Páginas vistas en total

martes, 29 de marzo de 2016

Alejandro Magno, su coach y el nuevo modelo de Hollywood

Martes de primavera entre reuniones internas (vía call entre Madrid y Barcelona), revisión de propuestas por el Centro de Excelencia y, a las 7.30 pm, la presentación del nuevo libro de Fernando Botella, ‘El Factor H. Las claves reales sobre Liderazgo’, en el Auditorio Abante (c/ Padilla, 32) con nuestros buenos amigos Santiago Álvarez de Mon (IESE), Jorge Blass (uno de los mejores magos del mundo) y Alfonso Santiesteban (DRH de Aegon). Mañana te hablaré de este libro (estupendo) y de su acto de presentación. Mil gracias a Fernando y al resto de presentadores de ‘El Factor H’.
He estado leyendo el especial de Muy Historia Biografías sobre ‘Alejandro Magno. El superhombre y su época’. Excelente texto (en los kioskos, por 3’95 €). Como sabes, mi coach favorito es Aristóteles de Estagira, porque empezó a trabajar con el príncipe macedonio, hijo de Filipo, con 13 añitos y seis años después había conquistado el 90% de las tierras conocidas. En 100 páginas, una serie de expertos escriben sobre su vida obra y legado.
El profesor Bernardo Souvirón nos habla de Alejandro como icono de la antigüedad. Vivió su sueño como “una inspiración impuesta por la historia”, “No se dejó llevar por la euforia cruel de los vencedores”, restauró Babilonia, fue bondadoso con los cautivos, dejó huella a su paso… “Nuestro mundo se parece mucho al de sus sueños. Y al de sus pesadillas”. Imaginó unidas a Europa a Irak, Irán, Egipto, Siria, Líbano, Palestina, Israel, Pakistán, India, Afganistán. En sus 33 años de vida trató de integrar Oriente y Occidente, con conceptos como “timé” (el honor + el respeto por la opinión de los demás) y el “aidós” (pudor). Su modelo era Aquiles (se sabía la Iliada de memoria) y supone anteponer el coraje, la prudencia y el honor a todo lo demás.
El periodista José Ángel Martos escribe sobre Persia y Grecia como enemigos irreconciliables: la tiranía frente a la libertad. En las Termópilas, Atenas contó con un aliado excepcional, Esparta. El historiador Alejandro Noguera explica las características del ejercito macedonio, una maquinaria sin rival durante dos siglos. Fue el gran referente hasta las legiones romanas. Como ejemplo práctico, la batalla de Gaugamela (1 de octubre del 331 a. C.).
El historiador Roberto Piorno comenta el despertar de Macedonia, una región que surtía a Atenas de madera para sus trirremes. El también historiador Antonio Penadés detalla las guerras médicas, un choque de civilizaciones. Curiosidades sobre el caballo Bucéfalo, el misterio sobre el cadáver de Alejandro, su heterocromía (un ojo azul y otro marrón), la escuela de Aristóteles (el ninfeo de Mieza, en la ciudad griega de Náousa), que es el rey de tréboles en la baraja francesa (Carlomagno es el de corazones, Julio César el de diamantes y el rey David el de espadas).
José Luis Hernández Garvi se centra en Filipo II de Macedonia (puso en práctica lo aprendido en 3 años de exilio tebano). El filólogo Alberto Porlan explica la infancia de Alejandro Magno. Juan Antonio Guerrero escribe sobre el sometimiento de Grecia, desde Queronea al paso del Danubio, y el especialista en Historia militar Juan Carlos Losada, la conquista de Oriente (Alejandro fundó 60 ciudades). La historia Iria Pena Presas se centra en tres urbes: Persépolis, Egas (Macedonia) y Alejandría. Allí, su Biblioteca, que comenta el filólogo griego Juan Piquero. La historiadora del Arte Mireia Rosich explica el papel relevante de “las mujeres de Alejandro”: su madre, Olimpia, que le otorgó un nacimiento mítico y un linaje vinculado a Aquiles; la concubina Campaspe; Sisigambis, “su segunda madre”; Roxana, la esposa por amor; Estatira, la fusión con Oriente. Y la periodista Laura Manzanera escribe sobre la helenización de Roma.
Excelente compendio. Mi gratitud a Palma Lagunilla, directora de Muy Biografías, a su equipo (Nacho, Iria, Julia) y a la veintena de colaboradores de este número.
En otro orden de cosas, en la revista Fortune Michal Lev-Ram nos cuenta el nuevo modelo de Hollywood, con ejemplos como el remake de Mad Max, que triunfó en la taquilla (376 M $ de recaudación global) y en los Óscar (10 nominaciones). Es el momento de:
-       Los independientes
-       China: Kung Fu Panda 3
-       Los transformadores: plataformas como Netflix
Los ganadores en términos de inversión han sido ‘La gran apuesta’ (70 M $, mejor fuera de EE UU que en el país), El puente de los espías (157 M $; costó 40 M), el mencionado Mad Max (con un presupuesto de 150 M $) y Marte (598 M $, el 62% en el extranjero). No tan favorables han sido las rentabilidades de Brooklyn (25 M $ de ingresos), El renacido (costó 130 M $ y lleva recaudados 156 M) y Spotlight (20 M de presupuesto y 31 M de taquilla).

“Hay más dinero en el mercado que en proyectos” (Roeg Sutherland, Creative Artists Agency). Sí, el modelo de Hollywood es el de la empresa en el Talentismo: proyectos fascinantes. Con la variante de la independencia, las plataformas y la globalización.