Páginas vistas en total

viernes, 6 de mayo de 2016

La dignidad, el trabajo y el empleo

Anoche llegué a Madrid, desde Tarragona, algo más tarde de las diez de la noche. Cena rápida en casa y a tratar de dormir, que últimamente tengo el horario cambiado. Esta mañana a las cinco de la mañana, la lluvia mojaba la ciudad como estaba previsto. La canción que he elegido para el inicio de  esta mañana ha sido ‘Por Quererte’ de Efecto Mariposa: www.youtube.com/watch?v=15bvHHXOFBI (“Por tenerte, por querer quererte/ Dejé de lado todo lo que sentía./ Yo no sabía que tu amor escondía la soledad./ Y aunque grites: Morena mía,/ desde esta esquina no escucho tu voz./ No sé quién eres, no sé quién soy./ No sé quién soy.)


         Maravilloso el II Foro de Liderazgo Femenino de MésDona, liderado magistralmente por Gemma Gassulla (mi agradecimiento a Gemma, a su marido y a su hijo Marc, de dos años, que también estuvieron allí en FiraReus). Quisiera destacar el altísimo nivel de todas las ponentes:
- Cristina Beamonte, de Dow Chemical, nos contó las iniciativas de equidad de género de esta multinacional y nos recordó que, a pesar de que el 60% de las universitarias son mujeres, sólo el 5% de los CEOs lo son (en la TV de Reus, en la entrevista que Elizabeth me realizó para su programa de Economía, me atreví a pronosticar que en una década habremos alcanzado la paridad directiva).
- David Tomás iba a presentar el caso de Cyberclick, “la empresa más feliz del mundo” (así se llama el libro que ha escrito y que comentaré en este blog próximamente). Dada su nueva y tercera paternidad (su mujer salía de cuentas ayer), lo hizo su directora de marketing con aplomo y enorme credibilidad. Nos demostró que el clima laboral (de alto rendimiento) depende, además de unas condiciones especiales en la relación entre el talento y la organización, de una esmerada selección (por valores, con referencias respecto a comportamientos observables), de medición constante (un NPS interno), de aprendizaje permanente, etc. Sentido común convertido en este caso en práctica común.
- La pedagoga Marta Pena nos dio una preciosa lección de vida. Marta ha dejado atrás un cáncer de mamá y ha escrito un libro sobre su experiencia que estoy seguro que pronto estará en las librerías (físicas y virtuales).
- La nutricionista Astrid Barqué de Vitampleni nos diferenció claramente alimentación (salud) de nutrición, nos aportó pautas valiosísimas para alimentarnos con calidad y nos dejó muy claro cómo tiene que mejorar nuestro país en legislación alimentaria, porque no tiene pelos en la lengua.
- Ya por la tarde, después del “pica pica” y de los talleres (gracias, Alfonso, por un workshop esplendido sobre Mindfulness), la emprendedora Gina Tost (GeenApp) describió su “empresa cucaracha” que, a diferencia de unicornios como Facebook con una valoración estratosférica, es discreta, hasta desconocida, limpiando los posibles fraudes de la red… pero seguirá viva después de un holocausto nuclear.
- La Dra. Sofía Fournier, especialista en ginecología del Grupo Dexeus y bloguera de éxito (www.unamamiquesemima.com), nos comentó como superó la separación de su pareja, cómo se relaciona con sus dos hijos y se cuida, sus valores (Humildad, Coraje, Disciplina) y sus proyectos.
- Maite Egoscozábal, socióloga del Club MalasMadres, expuso las interesantísimas iniciativas de esta plataforma (como “No Renuncio” sobre la conciliación). Potentísima la campaña del último 8 de mayo sobre “madres desaparecidas” que no ven apenas a sus hijos al cabo del día.
- y como broche, no de oro sino de platino, el lama Thubten Wangchen, Fundador de la Casa del Tíbet y representante en España del Dalai y del budismo tibetano, con 30 años en Barcelona. Salió del Tibet con cinco años, sin nada, después de que mataran a su madre. Conoció al Dalai Lama, viaja por todo el mundo y es una de las personas más especiales que he conocido en mi vida, con una sonrisa y una risa impresionantes. Cuando Alfonso nos prsentó, me dio la mano (las dos manos) con una calidez inolvidable. Hemos tenido ocasión de charlar a lo largo del almuerzo y tras el Foro, he tenido el privilegio de que fuéramos juntos a la estación del AVE y allí nos tomáramos un café. Sé que haremos muchas cosas juntos, porque su causa, como la nuestra, es infinita.    
Y además he podido charlar (y hacernos fotos) con mis compañeras de ManpowerGroup en Reus y Tarragona, como Cati, Nuria y Emilia, con clientes, con coaches como Bibiana y Sandra, con las personas de la Fundación Vicente Ferrer, con Beatriz t su madre de CIANO, que nos han preparado unos cafés de Guatemala con todo cariño y que ha inventado el CavaFe (Cava con Café). Una jornada excepcional. El Foro MésDona se consolida con fuerza.

