Páginas vistas en total

miércoles, 21 de octubre de 2015

Potencialidades y Limitaciones del Coaching en el día del Futuro


21 de octubre de 2015, el “día oficial del futuro”. En la película ‘Back to the future’ (Regreso al futuro), en su segunda parte, Marty McFly y Doc van precisamente al día de hoy. Lo hemos celebrado con el Cine Fórum APD ‘Cuando el futuro ya está aquí’ con Silvia Leal (mentora de e-Leadership y energía innovadora del Human Age Institute), David Vivancos (senior entrepreneur), Mago More (conferenciante, guionista, actor) y Carlos Rebate (INDRA), que he tenido el honor de moderar. De este magnífico acto te hablaré mañana en este Blog.
Por la mañana, MasterClass del Human Age Institute en Zaragoza. Más de 70 profesionales de RRHH, sobre el tema ‘Potencialidad y Limitaciones del Coaching en el Ciclo Estratégico del Talento’, con debate posterior.
He preferido lanzar una serie de preguntas (no necesariamente abiertas) al público:
- Pero, ¿el coaching no está ya “pasado de moda”? Podría parecerlo, dado que nuestra sociedad (y sobre todo, nuestro entretenimiento) se ha plagado de supuestos coaches: en la música (La Voz), la cocina, las mascotas (el adiestrador de perros), los adolescentes (Hermano mayor), los niños (Supernanny). Coaching está hasta en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. Por doquier. Para el cerebro humano, no hay diferencia entre lo que se piensa y lo que ocurre (en una de sus últimas cartas, René Descartes escribió: “Mi vida estuvo llena de desgracias, la mayoría de las cuales nunca sucedieron”).
Sin embargo, que no estamos aprovechando el coaching (el desarrollo del talento y del liderazgo) como debemos lo demuestra que la esperanza de vida de las compañías ha pasado de 75 años a 15, desde 1940 a nuestros días. Y la de los CEOs está en apenas 4 años. Recordando a Darwin, “no son las especies más fuertes las que sobreviven, sino las que mejor se adaptan al entorno”. Estamos reinventando la Humildad, en una sociedad (la del cansancio, como recordábamos Jorge Carretero y un servidor en ‘Atrévete a motivarte’) en la que el espejo ha sido sustituido por el “selfie”. He puesto como ejemplo la portada de Cosmopolitan, en su 26º aniversario: “Eres nuestra estrella invitada”, #Laportadaerestú. Carol Dweck, una de las mayores expertas en Talento, nos ha enseñado que éste no es fijo (se tiene o no se tiene), sino móvil. El talento que no se aprecia, se deprecia. En cuanto el ser humano deja de aprender, se convierte en idiota.
-   - ¿Cuáles son, entonces, las potencialidades del Coaching? Me gusta el concepto griego de Areté, que más que virtud es Excelencia, que tan bien inculcó Aristóteles de Estagira (mi coach favorito) en su discípulo Alejandro. El historiados John Keegan ha analizado recientemente (y lo he contado en este blog) el Liderazgo de Alejandro Magno respecto a otros, como Wellington o Hitler. Un Liderazgo ejemplificante. Volviendo a la Areté, el Coaching nos permite estar “en el término medio”, en la valentía (entre la cobardía y la temeridad), en la Templanza (entre la desidia y el desenfreno, en la Generosidad (entre la avaricia y la prodigalidad), en  la Magnificencia (entre la pusilanimidad y la vanidad), en la Mansedumbre (entre el defecto y la irascibilidad), en la Sinceridad (entre la ironía y la arrogancia), en la Afabilidad (entre la dejadez y el polemismo),  en el Buen humor (entre ser arisco y chistoso), en el Pudor (entre la continencia y el descaro). Fácil de decir, difícil de lograr. Todo un programa de vida.
 “Ama, no lo que eres, sino aquello en lo que te puedes llegar a convertir”. Me encanta comprobar, una y otra vez, que somos un país de Quijotes: de místicos (Teresa de Jesús, Juan de la Cruz) y gente de acción (Ignacio de Loyola, emprendedores, deportistas como Nadal, Gasol, Iniesta, Del Bosque). Desde la vocación, un ambicioso sueño.
Como contaba en ‘Por qué necesitas un Coach’, se puede –se debe- desarrollar el Optimismo inteligente (Seligman) y la Fluidez (Csikzentmihalyi). He hablado de este “monte Rushmore” de la psicología positiva en el que están, además de Marty y Mike, figuras de la talla de Ed Diener, Sonja Lyubomirsky (Felicidad) y Bárbara Peterson (Positividad).
Y potencialidad para lograr un Equipo, un grupo humano que genera sinergias. En esto mi coach favorito es Phil Jackson, con su doble receta: foco (“una mente abierta y un corazón compasivo”) y amor (“la fuerza que enciende el espíritu y vincula al equipo”). No es casual que el propio Darwin, en ‘El origen del Hombre’, mencione un par de veces la selección natural y un centenar la palabra Amor.
- ¿Y cuáles son las limitaciones del Coaching? La voluntariedad real, el auténtico querer. Cuando hay voluntad, hay un camino. La distinción entre lo cognitivo y la inteligencia ejecutiva (José Antonio Marina). “Saber sin hacer no es saber” (Ignacio de Loyola). La necesidad de Experiencias (volviendo a Aristoteles: “Lo que tenemos que aprender, lo aprendemos haciendo”. La humildad, que ante mencionaba (“Procura ser tan grande que todos quieran alcanzarte, y tan humilde que todos quieran estar contigo”, decía el Mahatma –alma grande- Gandhi). Por ejemplo, en palabras de Gregorio Marañón: “A veces rechazar un honor no es humildad, sino explícita soberbia, afán de superar a los que antes los aceptaron. Pocas veces asoma con tanta nitidez la violencia del subconsciente”.
Y, en términos de equipo (o falta de él), el “pensamiento de grupo” (Irvin Janis). Como en el cuento de Hans Christian Andersen ‘El traje nuevo del emperador’, muchos CEOs se rodean de camarillas que le dicen lo que quiere oír. “Si todos pensamos lo mismo es que nadie piensa realmente” (Walter Lipman). Tenemos que pensar y actuar en términos colectivos (nosotr@s) y no individuales (yo). “Somos un equipo no porque trabajamos juntos, sino porque nos respetamos, confiamos y cuidamos el uno del otro”.
En el Ciclo Estratégico del Talento, los CEOs se preocupan por los resultados, por el Crecimiento sostenible, que en primera derivada depende de cinco retos: Productividad, Innovación, Eficiencia, Atracción y Fidelización. Los responsables del Talento tenemos que preocuparnos por las “palancas” (“Dame un punto de apoyo y moveré el mundo”, Arquímedes), que son el propio talento, la felicidad (las personas felices son el triple de creativas), el orgullo de pertenencia, el liderazgo (“Trasladar la visión a realidad”, Warren Bennis) y la Reputación (Top Employer, etc). Y finalmente, he compartido el Manifiesto por el Talento, que ya traté en este blog.
Ha sido una mañana maravillosa en la Torre DKV de Zaragoza, uno de los mejores y más saludables edificios corporativos de nuestro país. Mi gratitud a todo el equipo de DKV, con Josep y Jorge a la cabeza (ya sabéis todo lo que os admiro como empresa humanista), a todo el equipo del Human Age Institute (liderado por Raúl y Loles) y a todas las personas que hoy han participado.
Si el Coaching (ejecutivo, líderes-coaches, cultura de desarrollo del talento) no está en el día a día de tu empresa, es muy probable que tu empresa se quede sin vida.