Páginas vistas en total

domingo, 21 de febrero de 2016

Umberto Eco, Nando Yosu y los requisitos para no ser una persona normal

El Capitalismo pretendía que tod@s fuéramos normales; el Talentismo es consciente de que el mundo es paretiano, de 20% y 80%. Se nos han ido dos grandes, cada uno en lo suyo: Umberto Eco y Nando Yosu.
El piamontés Umberto Eco (1932-2016) fue un maravilloso experto en semiótica que ganó celebridad popular con ‘El nombre de la rosa’. Doctor en Filosofía y Letras, se convirtió en profesor de Comunicación Visual en la Universidad de Florencia en 1966. Cinco años después obtuvo la cátedra de semiótica en Bolonia. Publicó ‘El nombre de la rosa’ en 1980, a los 48 años. Recuerda haberla leído en un viaje del instituto por la Toscana (tendría 17-18 años) y me fascinó; también la película de Jean-Jacques Annaud. A partir de ahí leí sus ensayos ‘Apocalípticos e integrados’ y el ‘Tratado de semiótica general’. Comentamos su texto sobre el Beato de Liébana en el curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Potes (Picos de Europa) que tuve el honor de dirigir en 2006 y en el que participó José Saramago.
Umberto Eco fue premio Príncipe de Asturias y recibió el doctorado honoris causa de unas 40 universidades. Sanamente crítico, especialmente lúcido, puso a caldo las nuevas tecnologías: “El ordenador es masturbatorio”, “Las redes sociales son el poder de los imbéciles”, el periodismo actual: “No son las noticias las que hacen el periódico, sino el periódico el que hace las noticias y saber juntar cuatro noticias distintas significa proponerle al lector una quinta noticia”, los padres: “aquello en lo que nos convertimos depende de lo que nuestros padres nos enseñan en pequeños momentos, cuando no están intentando enseñarnos. Estamos hechos de pequeños fragmentos de sabiduría”, los libros: “no están hechos para que uno crea en ellos, sino para ser sometidos a investigación. Cuando consideramos un libro, no debemos preguntarnos qué dice, sino qué significa”, la comercialidad: “el mundo está lleno de libros preciosos que nadie lee”, la tele: “Hoy no salir en televisión es un signo de elegancia”, la corrupción: “Hoy cuando afloran los nombres de corruptos y defraudadores y se sabe más, a la gente no le importa nada y sólo van a la cárcel los ladrones de pollos albaneses”, los héroes: “el verdadero héroe es héroe por error. Sueña con ser un cobarde honesto como todo el mundo”, la propia vida: “¿Qué es la vida sino la sombra de un sueño fugaz?”. La mejor frase, precisamente de ‘El nombre de la rosa’: “El Amor es más sabio que la sabiduría”. Gracias, Dr. Eco, por tanta inspiración y tanto estímulo.
Otra persona nada normal fue Fernando Tría Zabala, más conocido como Nando Yosu (1939-2016), leyenda del Racing de Santander. Fue jugador (147 partidos), entrenador (129 encuentros) y secretario técnico del club. Recibió la insignia de oro y brillantes del Real Racing Club y la Medalla de Oro del Gobierno de Cantabria, ambas en 2007. Sustituyó como coach del Racing a Maguregui en 1976, pasó después por varios equipos (Oviedo, Linares, Granada, Alavés, Ourense, Alzira, Orihuela y Ponferradina) hasta que regresó a casa en 1994, como ayudante de Vicente Miera. Al año siguiente volvió a ser primer entrenador y consiguió la permanencia. También en el 98, tras Marcos Alonso. En el 2002, ascenso como segundo entrenador de Quique Setién. Y en 2005, su cuarta permanencia. La quinta fue en junio de 2006 tras sustituir en el banquillo al gran Manolo Preciado. La salvación fue en el penúltimo partido, remontada ante Osasuna (2-1), con goles de Pablo Alfaro y Antoñito. Un servidor dirigía proyectos para Sodercan (Gobierno de Cantabria) en la época del consejero Miguel Ángel Pesquera. Aquellos maravillosos años.
“El Brujo de Munguía” se jubiló en 2009, a los 65 años;  declaró en cierta ocasión: “No es que haya dedicado mi vida al Racing, es que mi vida es el Racing”. Un entrenador interino, como lo fueron Vicente del Bosque en el Real Madrid, Paco Chaparro en el Betis o Santi Denia en el Atlético.
He escuchado una deliciosa entrevista a Nando Yosu en El Larguero de hace 10 años, tras la permanencia del Racing en Primera: http://cadenaser.com/ser/2006/05/08/audios/1147044492_660215.html “Todo lo que ha pasado es bueno”. “¿Cuántos años tienes, Nando? Nunca lo digo. No te molestes, pero soy mayor”. “Me encuentro bien, estoy bien”. “Soy muy amigo de los futbolistas, porque yo también he sido futbolista muchos años”. “Estoy a gusto, estoy bien, creo que puedo responder”. “En mi corazón, el Racing. Mi vida es el Racing, aparte de mi familia. Y a partir de ahí voy a ser colaborador del Racing toda la vida”. “¿Se siente valorado? Por la afición, sí”. “Siempre estaré al lado del Racing”.

Gracias, Nando, por las buenas emociones que has hecho sentir tantas veces a la afición racinguista y a la buena gente de Cantabria, mi tierra materna.