Páginas vistas en total

viernes, 8 de enero de 2016

La necesidad imperiosa de Reinventarnos


“De nuevo en la brecha, amigos míos, una vez más, o tapen la muralla con nuestros muertos ingleses. En la paz nada conviene más a un hombre que la serena modestia y la humildad, pero si el estallido de la guerra suena en los oídos, entonces hay que imitar la conducta del tigre. Tensen los músculos, conjuren a la sangre, disfracen el buen carácter con la furia de rasgos crueles, y luego den a los ojos un aspecto terrible: que espíen por las troneras del cráneo como el cañón de bronce, y que el ceño los abrume, terrible como la roca astillada cuelga y se proyecta sobre su base sacudida socavada por el océano salvaje y devastador. Ahora aprieten los dientes y abran las ventanas de la nariz, contengan fuerte el aliento y concentren el espíritu a su máxima altura.” (Enrique V de William Shakespeare, Acto III, Escena I). De nuevo en la oficina, con un equipo excepcional, avanzando en proyectos estratégicos a clientes que son la vanguardia de la economía española. Gracias, Mª José, Jaime, Rafa, Diego y a tod@s l@s excelente profesionales de Right Management.
         Hoy en Expansión, Arancha Bustillo tiene la amabilidad de citarme en su artículo ‘Perfiles profesionales que de verdad ayudan a reinventarse’, junto a personas excepcionales como mis amigos Paco Muro y Nekane Rodríguez de Galarza.
         Arancha parte de una frase de John Barrymore que me encanta: “Uno es viejo cuando sus añoranzas superan a sus sueños”. Sí, el elixir de la juventud es el reto constante. Tenemos un cerebro plástico, pero muy consumista (de oxígeno y glucosa) y por ello nos gusta lo predecible, la rutina, lo apacible, lo que es contradictorio en un mundo VUCA (volátil, incierto, complejo y ambiguo). Paco nos recuerda en este artículo que “tendemos a pensar que va a ser más difícil de lo que es en realidad”. Es el miedo a aprender, a las nuevas tecnologías, a no dar la talla en el futuro. Nekane explica que “en la mayoría de los casos el cambio se ha producido por obligación cuando han desaparecido los puestos en los que se ha crecido profesionalmente. En algunas ocasiones (pocas de momento) también se ha dado en perfiles que quieren ser fieles a sus sueños o que se sienten descontentos en su trabajo actual”.
         Ya sabes que somos capaces de adaptarnos a cualquier situación (adaptación hedónica) y de visualizar el futuro que deseamos: “Moverse y avanzar; analizar otros cambios en la vida y verlo en perspectiva; visualizarse teniendo éxito; una vez lo consigas, imaginar cómo vas a sentirte”, explica Nekane. Paco Muro defiende a los comerciales como “perfiles todoterreno” y a los tecnólogos, en un mundo de crecimiento exponencial de la tecnología. En mi caso, propongo como ejemplos la banca “que se encuentra en pleno proceso de digitalización, calidad relacional y valores”, así como el sector farmacéutico “que debe reinventarse empezando por los comerciales”. Lo hermético (y lo cambiante) son las personas, no las áreas de negocio.
Finalmente, como “reinventarse es una gran oportunidad”, palabra que proviene de “puerto”. El éxito, la salida, es saber a qué puerto te diriges… y surcar el mar navegando en esa dirección. Arancha concluye: “dar el salto sin tener una hoja de ruta o un plan de ataque podría suponer un suicidio profesional”. Mi gratitud a Arancha Bustillo, excelente periodista, y Nekane y a Paco, dos grandes profesionales.
¿Bibliografía para la reinvención? ‘Reinventarte. La segunda oportunidad’ de Mario Alonso Puig (12 ediciones); ‘Reilusionarse’, de Luis Galindo (13 ediciones); ‘Reinventarse profesionalmente’, de Carlos Alonso; ‘The second curve’, de Charles Handy; ‘El poder de los hábitos’, de Charles Duhigg; ‘Atrévete a motivarte’, de Jorge Carretero y un servidor. Mi gratitud a mis amigos Mario y Jorge (compañeros mentores del Human Age Institute), a mi amigo Luis y a mi admirado Charles Handy, que a sus 83 años es el pensador de management más influyente de Europa.

Hemos de reinventarnos para cambiar a un ritmo igual o mayor al del entorno. Como ejemplo, los resultados de Ciudadanos el 20-D, por debajo de las expectativas. Ayer y hoy Juan José Mateo explicaba que la ejecutiva de este partido emergente había analizado un informe con aciertos y errores en su estrategia electoral (http://politica.elpais.com/politica/2016/01/07/actualidad/1452196860_809336.html)
El 30 de noviembre, antes del debate organizado por El País, C’s era la primera fuerza política en intención directa de voto. Su táctica de “proponer y posponer” le restó iniciativa; no supo contraatacar a Sánchez, que le llamó machista y de derechas. Una semana después, el 7-D, Pablo Iglesias hizo el mejor discurso final (no olvidar, sonreír). Dos debates y seis puntos menos de intención directa de voto (del 16’2% a 10’1%, según Metroscopia). En la recta final, de enfrentarse a Rajoy a anunciar su abstención para una mayoría suficiente. Los “frames” (marcos conceptuales) de Ciudadanos: la regeneración democrática, la unidad de España y la lucha contra la corrupción, se diluyeron ante el binomio izquierda-derecha. C’s logró que su mensaje sólo calara en las grandes ciudadanos y Monsieur Hont hizo el resto.
José Manuel Villegas, vicesecretario general del partido y jefe de campaña, considera que Ciudadanos hizo una campaña más institucional que propositiva, más de presidente que de aspirante. Me temo que el gran error estratégico, desde el liderazgo, es que una formación politica no puede ser una única persona (no hay líder sin equipo ni equipo sin líder), el candidato debe mostrarse como ganador, no como “un buen chico” (por ello Rivera no ganó ninguno de los debates, pese a ser un campeón de la oratoria) y debe llevar “el ascua a su sardina” en los contenidos (Iglesias, con su lenguaje futbolero, lo hizo mucho mejor: remontada, puertas giratorias, casta, etc). Habrá nuevas oportunidades tanto en Cataluña como a nivel nacional.