Hoy viernes, tras varias reuniones en la oficina, he tenido el honor de participar esta tarde en el Congreso de la Juventud de AIESEC (Asociación Internacional de Estudiantes de Ciencias Económicas y Empresariales), con un Taller sobre Dignidad en el Trabajo y Desarrollo Económico y Social. AIESEC es una organización a la que conozco bien (fui presidente del “Comité Local” de Cantoblanco, Universidad Autónoma de Madrid, en los 80 y colaboré posteriormente, como alumni, en varios congresos y vinculado a AIESEC Zaragoza) y que realiza una labor fantástica.
El Workshop ha estado dirigido a 60 jóvenes de entre 22 y 25 años, con la mirada puesta en la ‘Agenda de desarrollo 2030’, que abarca las tres dimensiones de la sostenibilidad: económica, social y medioambiental. Está constituida por 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) considerados conjuntamente como ámbitos de actuación de para la sostenibilidad y el desarrollo de las naciones.
Hemos partido de un “caso práctico”, el de la película ‘La punta del iceberg’, sobre la investigación de tres suicidios en una empresa.  El punto 8 de los ODS persigue un trabajo digno para todos, que permita una vida digna en el centro del crecimiento económico  y favorezca un círculo virtuoso que impulsa el desarrollo de las naciones de un modo justo, igualitario y sólido.  
Como sabes, actualmente más del 60% de los trabajadores del mundo no tienen contrato laboral de ningún tipo; alrededor de la mitad de la población mundial aún vive con el equivalente a 2 dólares al día;  en 2019 212 millones de personas estarán desempleadas en el mundo frente a los 201 actuales.

El objetivo 8 cuenta con metas muy concretas, como mantener la capacidad adquisitiva de las familias, alcanzar mejores productividad a través de la innovación y la tecnología, potenciar políticas que favorezcan las pequeñas y medianas empresas, empleo diverso e igualitario, reducir el volumen de jóvenes que ni estudias ni trabajan, eliminar el trato de personas y el esclavismo en los rincones del mundo que aún se da, terminar con el trabajo infantil, promover la protección de los derechos del trabajador, promover el turismo sostenible como fuente de trabajo, potenciar las ayudas financieras y el acceso a crédito o facilitar el desarrollo del comercio en países en desarrollo.
Tras el caso práctico, he tratado de aclarar conceptos esenciales, como trabajo y empleo, educación e innovación, empleabilidad, etc. Después en 10 pequeños grupos hemos debatido los puntos que definen una compañía “Human Age” (de la era de las personas, el Talentismo) y su conexión práctica con el desarrollo económico y social.
Finalmente, he tratado el Presente y futuro del empleo con el concepto de “Uberización social”: qué se va a automatizar en los próximos años (actualmente, el 8% de los trabajos; en cinco años, el 26%; el crecimiento es exponencial). Buen uso de la tecnología (para elevar la eficiencia) e imprescindible combinación con la calidad de servicio al cliente y el orgullo de pertenencia. Meritocracia, con la tecnología como trampolín de talento en un mundo realmente globalizado. Para crear los 600 millones de empleos que son necesarios de aquí al 2030 para mantener el crecimiento de las naciones, debemos mirar hacía ese cambio de la sociedad y del mundo del empleo.
Mi gratitud a Anna Otalora y el equipo de AIESEC, a Loles, Montse, Vicenç, Pilar y todo el equipo del Human Age Institute y de ManpowerGroup. Debatir con estos fabulosos Milenials rejuvenece.     


Y la canción de cierre de este viernes es ‘I only have eyes for you’ de Rod Stewart: www.youtube.com/watch?v=B_-_osmn6IQ Un tema precioso para bailar pegados. Ahora, a tratar de descansar y escribir este finde. El que viene ya estará Zoe por aquí.