Páginas vistas en total

miércoles, 30 de marzo de 2016

El Factor H, por Fernando Botella

Miércoles en dos proyectos, mañana y tarde, con clientes estratégicos, empresas líderes de los sectores financiero e industrial. Como denominador común, el Liderazgo (a todos los niveles de la empresa), clave de atracción, fidelización, desarrollo y rendimiento del talento. Mi gratitud a mis compañeros Diego Orbea y María José Alaminos, que con tanta maestría dirigen proyectos estratégicos.  
Ayer por la tarde tuvimos la presentación del nuevo libro de Fernando Botella, ‘El Factor H. Las claves reales sobre el Liderazgo’, en el Auditorio de Abante (c/ Padilla, 32). Lo presentamos (como “padrinos”, en palabras de Fernando) la gran deportista Teresa Perales (en aparición virtual) el sabio profesor Santiago Álvarez de Mon (IESE), el gran mago y coautor con Fernando de ‘La fuerza de la ilusión’ Jorge Blass y Alfonso Santiesteban (DRH de Aegon), además de un servidor. Lleno a reventar, el público muy entregado, una de las presentaciones más entrañables a las que he tenido el honor de asistir. Un acto estupendo de principio a fin. Mi profundo agradecimiento a Fernando, a nuestro editor común, Roger (que desgraciadamente no pudo venir), y al resto de padrinos (Alfonso, Jorge, Santi, Teresa) de tan maravillosa velada.
Tras las palabras de la anfitriona de Abante (entidad líder en asesoramiento financiero y gestión de activos), Fernando presentó el vídeo de Teresa Perales, la deportista española con más medallas olímpicas (22, a la espera de ganar muchas más en Río 2016). Posteriormente, Alfonso Santiesteban, un directivo eminentemente práctico, se centró en tres ideas clave del libro. Jorge Blass actuó brevemente, logrando un efecto mágico absolutamente impresionante. Y cerró el prologuista, Santi Álvarez de Mon, antes de que Fernando Botella tomara la palabra.
En mi caso, dado que se trataba del “factor H”, comencé recordando un chiste de Gila, cuando llama al colegio quejándose de lo caro que es. Y que su hijo no debe allí aprender mucho, porque le preguntó: “Papá, ¿Horchata se escribe con H o sin hache?”. “Pero que burro eres”, respondió el padre. “Con H, por supuesto. Si no, se diría Orcata”.
H es una letra que no se pronuncia. Como sabes, proviene del hebreo “Heth”, que significaba “cerrado”. La palabra “hache” procede del francés “hache” (sin pronunciar la E) y éste del latín tardío “haca”. En griego, la letra se llamaba “Eta”. No es una consonante, sino una aspiración. No se pronuncia en ninguna de las lenguas romances, excepto en rumano. De ciertas palabras latinas que comenzaban con “F”, como Hambre (Famen), Hecho (Factum), Hierro (Ferrum), Hablar (Fabulari).
El Factor H es “Hacer”. Por sus obras los conoceréis (Mateo, 7, 15-20). Lo dijo Jesús en el sermón de la montaña. Es la diferencia entre discurso y acción. “Lo que haces habla tan alto que no me deja escuchar lo que dices”, Oliver Wendell Holmes, 1809-1894. Médico, poeta, escritor y padre de uno de los mejores jueces del Tribunal Supremo de la historia de Estados Unidos.
Fernando comienza su obra citando a Platón (“el comienzo es la parte más importante de la obra”). Maestros y alumnos. Comenté que mi coach favorito es Aristóteles de Estagira, coach de Alejandro Magno. Ayudó al futuro emperador a pasar de las ideas platónicas a la acción real.
De las 42 reflexiones/capítulos que el autor comparte con nosotr@s, me quedo con estas 13:
- Arriésgate. Una apelación a la valentía, término medio entre la cobardía y la temeridad.
