Páginas vistas en total

sábado, 5 de diciembre de 2015

Talento y Éxito no son sinónimos y El Liderazgo Femenino en campaña

Sábado de descanso, entrenamiento (Zoe tiene hoy y mañana, en este fin de semana de puente), comida familiar en el Hollywood de Arturo Soria Plaza y tarde de lecturas y televisión (el Real Madrid-Getafe).

En Babelia (El País), Andrea Aguilar escribe sobre Meg Wolitzer (Nueva York, 1959): "Talento y éxito se emplean como sinónimos, pero no lo son". La norteamericana lleva 10 novelas publicadas y es profesora de escritura creativa en la Universidad de Iowa. Su último texto, 'Los interesantes', refleja las vidas de seis adolescentes fatuos, ingenuos y arrogantes que se sienten especiales. Pronto se hará de él una serie televisiva. "Creo que en los años de la era de Reagan hubo un cambio importante: el dinero pasó a ser algo absolutamente central", explica la Wotlizer. "Sin embargo, el talento desligado del éxito es muy importante. Pero, ¿cómo puede uno un artista si hace arte solo para  sí mismo?". Al final hay much@s artistas que terminan haciendo cosas que no tienen nada que ver con aquello para lo que valen. Jonah (hijo de una famosa cantante) "era demasiado modesto como para ser músico o, posiblemente, para ser famoso; no tenía el temperamento adecuado". Meg Wolitzer ha escrito sobre el feminismo en sus primeras novelas y no cree que la situación de las mujeres en el mundo literario haya mejorado tanto. "Las novelas que ganan premios tienen un punto de vista masculino". El grupo de amigos sobre el que escribe en 'Los interesantes' sufren la envidia y la desconfianza. "Me fascina la amistad dentro de un grupo, las pequeñas geometrías que se generan". Y añade Meg: "En una historia romántica uno siempre se está preguntando cuándo acabarán en la cama, pero al tratar el asunto de la amistad las posibilidades son mucho mayores, el margen es amplio, como a veces cuando uno siente que quiere llamar a un amigo para no contarle nada nuevo".

También en El País, Ramón Muñoz entrevista a Francisco Román. presidente de Vodafone que afronta su primer mandato como presidente de Seres, fundación para promover el compromiso social de las empresas y el buen gobierno (120 compañías, entre ellas un tercio del Ibex). "La acción social redunda en el beneficio de las empresas" (María Graciani diría que las buenas empresas, como las buenas personas, dan BeSos, Beneficios Sostenibles). Según el informe de Deloitte, las 68 empresas que participaron invirtieron 438 M € en 5.500 proyectos sociales con 110.000 empleados que afectaron a 11'7 M de personas. "El 80% del valor de las compañías son intangibles como la reputación".
Yo Dona entrevista a la VP del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que participará en el debate televisivo a cuatro bandas pasado mañana 7 de diciembre. "Llegará un día en que haya una presidenta". Marta Míchel obtiene una entrevista muy personal y profunda: "Mi hijo Iván me dice todos los días: Vuelve prontito, mamá".
El "día de la presidenta" puede ser mucho más cercano de lo que parece. En su primer mitin, ayer en Mallorca, Albert Rivera (Ciudadanos) rechazó "Cuatro años más con Rajoy". Le agradeció los servicios prestados, pero pidió "mirar hacia adelante, porque España no necesita girar a la izquierda o a la derecha". Entretanto, el PP (que en las encuestas resulta ganador, pero no por mayoría absoluta) ha planteado su primera campaña bicéfala, con 1.400 carteles de Soraya y 1.400 de Rajoy. Ella es de la misma generación que Pedro Sánchez y algo mayor que Pablo Iglesias y Albert Rivera, Y, por supuesto, es mujer (en el equipo asesor se recuerda el error de Cañete en las europeas frente a Elena Valenciano).
Liderazgo Femenino, clave en los comicios. También en El Mundo, se analiza a las candidatas. Por el PP, Ana Pastor (#1 por Pontevedra), Mª Dolores de Cospedal (#1 por Toledo), Soraya Sáenz de Santamaría (#2 por Madrid), Isabel García Tejerina (#3 por Madrid). Por el PSOE, Irene Lozano (#4 por Madrid), Carme Chacón, Zaida Cantera (#6 por Madrid) y Meritxell Batet (#2 por Madrid). Por C's, Nuria González-Sáenz (#5 por Barcelona), Patricia Reyes (#5 por Madrid), Elena Faba (#3 por Barcelona), Marta Rivera (#3 por Madrid). Por Podemos, Ángela Ballester (#1 por Valencia), Carolina Bescansa (#2 por Madrid), Irene Montero (#4 por Madrid), Tania Sánchez (#6 por Madrid).

Y en contraportada, José Antonio Marina. Definido como "catedrático de plantas" y "conspirador educativo". Responde a las preguntas de Rafael J. Álvarez: "La vida es: ¿Y entonces?", "La culpa es una emoción de carácter social como medio de control suave del comportamiento", "La inteligencia colectiva de España en política es muy baja. Los políticos, en lugar de solucionar problemas, los crea", "Para convertirte en un best-seller necesitas rebajar tus niveles de rigor", "No conspiro en el éxito de Twitter. La función social de Twitter es peligrosa porque está creando una patología: el reflejo condicionado a responder. La gente mete la pata y dice tonterías, y parece que cuando está tuiteando baja su nivel mental", "Estamos acortando la infancia hasta extremos crueles", "(En deberes), yo defiendo el régimen del cuarto de hora. En Primaria, un cuarto de hora, y según se sube de nivel, subir los deberes, máximo un cuarto de hora más. Si no, vamos a eso nefasto de que en la escuela se escucha y en casa se estudia. No. Donde se aprende es en la escuela", "La Humanidad siempre está en precario y siempre hay colapsos éticos que causan el horror", "La ética está muy confusa con los nuevos terrorismos", "Una función de la realidad impura es la necesidad de negociar", "(¿Con el Estado Islámico?) No se puede negociar con quien no acepta el juego negociador", "Un pequeño vicio puede ser... a veces, la vanidad. No es soberbia. A veces soy vanidoso", "No me interesa la muerte. No es una meditación productiva, solo te lleva al miedo". Gracias, querido José Antonio, por difundir tus sabias reflexiones.
La lectura de hoy ha sido, en el original inglés, 'Freedom' (Libertad) de Jonathan Franzen. Esta semana, en Vigo, mi amigo Santi me hizo dos regalos: la novela 'Pureza' de Franzen, y la sugerencia de que leyera su obra anterior. Es, como dice Sam Tanenhaus (New York Times), "una obra maestra". Es la historia de los Berglund (Walter y Patty, sus hijos Joey y Jessica) y su amigo Richard Katz. Una historia, plena de agudas observaciones, diálogos chispeantes y humor ácido, sobre cómo usamos nuestra libertad y sobre todo abusamos de ella; sobre el amor, cómo empieza y cómo suele acabar; sobre la vida adulta; sobre amistades, traiciones y desesperanzas. No suele leer novela; sin embargo, ésta es una joya. Gracias, Santi, por el primer presente. Me queda el segundo, 'Pureza'.