Páginas vistas en total

jueves, 14 de enero de 2016

La Boutique de la Felicidad y el Crecimiento Basado en el Descubrimiento


He estado leyendo ‘Discovery-Driven Growth’ (El Crecimiento Basado en el Descubrimiento) de Rita Gunther McGrath e Ian MacMillan. Un modelo para crecer reduciendo riesgos y aprovechando las oportunidades, avalado por Clayton Christensen, C. K, Prahakad, Ram Charan y Geoffrey Moore, además de Ryan Jacoby y Colin Raney (IDEO) y varios CEOs.
Frente a los métodos convencionales (con que frecuencia no alcanzan el crecimiento que se proponen), los autores recomiendan, desde su amplia estrategia:
- Partir de un Foco, desde el Marco Conceptual, el alineamiento de la organización y el diseño de iniciativas especificas.
- Ejecutar oportunidades, desde la arquitectura del modelo de negocio, las “finanzas inversas”, la redirección activa de los proyectos y la práctica del “necesario arte del desenganche” (no implicarse en exceso, por si hay que cambiar de opinión).
- Transformar la cultura, para que el DDG (Crecimiento Basado en el Descubrimiento) funcione adecuadamente.
Me ha gustado la secuencia paso a paso y los ejemplos empresariales. Si bien el concepto no es absolutamente novedoso, el proceso es serio, riguroso y de utilidad.
L@s coaches utilizamos la mayéutica (a través de preguntas abiertas) para que el/la pupil@ pase de la reflexión (introspección) precisamente al descubrimiento. Al ¡aha!, al satori, al eureka. Es el paso de la inconsciencia a la consciencia, tan importante en el pensamiento y en el aprendizaje.
¿Cuáles son las diez claves para saber si una organización está abierta al descubrimiento?
1. Centrarse solo en los números (en los resultados financieros) o abrirse a las causas: la perspectiva de talento, de procesos –innovadores y eficientes- y de clientes (cuota, referencia).
2. Tener pocas o muchas conversaciones en la Dirección sobre el aprendizaje.
3. Juzgar a los profesionales exclusivamente por su contribución individual o por las oportunidades (el futuro deseable).
4. Iniciar pocas o muchas nuevas líneas de negocio y explorar en ellas.
5. Sentirse cómod@s con los errores (como fuente de aprendizaje) o penalizarlos como fracasos.
6. Promover internamente sólo por el desempeño pasado o también por su creatividad e innovación.
7. No dedicar nada en la agenda a nuevas oportunidades, por el lastre del día a día, o invertir adecuadamente tiempo y esfuerzo a pensar y trabajar sobre el futuro.
8. Evaluar proyectos por deadlines (fechas límite) o por checklist (chequeo).
9. Tratar de apurar los proyectos fallidos o implantar procesos que sirvan de base para seguir creciendo.
10. Contar con proyectos sólo si hay recursos o, por el contrario, definir oportunidades y a partir encontrar recursos.
  
         Mi gratitud a las decenas de compañer@s con los que compartimos horas estos días.