- El líder se hace. Como decía una humorista, “el hombre casado nace; el hombre soltero se hace: se hace la cama, se hace la comida, se hace la limpieza”. Efectivamente, el liderazgo se forja; el talento se cultiva. Desde una semilla, de que la que también nos habla Fernando, que es la Voluntad.
- Heterogeneidad. Vivimos en un mundo diverso. Educar como amar y provocar.
- La diferencia entre cambio y Transformación. El cambio “ocurre”; la transformación se provoca. Se necesita un propósito.
- Talento que incluye Aptitud y Actitud, Deber y Querer. El Talento es Capacidad por Compromiso en el entorno adecuado.
- Generosidad, la gran cualidad del Talentismo. La generosidad, siguiendo a Adam Grant, no debe convertirse en prodigalidad.
- “No creo que nadie pueda motivar a otra persona”. Efectivamente, sólo existe la automotivación. El palo y la zanahoria no funcionan, como demostró Daniel Pink. “Odio la palabra motivación, porque eso de que yo le puedo motivar a usted es absurdo y arrogante” (Tom Peters).
- Los tres círculos: Para qué (Visualizar), Cómo (Creación) y Qué (Ejecución). Herramientas de transformación de Richard Boyatzis: desde el yo real al yo ideal, paso a paso.
- Un viaje al futuro, desde el feedback (nuestro gran amigo José María Gasalla dice que es una de las palabras que prefiere no traducir). En coaching lo llamamos “feed-forward”.
- El poder de las preguntas (abiertas), de la escucha, de las distinciones (ser un “océano azul”).
- Nos hace felices la actividad, la gratitud y el perdón. Son 3 H: Humildad, Humanidad, sentido del Humor. El psicoanalista Kets de Vries descubrió, trabajando con líderes empresariales, que son lo que diferencian a quienes se “pasaban de rosca”. Hablé de ello en ‘La sensación de fluidez’ y me ha acompañado toda mi vida profesional.
- El líder es un artista. “El arte es la nueva zona de seguridad” (Seth Godin, El engaño de Ícaro). Ser un artista no es ser un artesano. Como recuerdo, 'La fragua de Vulcano', uno de mis cuadros favoritos, de Diego Rodríguez de Silva y Velázquez, que lo pintó en Roma en 1630 y lo llevó al Retiro en 1634. En esa obra, Apolo es un artista, “un Sol brillante”. Vulcano, que se acaba de enterar del adulterio de su esposa Venus con Marte, es un artesano. Uno brilla y el otro simplemente reacciona.
- Fun crea Fan. De la diversión, el atractivo. Fernando menciona en su libro, entre sus empresas clientes, a Desigual (Thomas Mayer y Manuel Jadraque). En tiempos de Manel Adell como CEO, decía que de su lema “Fun & Profit”, él se ocupaba del “and” (el ampersand, el &). Sin diversión no podía haber rentabilidad y sin rentabilidad no podía haber diversión.

Estas trece grandes aportaciones pueden resumirse en dos: Acción (el “Just Do It” de la marca deportiva) y Ejemplaridad. Los conceptos de honor y de acción que Alejandro Magno había aprendido de su maestro Aristóteles.
Fernando Botella nos contó la génesis del libro (una conferencia en el Ágora de Google, en su sede central californiana) y cómo surgían las H de Humildad, de sentido del Humor (para Fernando, la auténtica actitud), la Humanidad (de “humus”, la tierra cultivable, y lo que subyace), el Hacer (“Somos lo que hacemos”, presente en Aristóteles, en Confucio, en los toltecas, como puede comprobarse en el Museo Nacional de Antropología de México), el Hoy y el Ahora.    

Ha sido una delicia volver a encontrarme con viejos amigos como Alicia, Ana, Belén, Íñigo, Leo, etc en un evento tan especial. Lo pasamos de maravilla en la presentación de ‘El Factor H’. un libro que no te debes perder.