Páginas vistas en total

domingo, 6 de marzo de 2016

Las empresas más admiradas y los Cien años de perdón

Domingo de partido (Zoe ha jugado con su equipo, el Canillas Femenino de juveniles, a las 4 pm, por lo que hemos tenido que almorzar a la 1 pm) y de series. Ayer vi el primer episodio de la T4 de House of Cards (Kevin Spacey como el Presidente Frank Underwood) y esta mañana he visto el segundo. Un relato netamente shakespeariano de la política en nuestros días.
Ayer fui a ver ‘Cien años de perdón’, la última película de Daniel Calpasoro. Un excelente guión de Jorge Guerricaechevarría, actores primorosos (Luis Tosar, Rodrigo de la Serna, Raúl Arévalo, José Coronado, Patricia Vico) y una dirección de alto voltaje como las que nos tiene acostumbrados Calpasoro. La historia va de un grupo de atracadores que asalta la sede central de un banco en Valencia en una jornada de gota fría. “Un modélico ejercicio de cine de entretenimiento, acción, denuncia y compromiso ético que funciona como una bomba de relojería”. Me ha gustado el proceso de toma de decisiones de los distintos protagonistas (los ladrones, la policía, el CNI, el gobierno) y la importancia de la confianza en los momentos más difíciles. Muy recomendable.
En el último número de la revista Fortune, ‘Las empresas más admiradas del mundo’. En el Top 20, la “triple A”: Apple, Alphabet (Google), Amazon.com… y después Berkshire Hathaway, Disney, Starbucks, Southern Airlines, FedEx, Nike, General Electric, American Express, Costco Wholesale, Nordstrom, Facebook, Coca-Cola, Johnson & Johnson, Microsoft, BMW, Netflix y JP Morgan Chase.
Por tercer año consecutivo, las tres primeras son tecnológicas con menos de 40 años de vida. Pero no son las únicas: están Facebook, Netflix o Salesforce. Hay “aves Fénix” que vuelven a la lista, como el propio Netflix, Saint Jude Medichal (nº 40), Deere (nº 46) y Charles Schwab (nº 50).
La lista de las empresas más admiradas del mundo se elabora a partir de las compañías de más de 10.000 millones de dólares de facturación (unas 1.500). De ahí se seleccionan 652 empresas de 30 países en 54 industrias y se valoran en nueve criterios, desde la calidad directiva al valor de la inversión o la responsabilidad corporativa. Para que una empresa sea admirada debe estar en la mitad superior de su sector. La valoración final es producto de la opinión de 4.000 ejecutiv@s de todo el mundo.
Según este baremo, el podio de calidad directiva está formado por Apple, Strabucks y Disney; el de calidad de sus productos, por Apple, Disney y Amazon; el de innovación, por Apple, Amazon y Alphabe; el de inversión a largo plazo, por Nike, Disney y Starbucks. El sector del automóvil, por Toyota, BMW, Daimler, Hyundai, Honda, GM, Volkswagen y Nissan.
Me llena de orgullo comprobar que ManpowerGroup es una de las empresas más admiradas del planeta, por 13º año consecutivo. De los nueve atributos de reputación, puntuó especialmente alto en Responsabilidad Social, Innovación, utilización de los activos corporativos, Solidez financiera y Calidad de sus productos/servicios. Jonas Prising, nuestro CEO, ha destacado que “nos sentimos orgullosos de ser reconocidos de manera continuada como empresa ética y admirada en este ránking y en otros. Un reconocimiento gracias al compromiso de nuestros 27.000 profesionales en todo el mundo que están dedicados a conectar a más de 3’5 M de personas con un trabajo significativo cada año y por ello se lo quiero agradecer”.  
Apple lleva nueve años siendo la empresa más admirada. En Fortune hay una entrevista a Tim Cook, su CEO, que no es especialmente feliz. Adam Lashinsky le pregunta por qué en el último trimestre el valor de la acción se ha estancado aunque han vendido 74 M de iphones y han ganado 18.000 M $. Cook se pone a la defensiva: “¿Estamos haciendo lo correcto? ¿Recordamos nuestro Norte (nuestros valores)? ¿Estamos centrados en hacer los mejores productos que pueden ayudar a las personas a enriquecer sus vidas? Estamos haciendo todo eso. A la gente le encantan nuestros productos. Los clientes están felices. Y eso es lo que nos conduce”. Tim Cook se declara especialmente dotado para “bloquear el ruido”. Emperador, recuerda los idus de marzo.
La cuarta revolución industrial está comenzando. En la industria del automóvil, “los próximos 10 años traerán más cambios que los pasados 30” (Christoph Grote, Head of Advanced Technologies Group de BMW).
Y un artículo de Alan Murray sobre ‘El Oráculo de Davos’. Tres grandes tendencias:
- Tras la revolución del vapor, la electricidad y los ordenadores, la cuarta revolución industrial va de sensores e inteligencia artificial.
- Oportunidades globales y creciente desigualdad entre las sociedades.
- Un cambio profundo en la naturaleza del Liderazgo. En la cena organizada por Fortune, 30 directores generales (en total, unos tres millones de empleados de sus compañías) estaban de acuerdo en que dirigir una gran empresa trasciende la rentabilidad y el propósito (misión, visión, valores) y cada vez está más relacionado con el “engagement” de sus profesionales y de sus clientes.

La revolución del Talentismo está llegando, y la tecnología es su trampolín. Mi agradecimiento a líderes-coaches como Lolo, Kevin, Jonas o Daniel, que tanto nos enseñan día a día.