Páginas vistas en total

sábado, 13 de febrero de 2016

El talento financiero debe reinventarse

Sábado de descanso (esta pasada noche he dormido 8’5 horas de un tirón), de compras y lecturas, y algo de cine. En casa, ‘El nuevo hotel Marigold’ (en Yomvi) y fuera, ‘Spotlight’, sobre los periodistas que investigaron los casos de pederastia en Boston. “Fui con pocas expectativas y volví decepcionada”, dice una de las protagonistas del Hotel Marigold.  
Ayer disfruté muchísimo en Deusto, campus de San Sebastián, con l@s alumn@s del Programa Ejecutivo de Dirección Financiera en su 8ª edición. Mi gratitud a Ainara, Álvaro, Ana, Andoni, Anie, David, Eduardo, Gonzalo, Javier, Laura A., Laura C., Marta, Mikel, Naiara, Nerea, Rosa, Silvia y Teresa; sois un equipazo.
En esta nueva era en la que el Talento es más valioso que el Capital, la Dirección Financiera es más importante que nunca. Parte de la ética, que es “el modo más inteligente de vivir” (José Antonio Marina), la transformación incluye:
- Tener en cuenta el capital intangible, que es el 98% del valor de las compañías en estos momentos (Baruch Lev, NYU). Se trata del Capital Humano, la Marca, el Capital Clientes y las Expectativas de Futuro.
- Ser muy conscientes de que la causa directa de los resultados de negocio es la satisfacción del cliente (que puede medirse a través del NPS, Net Promoter Score) y ésta a través de la motivación de l@s emplead@s (a través de una Survey rigurosa).
- Profundizar en su Inteligencia Emocional, que es el 90% del Liderazgo. Los directores financieros suelen destacar por su autoconfianza, serenidad y orientación a resultados, pero no necesariamente por su empatía y por su influencia a través de la autoridad moral.
- Apostar por que su empresa sea un Top Employer (Marca Empleadora), pues las mejores empresas facturan el doble que las más grandes, son mucho más rentables que las 500 más grandes y especialmente en momentos difíciles sirven de “valor refugio” para los accionistas.
- Demostrar las 4 H del Liderazgo: Humildad, Humanidad, Honestidad y sentido del Humor.
- Fomentar desde su papel el Orgullo de Pertenencia, porque es la principal fuente de Eficiencia. La austeridad sin orgullo es austericidio.
- Mostrar optimismo inteligente (afrontar la realidad desde las fortalezas y las oportunidades de mejora), que es el predictor del talento comercial. El pesimismo es tóxico por naturaleza.
- Formar equipo con el Comité de Dirección, teniendo en cuenta que un equipo es un grupo humano que genera sinergias. No hay líder sin equipo ni equipo sin líder.
- Apostar por la educación, que es la Inversión más rentable (James Heckman, premio Nobel de Economía). La propia y de la organización.
- Pasar de jefes tradicionales a GeFes, generadores de felicidad, desde los pilares (la gratitud, el optimismo y la fluidez), los vínculos (amabilidad, redes, saboreo), la tranquilidad (resiliencia, perdón, overthinking) y la actualización (valores, objetivos, ejercicio físico y mental).
“No es lo que no sabes lo que te mete en líos. Es lo que das por cierto y no lo es” (Mark Twain, citado en ‘La gran apuesta’).
Mi agradecimiento al talento financiero renovado, del mundo VUCA, como el de Jordi, Marcos y Salva (MpG) o el de Esteban y Juanjo (DBS).
La lectura de hoy ha sido ‘El pequeño libro que genera riqueza’, de Pat Dorsey, analista financiero y director de Equity Research. En este texto nos enseña como encontrar inversiones excelentes, a la manera de Warren Buffet.
En el prólogo, Joe Mansueto, CEO de Morningstar, explica que fundó la compañía en 1984 para que la gente de a pie invirtiera en fondos de inversión. Warren Buffet creó el concepto de “foso económico”, referido a las ventajas competitivas duraderas que protegen a las compañías de sus competidores (como un foso alrededor de un castillo). Morningstar llevó la idea de foso defensivo más allá, identificando los atributos esenciales.
El plan de juego es identificar compañías que durante años pueden generar beneficios por encima de la media, esperar a comprar cuando las acciones estén por debajo de su valor intrínseco, mantenerlas hasta que se deteriore el negocio o estén sobrevaloradas y repetir cuando sea necesario. “Una empresa que es capaz de generar durante muchos años altos retornos sobre el capital podrá capitalizar la riqueza a un ritmo prodigioso”. Foso defensivo es cuando una empresa es capaz de reinvertir su capital al menos durante una década. Los fosos defensivos aumentan el valor de las empresas. Los fosos definen el círculo de competencia, porque el valor de un negocio lo define todo el cash-flow que generará a lo largo de su vida.
“Apuesta por el jinete, no por el caballo”, se dice en el mundillo de las inversiones. Sin embargo, en la bolsa “las mulas y los ponys compiten con purasangres”. Cuando se está centrado en el corto plazo, pueden confundirse las noticias fugaces con las ventajas duraderas. Kodak, IBM, Netscape o GM son buena prueba de ello. Los grandes productos, el tamaño, la ejecución o el equipo gestor no crean ventajas competitivas duraderas.  Lo que de verdad importa (y no te extrañará) son los intangibles (marca, patentes), que sean imprescindibles para los cliente, el efecto red y las ventajas de costes. Algunos negocios son mejores que otros porque los fosos son características inherentes a un negocio.
Las marcas conocidas no siempre son rentables; deben conseguir que sus clientes paguen más. Los costes de sustitución se lo ponen difícil a los clientes para cambiar. El efecto red consiste en que su valor aumenta con el número de usuarios. Ventajas de costes: procesos más baratos, mejores localizaciones o recursos únicos. La mejor ventaja está en los procesos.
Los fosos se pueden erosionar (por ejemplo, no siempre el crecimiento es bueno). De hecho, toda ventaja es transitoria. “El equipo gestor importa, pero mucho menos que los fosos”.
Los cuatro factores que más afectan a la valoración de una compañía son caja generada (crecimiento), cuánto va a durar (riesgo), la rentabilidad (ROE) y la cantidad de tiempo para mantener a los competidores a raya (foso económico). Paciencia, Firmeza y Autenticidad.

Un libro interesante, escrito desde una amplia experiencia y con claridad de conceptos.     

2 comentarios:

Unknown dijo...

Realmente interesante, incita a su lectura

Pablo Del Coz dijo...

Realmente interesante, incita a su lectura