Páginas vistas en total

jueves, 10 de marzo de 2016

Nuevos hábitos de Liderazgo, alimentarios y de política

Como bien sabes, el Liderazgo es un tipo de talento, el talento para influir en los demás desde la credibilidad, la autoridad moral, la honestidad. Requiere de una visión de futuro (clara, inspiradora, compartible), de un autentico equipo (“no hay líder sin equipo ni equipo sin líder”) y de infundir energía (compromiso, entusiasmo). El Liderazgo va mucho más allá de unas recetas básicas: pide Reflexión y Descubrimiento, un plan detallado (desde las propias fortalezas y oportunidades de mejora) y mucho entrenamiento, esas 10.000 horas de práctica deliberada que te hacen dominar lo que te propones.
En líneas generales, ¿qué deberíamos mejorar como líderes? Me atrevo a generalizar un tanto, y te propongo este Top 10:
- El reconocimiento a lo que otras personas hacen bien y podrían hacer mejor. El feedback es señal de liderazgo.
- La escucha atenta, profunda, generosa, que es el inicio de la comunicación apropiada.
- La gratitud, que es un enorme antidepresivo, porque pone el foco en lo positivo y resalta la amabilidad.
- El optimismo inteligente, afrontando lo que nos pasa para destacar lo positivo y cambiar lo que debe mejorarse.
- El respeto hacia los demás y la humanidad en el trato
- La serenidad, sin salidas extemporáneas que no conducen a nada.
- El lenguaje integrador, del “nosotros” en lugar del “yo”.
- La postura corporal de autoconfianza, de seguridad en un@ mism@, de apertura.
- La explicación de cualquier decisión, que favorece la equidad.
- El ejemplo en el comportamiento cotidiano.
Pregunta a la gente que más te aprecia cómo lo haces en cada uno de los apartados y aprovecha tus oportunidades de mejora.
En el AVE de anoche Madrid-Barcelona, disfruté mucho (con música de Enio Morricone: La Misión, Cinema Paradiso) de la entrevista de Lluís Amiguet a Enrico Letta en la contraportada de La Vanguardia. Letta (49 años, 16 en política), exprimer ministro italiano, ha disertado en la Societat Barcelonesa d’Amics del País. Nos recuerda, desde su experiencia, que “unas nuevas elecciones sólo pueden empeorar las cosas”. Las urnas cambiarían poco la situación; el tiempo la habría deteriorado considerablemente. El truco está “en cambiar de chip: del modo “sólo manda uno” a la coalición. “Es muy grave que el PP y el PSOE no tengan abiertas ahora mismo todas las líneas de diálogo”. La sociedad y la UE lo necesitan. “La UE fue promesa de libertad, derechos y prosperidad. Hoy sólo suena a austeridad, recortes y hombres de negro. Debemos lanzar iniciativas populares para combatir el populismo. La primera debe frenar el paro juvenil: pagar un año de aprendizaje en otro país de la UE a todos los jóvenes que acaben sus estudios”.
Gracias a Mª José, a Lluis y Enrico, y al Dr. Antonio Escribano, médico de las federaciones de fútbol y baloncesto, de quien he leído ‘Aprende a comer y a controlar tu peso’.
El Dr. Escribano nos propone para una vida saludable:
- Tomar verduras los 7 días de la semana (en la comida o en la cena).
- Hortalizas, 8 veces por semana.
- Las carnes, 4 veces en semana y una de las veces, roja.
- El pescado, cinco veces a la semana; en dos ocasiones, pescado azul.
- Los huevos, entre dos y cinco por semana.
- Las patatas, dos veces a la semana.
- La pasta, dos veces por semana, una de ellas integral.
- Legumbres, dos veces por semana.
“La vida es un regalo de Dios y no tenemos más remedio que hacer un esfuerzo por mantenerla y cuidarla” (Antonio Escribano).

La NeuroCiencia nos ha enseñado que los hábitos, presentes en los ganglios basales, no se pueden suprimir. En todo caso, se pueden superponer hábitos nuevos. Si éstos no se consolidan, vuelven los anteriores. Así en la alimentación, en la política y en el liderazgo.