Páginas vistas en total

viernes, 29 de abril de 2016

Cómo tener ideas geniales y despedirse a lo grande como Álex Aranzábal y José María Cervera

Esta mañana, en el AVE de las 7, he visto un Informe Robinson sobre Rafa Nadal absolutamente brillante: www.youtube.com/watch?v=e0NsiPv4qZk Con opiniones del propio Rafa, de su tío Toni, de John Carlin, de Carlos Moyá… “Antes de cambiar de coach, Rafa se corta un brazo”. Es la mentalidad más fuerte de la historia del deporte, un ejemplo del que debemos aprender mucho. No te pierdas el reportaje, que es extremadamente brillante. Gracias, Michael, por este Informe tuyo. “Al cambio de mentalidad le acompaña un cambio de juego”.
Y en la prensa, también sobre el deporte, entrevista a mi admirado Álex Aranzábal, compañero de Deusto y presidente del Eibar durante 7’5 años, que ha dimitido voluntariamente por razones personales, en pleno éxito personal y del club. Le entrevista Eduardo Rodrigálvarez. La ciudad ha pasado de 40.000 habitantes a 27.000 en las tres últimas décadas. “Coger la fuerza que te da el fútbol y ponerla al servicio de otros ideales”. Desde Segunda B (2009-2013), en la presidencia de Álex Aranzábal la SD Eibar se ha consolidado como equipo de primera en la mejor Liga del mundo. Todo un milagro.
Gracias a los buenos oficios de nuestro común amigo Joxe Mari Ulazia, en la Semana de la Calidad de Euskadi dimos una conferencia Álex y un servidor sobre el modelo EFQM del club armero en el estadio de la Real Sociedad (aquel año, tanto la Real como el Eibar estaban en segunda división). Me siento un absoluto fan de ese “otro modelo de hacer fútbol” que representa el Eibar, y sobre el que tan bien escribió Álex Aranzábal en su libro que comenté en este blog.
La lectura de hoy ha sido ‘Cómo tener ideas geniales’, del profesor de diseño, fotografía y pensamiento creativo John Ingledew. Durante 20 años, docente en universidades de Europa (actualmente en London), Estados Unidos, Japón y China. Una guía con casi 180 consejos y bellísimas fotografías.
De las aportaciones, tan valiosas, del profesor Ingledew, me quedo con éstas:
- Ejercita tu imaginación (se trata de “recomponer caleidoscópicamente”)
- Juega (como un/a niñ@)
- Métete en el papel (de artista)
- Redacta tu propio manifiesto (una declaración pública de creencias y objetivos de un individuo a un grupo)
- Pregunta, pregunta, pregunta
- Opta por la sencillez
- Empieza sin más
- Valora las primeras ideas
- Expresa tu concepto más atrevido
- Presta atención (da rienda suelta a la curiosidad)
- Visualiza (dibuja imágenes)
- Busca ayuda
- Conoce a las madres o padres de los conceptos (sé un/a genealogista de las ideas)
- Busca tu ingenioso genio interior
- Haz reír (el humor es “acrobacia cerebral”)
- Recoloca (cambia de sitio las ideas)
- Busca un nexo
- Da grandes saltos
- Repite hacia el éxito
- Encuentra analogías
- Cambia lo que nunca parece cambiar
- Pregunta a la naturaleza
- Crea tu propio espacio
- Cambia de paisaje
- Improvisa, sin más
- Confía en tu intuición
- Entretente, reflexiona y juega
- Consulta con la almohada (el poder del sueño)
- Tómate un descanso
- Celebra lo absurdo
- Ponte en manos del azar
- Mezcla formatos y Combina recursos
- Conviértete en un/a gran narrador/a (storytelling)
- Valora los imprevistos
- Cruza fronteras entre disciplinas
- Lleva la contraria
- Descubre tu propio proceso creativo

Un libro estupendo. Con todos estos consejos se podría hacer un programa de creatividad e innovación inolvidable.

Y hablando de dimisiones voluntarias de grandes directivos, Expansión recoge hoy la de José María Cervera como DG de Makro. José María, heredero de los mejores valores castrenses del Almirante Cervera y del propio padre de José María, el Teniente General Vicente Cervera García (capitán general de la región militar centro), es uno de los mejores ejecutivos de nuestro país. Convirtió a Makro en un Top Employer gracias a su sano Liderazgo, a la generación de un clima de muy alto rendimiento y a apostar (en la realidad, más allá del discurso) por los intangibles clave: el servicio al cliente, el trabajo en equipo, la innovación, los procesos eficientes, el capital humano. José María Cervera es la prueba fehaciente de que los mejores profesionales son, ante todo, grandes personas. En su próximo cometido, estoy convencido de que lo mejor está por venir.