Páginas vistas en total

domingo, 16 de agosto de 2015

Tom Cruise y Kevin Spacey: su empleo del talento y sus carreras consolidadas


Ayer sábado por la tarde fuimos a ver ‘Misión Imposible: Nación Secreta’ (‘Mission: Impossible, Rogue Nation). Una película de acción trepidante, de 140 minutos, en la que Ethan Hunt y su equipo, el FMI (que no es el Fondo Monetario Internacional, obviamente, sino la Fuerza Misión Imposible), debe luchar contra “el sindicato” (The Syndicate, no The Union), una mafia clandestina que derriba gobiernos y obtiene ventajas económicas (‘Rogue Nation’, traducida como ‘Nación secreta’, es más bien, creo, nación de pícaros, de granujas). Entretanto, el director de la CIA (Alec Baldwin, que pone cara de jefe tóxico como nadie) consigue del Senado de EEUU que este FMI desaparezca por indisciplinado.
Como sabes, ‘Misión: imposible’ fue una serie de televisión que estuvo en antena de 1966 a 1973. A los espectadores nos encantaba la sensación de equipo (el líder, el tecnólogo, el actor, la chica, el fortachón), el uso de las nuevas tecnologías, lo sorprendente del argumento, el hilo conductor en plena guerra fría y la música de Lalo Shrifin (un ritmo tenso y vertiginoso, con aquella cerilla que encendía la mecha). “La grabación se autodestruirá en…”
La serie creada por Bruce Geller se convirtió en película, dirigida por Brian de Palma y protagonizada por Tom Cruise, en 1996. Fue la tercera película más taquillera del año. En estas dos décadas, Tom Cruise ha sido Ethan Hunt en cuatro ocasiones más, en 2000 (la segunda parte mezcla la Semana Santa sevillana y las Fallas de Valencia) dirigida por John Woo, en 2006 (con Phillip Seymour Hofman como villano), dirigida por J. J. Abrams, en 2011 (rodada en Dubai, Praga, Moscú, Mumbai y Vancouver) dirigida por Brad Bird, y la actual (con localizaciones en Viena, Marruecos y el Reino Unido), dirigida por Christopher McQuarrie (guionista de ‘Sospechosos habituales’ y director de ‘Jack Reacher’).
Recuerdo perfectamente la primera vez que vi a Tom Cruise en pantalla. Fue en la Gran Vía madrileña, y la película era la mítica ‘Risky Business’ (1983), con Rebecca de Mornay. La historia de un estudiante de empresariales que conoce una escort y monta un fiestón en la casa de sus padres. En los pocos días que sus progenitores le dejan solo, aprende un montón de la vida. La frase de la cinta es “hay veces en la vida en las que hay que decir: ¡Pero qué diablos1”. La película ingresó más de diez veces lo que había costado, solo en su país.
Tom Cruise (nacido un 3 de julio de 1962 en Siracusa, Nueva York) había participado antes en cuatro pelis (‘Amor sin fin’, ‘Taps. Más allá del honor’, ‘Rebeldes’, ‘Ir a perderlo… y perderse’) y desde entonces, hace más de tres décadas, ha construido una de las carreras profesionales más sólidas de Hollywood: ‘Top Gun’, ‘Cocktail’, ‘El color del dinero’, ‘Rain man’, ‘Nacido el cuatro de julio’, ‘Algunos hombres buenos’, ‘La tapadera’, ‘Entrevista con el vampiro’, ‘Jerry Macguire’, ‘Eyes wide shut’, ‘Magnolia’, ‘Minority report’, ‘El último samurái’, ‘Collateral’, ‘La guerra de los mundos’, ‘Leones por corderos’, ‘Valkiria’, ‘Al filo del mañana’. Y tiene pendientes, anunciadas o en post-producción, las secuelas de Top Gun y Jack Reacher, la sexta parte de Misión Imposible y ‘Mena’ (2017).
Más de 40 películas como actor, una veintena como productor (la primera fue precisamente, ‘Misión Imposible’) y ha dirigido un episodio de ‘Ángeles caídos’ (1993). Hijo de un ingeniero eléctrico y una profesora de educación especial, Thomas Cruise Mapother IV quería ser obispo (a los 14 años era seminarista franciscano). Después de pasar por 15 colegios distintos (sus padres cambiaban mucho de residencia), a los 18 decidió ser actor. ‘Amor sin fin’ (1981) fue su oportunidad, y la aprovechó muy bien. En 1990 renunció a su fe católica y abrazó la iglesia de la Cienciología.

