde, pero por circunstancias de la vida no ha podido ser. Me alegra mucho que lo hayan disfrutado mis grandes amigos Esther y Jaime (como nada es casual, hoy es el cumple de Jaime). Lo habrán disfrutado mucho más que nosotros.
Sí he estado en la celebración de los 25 años del Club de Excelencia en Gestión, a las 19,30 h, de la que te hablaré mañana. Agradezco muchísimo a Ignacio, Mercedes y todo el equipo del CEG este evento. Ser una empresa 400+ o 500+, además de Top Employer, es un privilegio que debemos disfrutar mucho.
Y para finalizar, el preludio de Chopin (Op. 28 número 4), uno de los 24 que compuso. Benjamin nos invita a pensar en un ser querido que ya no está entre nosotr@s y escuchar esta pieza: www.youtube.com/watch?v=VtiEIdKYh4s Sin palabras. A petición propia, fue tocado en el propio funeral del músico polaco que residió en Mallorca, junto con el Requiem de Mozart.
Gracias, Benjamin Zander, por todo lo que nos enseñas.

1 comentario:

kskrx dijo...

Gracias mil por esta entrada. Mi TED favorito siempre había sido el de Jill Bolte Taylor, pero éste me ha emocionado casi tanto. Bonita sorpresa y próxima compra de los libros recomendados.
Saludos.