Páginas vistas en total

lunes, 29 de febrero de 2016

El transformador de Altamira y el miedo a ser devaluado

Lunes en Madrid de reuniones internas, preparación de propuestas estratégicas y entrevistas comerciales. Inicio de una semana intensa, en la que mañana recibirá el premio El Talento 2016 en su categoría de mejor directiva mi admirada Laura González Molero, CEO de Bayer para América Latina. Laura es una de las mejores ejecutivas que conozco y tuvo la generosidad de prologar ‘Por qué necesitas un coach’.
He lamentado muchísimo la pérdida de José Antonio Lasheras, Director del museo de Altamira, fallecido en accidente de tráfico en la carretera que unía Altamira con Atapuerca. La ruta de la evolución humana. Robert Sala, director del Institut de Paleoecología Humana i Evolució Social, le llamó en el obituario de La Vanguardia “El transformador de Altamira”. Pablo Herreros, en El Mundo, escribió que era “uno de los mejores amigos de los bisontes y las ciervas de las cuevas de Altamira”. Todo un Indiana Jones, un Quijote que durante 25 años puso en valor uno de los principales símbolos de la prehistoria. Hizo de Altamira su gran causa, con un liderazgo que jamás olvidaremos.
De la prensa del pasado fin de semana, me quedo con la investigación de Michael J. Gill ‘Identidad de élite y ansiedad por el estatus: un análisis fenomenológico interpretativo de los consultores de gestión (Organization, vol. 22,3), comentada por Luis Jiménez. Gill entrevistó a consultores de una firma presente en 50 países, considerados grandes profesionales, muy dedicados, trabajando a gran presión. No muestran su estrés “porque pensarán que no sirven para la empresa”. El miedo no está en los proyectos, sino en ser expulsado del sistema. “Si no estuviera trabajando aquí, no formaría parte de esto”. Tres hallazgos: la construcción de una “identidad de élite” es fundamental para la imagen distintiva de estos consultores, la imagen ayuda a reforzar el compromiso con la firma, ansiedad flotante (tensión entre lo que los profesionales sienten que son y la posibilidad de ser despedidos). Como dirían en La Masía, “frente al miedo, el equipo”.
También en La Vanguardia, el artículo de Jordi Palafox sobre ‘El empleo y las revoluciones industriales’: en dos décadas, las innovaciones eliminarán la mitad de los empleos hoy existentes. Mientras unos desaparecen, otros se crean. Justo Barranco comentaba el nuevo libro de Manuel Castells: ‘De la crisis económica a la crisis política. Una mirada crítica’. Artículos de este gran sociólogo desde el 27 de septiembre de 2008 (las raíces del desastre financiero) al 13 de enero de 2016 (la sesión inaugural del Congreso de los Diputados). “Habrá que aprender a compaginar los estertores de una vieja economía descerebrada, los albores de una nueva economía de la innovación y la expansión de un tercer sector de actividad en donde en lugar de vivir para pagar el consumo vivamos para consumir nuestra propia vida sin intermediación monetaria”.
En El Mundo, las ‘Ideas’ de José Antonio Marina, esta vez sobre la ley de Revans: “Para sobrevivir, una organización tiene que aprender al menos con la misma rapidez con que cambia el entorno”. La fórmula del progreso es aprender a investigar, a desarrollar posibilidades, a innovar. Entrevista de Manuel Hidalgo a otro sabio, Fernando Savater (San Sebastián, 1947). Nuestra mejor virtud es la generosidad y el peor defecto, la perduración de los rencores. Nuestro mejor hecho histórico, la Transición; el peor, los asesinatos de ETA. Nuestro mejor personaje histórico, Jovellanos. El libro que mejor nos retrata: ‘La Biblia en España’, de George Borrow. A Savater le gustaría que el cuadro que mejor nos define fuera ‘La rendición de Breda’, mas se teme que es ‘Duelo a garrotazos’. La cinta más emblemática, ‘Bienvenido Mr. Marshall’ y la canción, ‘Asturias, patria querida’. Tópico: “La envidia es el pecado nacional. Lo malo es que es verdad”. De Emprendedores & Empleo, ‘Gestores de talento… a su pesar’ (un lúcido análisis de Montse Mateos sobre ‘Ave, César’ de los hermanos Coen y la industria de Hollywood en los 50). De PAPEL, apenas una frase de Luis Martínez: “En una sociedad con un importante déficit de atención sólo cuenta la distracción”.
Y de El País, ‘Nostalgia atávica de liderazgos’, del profesor del Insead José Luis Álvarez: “El talento televisivo de los nuevos les ha facilitado plataformas para entrar al mercado electoral”. El artículo de Moisés Naím sobre China: ‘El enredo no es solo económico’. En Negocios, la entrevista de David Fernández a Alfonso de Gregorio, uno de los mejores gestores de fondos: “La calidad del equipo directivo es un factor importante que te puede evitar algunos disgustos”. Artículo de Carmen Sánchez-Silva sobre la Fundación SERES y la metodología RSC2: en 43 proyectos, un impacto de 73 M €. En el Semanal, reflexión de Rosa Montero sobre un estudio de la Universitá di Roma (muestra de 1.100 individuos) sobre hábitos de lectura y felicidad. Los lectores, 7/10. Más de medio punto respecto a quienes no leen. “¡Qué inmensa soledad la de quien no lee!”, comenta Rosa. Porque “el ser humano es una criatura vitalista, adaptativa y tenaz”. Sí, si quiere. Si no, se abandona.

Mi gratitud a Robert y Pablo, a José Antonio, Fernando, Manuel, Jordi, José Luis, Moisés, Carmen y Rosa, que nos ayudan a tratar de entender qué está pasando en este mundo aceleradamente VUCA.