Anoche estuve viendo un Youtube de 10 minutos sobre ‘Las 10 mejores interpretaciones de Kevin Spacey’: www.youtube.com/watch?v=SmxUXsVS76s Sus papeles en ‘El Negociador’ (1998), ‘Cadena de favores’ (2000), ‘Beyond the sea’ (2004), ‘Esto (no) es un secuestro’ (1994), ‘Seven’ (1995), ‘L. A. Confidential’ (1997), ‘El factor sorpresa’ (1994), ‘House of cards’ (2013- ), ‘Sospechosos habituales’ (1995), Óscar como actor de reparto, y ‘American beauty’ (1999), con el que ganó el Óscar al mejor actor.
Creo que la primera vez que me impactó fue 20 años en ‘Sospechosos habituales’ (ese maravilloso papel de Kaiser Soshé: “¿el Papa es católico?”) y en Seven, como un psicópata asesino en serie sin móvil sexual. Una carrera de más de 40 películas, 6 episodios de ‘Freedom’ y 40, de momento, de ‘House of cards’.
Kevin Spacey Fowley nació un 26 de julio del 59 en New Jersey. Hizo de un técnico y una secretaria, descubrió su vocación en el Instituto en California. Después de Julliard, pasó al New York Shakespeare Festival en 1981. Luego hizo papeles secundarios en ‘Se acabó el pastel’, ‘Armas de mujer’ y ‘Glengarry Glen Ross’.

Dos actores aparentemente antagónicos. Kevin Spacey es una persona celosa de su vida privada (“cuanto menos sepas de mí, más creíbles te parecerán mis personajes”) y ama el teatro (apareció en ‘Looking for Richard’ con Al Pacino y es director artístico del Old Vic de Londres). Tom Cruise es parte del “Star system” y está encantado con ello. Todos sabemos de sus matrimonios con Mimi Rogers, Nicole Kidman y Katie Holmes, de su relación con Penélope Cruz, de la Cienciología. Kevin mide 1’78 y Tom, 1’70. Uno es discreto y shakespeariano, el otro mediático. Spacey interpreta papeles de introvertido, poderoso en la sombra; el otro, de héroe salvador. Uno se ha atrevido a rodar con una empresa de televisión por cable (‘House of cards’, para Netflix) y el otro trabaja con la Paramount. Eso sí, los dos viven en Los Ángeles (Kevin Spacey es amigo de Tom Hanks, Sean Penn y Steve Martin; nunca se ha casado).
Hay incluso un programa de ‘The Movie Times’, cara a cara, que te permite comparar entre actores: www.the-movie-times.com/thrsdir/ActorVS.cgi?kspacey+tomcruise 3 nominaciones para Cruise, dos Óscar para Spacey. 1.500 M $ ingresados por Kevin en sus 31 papeles protagonistas, 3.500 M $ por Tom en sus 31 (los éxitos son, respectivamente, ‘Batman returns’ para KS y ‘La guerra de los mundos’ para TC, ambos con más de 200 M; dos petardos muy comerciales). Solo en ‘Rock of ages’, con la taquilla no se ha recuperado lo que se ha pagado a Tom Cruise. En términos crematísticos, Tom Cruise le gana 12 a 8 a Kevin Spacey. En calidad interpretativa, gana Kevin Spacey por riesgo y versatilidad.
Sin embargo, hay dos elementos que creo que tienen en común y que explican su talento. Uno es su “capital relacional”, que en el séptimo arte se explica por el Número de Bacon (número de actores o actrices que les separan de Kevin Bacon, ahora protagonista de la serie ‘The Following’). El número normal de los actores es 6-7 y solo hay 17 actores (de los 700.000 de la base de datos IMDB) que necesitan 8 saltos. Tanto Tom Cruise como Kevin Spacey tienen “números de Bacon” muy similares: unos 3.000 en el 1, unos 360.000 en el 2, 1’3 millones en el 3, 280.000 en el 4, 25.000 en el 5, 3.000 en el 6, 400 en el 7, unos 60 en el 8, alrededor de 10 en el 9, 1 en el 10 (grados de separación). Puedes consultarlo en “el oráculo de Bacon”: https://oracleofbacon.org/onecenter.php Todos recordamos que Tom Cruise y Kevin Bacon trabajaron juntos en ‘Algunos hombres buenos’ y entre los Kevin el número es 2; sin embargo, se puede llegar a través de Val Kilmer, también 2 (compañero de Instituto de Spacey, a quien convenció para estudiar en Julliard). Curiosamente, entre Kevin Spacey y Tom Cruise hay un “número de Bacon” de 1. Trabajaron juntos en… ‘Austin Powers en Miembro de Oro’ (2002), con Mike Myers, Michael Caine, Beyoncé, Spielberg, John Travolta, Gwyneth Paltrow, Britney Spears y Danny de Vito. Un delirio.

