Páginas vistas en total

martes, 24 de mayo de 2016

Meditar desde el corazón

-->
Hoy martes y mañana miércoles son días de EFQM. La dirección de ManpowerGroup estamos muy implicados en el análisis y la presentación de la Memoria según el Modelo de Excelencia. Ayer, además, estuve cotejando ese informe con el de Top Employers (espectacular el nivel del Top 5 de empresas en todo el ciclo de talento, casi inmejorable) y con esos binoculares de excelencia se aprende muchísimo. Mi gratitud a Natacha, Clara, Manel y todo el equipo por una labor encomiable. Ha sido una jornada intensa de enorme valor de reflexión estratégica.
La canción de inicio del día, de madrugada, ha sido ‘The return of innocence’ de Enigma: www.youtube.com/watch?v=Rk_sAHh9s08 Llegó a ser número 1 en 10 países de Europa, desde Grecia e Irlanda a Suecia y Noruega. “Return to yourself,/ the return to innocence”. Muestra en el vídeo a una persona desde que muere hasta que nace, en sentido inverso. Por eso retorna a la inocencia.
He estado leyendo dos libros bellísimos y prácticos.
‘El corazón de la meditación’ del Dalai Lama, traducido del tibetano por Jeffrey Hopkins a través de conversaciones entre ambos. En la primera parte, el Dalai nos muestra su foco: “La única de alcanzar una paz duradera es a través de la confianza, el respeto, el amor y la amabilidad entre todos. No hay otra manera”. La práctica básica es la empatía (la amabilidad, la compasión), y le siguen la meditación (canalizar la fuerza mental) y el conocimiento. “Para desarrollar al máximo cualidades espirituales como el amor, la compasión y el altruismo es necesaria la meditación. En este momento, nuestra mente es demasiado dispersa y, cuando la mente está dispersa, pierde fuerza. Si la canalizamos, sucede como con el agua: cobra fuerza”.                
En la segunda parte, nos muestra el principio fundamental: que la consciencia íntima está presente en todo tipo de consciencia (“el hielo, aunque sea sólido y muy duro, no va más allá de la naturaleza del agua”). La tercera es un comentario a ‘Las tres claves que traspasan el núcleo’, de Patrul Rinponché. La primera es la introducción a la conciencia íntima, que llama “la Gran Perfección”. Se trata de relajarse, dejar de pensar por un rato y recibir el choque. La segunda clave es mantener la meditación (“para quienes las conocen previamente, las luces claras madre e hija se encuentran”). La tercera clave es autoliberarse: la confianza. Es la triada de visión, meditación (serenidad) y comportamiento. 
Interludio musical de Enya: ‘Only time’ www.youtube.com/watch?v=7wfYIMyS_dI “Who knows? Only Time” (¿Quién sabe? Sólo Tiempo).
En ‘El pequeño Libro del Mindfulness’, la Dra. Patrizia Collard nos demuestra que el mindfulness (la práctica de la consciencia plena) es la vía más sencilla para liberarse del estrés y situarse en el presente, el aquí y el ahora, en cualquier momento.
En 1979, Jon Kabat-Zinn abandonó su carrera como científico y creó una clínica contra el estrés en el Hospital Universitario de Massachussets. Así nació el mindfulness en Occidente. Después escribió ‘Vivir con plenitud la crisis’. Con apenas 10 minutos al día, reconecta con la vida. “Cuando bebas, bebe; cuando camines, camina”, dice un proverbio zen”.
Los pensamientos cambian nuestra realidad. Por eso hemos de incrementar la gratitud. La Dra. Collard nos sugiere mirar a nuestro alrededor y vivir más (“Con curiosidad y sentido de la aventura podemos aprender y experimentar más, momento a momento”), sintonizar con nuestra respiración, hacer la “estrella de mar” de pie, sentir la tierra (la postura de la montaña), hablarle a la ira y dejarla salir, hacer seis veces el estiramiento del gato, visualizar un guijarro, caminar conscientemente, simplemente ser (el escáner del cuerpo), abrazar la pérdida, comer con placer (“en su hábitat natural, una gacela nunca pastará si hay un león al acecho”)… Y por supuesto, la gratitud y la compasión. En palabras de la autora, “el mindfulness es más una actitud que una destreza”. Y cita el poema ‘Paz’ de Goethe, que termina: “Esperando entonces/ Solo un poco más/ Y tú también encontrarás por fin la paz”. 

Gracias a mi buen amigo, mentor de creatividad e innovación del Human Age Institute Fernando Trías de Bes, que ayer tuiteó que le gustaba la canción de Franco de Vita, interpretada con IM (India Martínez): ‘Cuando tus ojos me miran’ www.youtube.com/watch?v=LSR1BNxdT8A   “Que todo empieza y todo se ilumina/ cuando tus ojos me miran”. “Y recojo los recuerdos, / y me guardo la ilusión./ Despacio, sin apuros,/ Que traigo el corazón desnudo”. “Que mientras yo más te descubro/ más 
me acerco al paraíso, estoy seguro”. 

Besos y abrazos.