Y lo más importante, han gestionado sus carreras desde el aprendizaje. El joven Tom Cruise trabajó con Paul Newman (1986), Dustin Hofman (1988), William Dafoe (1989), Robert Duvall (1990), Jack Nicholson (1992), Gene Hackman y Ed Harris (1993), Brad Bitt (1994), Cuba Gooding Jr (1996). 10.000 horas prodigiosas. Y después le han dirigido Stanley Kubrick (1999), Paul Thomas Anderson (1999), Steven Spielberg (2002), Michael Mann (2004) o Robert Redford (2007). En esta cinta compartió reparto con Merryl Streep.
En la década previa a ‘Sospechosos habituales’ y ‘Seven’, Kevin Spacey trabajó con Merryl Streep y Jack Nicholson (1986), Harrison Ford, Melanie Griffith y Sigourney Weaver (1988), Kevin Kline (1992), Al Pacino, Jack Lemmon, Alec Baldwin, Ed Harris y Alan Arkin (1992), Dustin Hoffman y Morgan Freeman (1995). Y después le han dirigido David Fincher (1995), Al Pacino (1996), Curtis Hanson (1997), Clint Eastwood (1997), Sam Mendes (1999), Lasse Hälstrom (2001), Alan Parker (2003), Se atrevió a dirigir ‘Beyond the sea’, sobre la vida del cantante Bobby Darlin (“Mack the knife”), a participar en ‘Los hombres que miraban fijamente a las cabras’ (2010), con George Clooney, Ewan McGregor y Jeff Bridges, a producir ‘La red social’ (2010) y Margin Call (2011), a vacilar en las dos partes de ‘Cómo acabar con tu jefe’ (2011 y 2014) y a crear la serie ‘House of cards’ desde 2013.
En ambos casos, unos 10 años como secundarios cerca de grandes actores, una oportunidad que aprovecharon y después buenos directores, combinando la calidad con la comercialidad.

Por cierto, atención a Brian Synger (1965), que ha dirigido a Spacey en ‘Sospechosos habituales’ (2005) y ‘Superman returns’ (2006) y a Tom Cruise en ‘Valkiria’, y a Christopher McQuarrie (1968), guionista –oscarizado- de ‘Sospechosos habituales’, ‘Valkiria’, ‘Jack Reacher’, ‘Al filo del mañana’ y ‘Misión Imposible. Nación Secreta’.

Mi gratitud a los buenos actores con carreras profesionales consolidadas. Como dijo Chris Rock en la ceremonia de los Óscar, “en este mundo solo hay un puñado de estrellas; el resto es gente popular”.