Páginas vistas en total

jueves, 9 de julio de 2015

Leopoldo Rodés y Bernabé Tierno


Mi gratitud a él y a tod@s l@s integrantes del programa de coaching. Lo he pasado estupendamente con vosotr@s.
Esta mañana me he levantado con la terrible noticia del fallecimiento de dos personas excepcionales.
Leopoldo Rodés (Barcelona, 1935) sufrió un luctuoso accidente de tráfico en Aiguaviva, Girona. Cruz de Sant Jordi, fundó el grupo de publicidad y comunicación Media Planning Group (1978) y presidió Havas Media. Fue consejero del Banco Central y Banco Vitalicio, VP del Banco de Progrso y del Banco Urquijo, consejero de CaixaBank desde 2009. Isidro Fainé le consideraba “un espíritu renacentista” y fue “un guía certero, al que tengo que rendir el afecto del recuerdo y el tributo de la fidelidad, fundamento de una larga amistad”.
Su talento social hizo que defendiera como pocos la candidatura de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 junto a su amigo Juan Antonio Samaranch y el entonces alcalde de la ciudad condal Pasqual Maragall. Fue el primer presidente del Instituto de Empresa Familiar en 1991, a raíz de una conferencia de Renato Taguri (Harvard) en Davos, presidía la Fundación MACBA (Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona) y era patrono de la Fundació Abertis, de la Universitat Raimon Llull y del Gran Teatre del Liceu, presidió la Fundación Arte y Mecenazgo.
Tuve la ocasión de charlar con Leopoldo Rodés hace apenas diez días, en el Foro Impulsa de la Fundació Princesa de Girona. Me iba a presentar la conferencia sobre Talento Gonzalo Rodés, vicepresidente de la Fundación. Nos saludamos y me dijo, “Soy el padre de Gonzalo”. Me encantó esa forma tan humilde en un empresario y mecenas tan enorme, y el sano orgullo de la paternidad. Como sabes, Leopoldo (Villar) era el nombre de mi abuelo materno, una persona excepcional, y Leopoldo (Zoe) se llama el protagonista de ‘La sensación de fluidez’, arquetipo del líder.
Su gran amigo Isidro Fainé dice de él que fue “indispensable en las finanzas, la universidad, la empresa, la sociedad mediática, el mundo del arte, la música, en todo lo que entendió como sociedad civil” y que a Cataluña “prestó servicios que algún día habrá que detallar”.

También se nos ha ido el profesor Bernabé Tierno. Bernabé Tierno Jiménez ha sido psicólogo, pedagogo, escritor. Autor de más de 60 libros. En una de sus últimas entrevistas, para El Comercio Digital, decía que “el mejor prozac es la actitud positiva”. Esta es la entrevista:
A Bernabé Tierno no le importa que el avión llegue con retraso, que llueva o firmar pocos ejemplares de su nuevo libro. Y no le importa porque él es feliz, o ha aprendido a serlo. Con 'Los pilares de la felicidad' (Temas de Hoy) garantiza a todo aquél que lo lea que encontrará el camino del bienestar emocional. Sólo hay que seguir diez pautas. Ayer, el psicólogo las explicó en LibrOviedo.

-Este es su libro número 46 en 25 años. No está nada mal.
-Sí, llevo muchos años trabajando. Son libros de psicología positiva. Hablo de química cerebral, porque el famoso Prozac no ha curado casi nada. Lo que cura es la convivencia, el ejercicio físico...

-¿Son diez los pilares de la felicidad?
-Sí, y constituyen la base de una verdadera higiene mental y salud psíquica para saber vivir. El primer pilar es el amor a uno mismo, a los demás y a la vida.

-¿Y el siguiente?
-El sentido del humor, que es el que nos protege de todos los problemas. El último, es la fortaleza y grandeza de espíritu. Cuando alguien afronta la muerte de un ser querido o el desamor, debe saber que eso es circunstancial. En vez de lamentarse, hay que seguir y aprender de la experiencia.

-En 2006 presentó en Oviedo 'Hoy, aquí y ahora', donde daba doce claves para ser feliz. ¿En qué se diferencia de su nuevo libro?
-'Hoy, aquí y ahora' centra su atención en la importancia de vivir el presente. Este nuevo libro te dice cómo construir la felicidad día a día.

-A veces resulta difícil encarar situaciones negativas con optimismo.
-Ser feliz es sencillo. Lo primero que uno tiene que reforzar es el amor a sí mismo, a los demás y a la vida. Tenemos que ser nuestro mejor amigo. El mejor Prozac es la actitud positiva, sea como sea tu vida.

-En la suya debe faltar tiempo...
-Duermo cinco horas, no paro de viajar, de dar conferencias... pero estoy siempre de vacaciones. Cada día es una novedad para mí. Por eso no he envejecido. Estoy a tope.

-Asegura que vivimos una de media de 30.000 días.
-Eso las mujeres. Y una tercera parte estamos durmiendo, con lo cual nos quedan sólo 20.000 y si tienes 40 años, 10.000. A mi, claro, cuatro días... (ríe). De esta forma, uno se da cuenta de que nada debe quitar el disfrute de un solo día de nuestra vida.

-Su libro va ya por la segunda edición. Estará contento.
-Sí, por los 40.000 ejemplares, pero no me obsesiono con estar entre los más vendidos. Hay tongo.

-Presentará en breve el 'blog' clubdelosoptimistas.es. ¿Quiere probar suerte en internet?
-Una señora de Torrevieja leyó mis libros. Le habían operado siete veces y le han dado un año de vida. Desde que los leyó, no tiene taquicardias, porque se dedica a vivir. En el 'blog' contará sus experiencias mucha gente como ella. A través de Internet quieren dar ejemplo y decir al mundo que los problemas se superan.”
Veo una foto de la presentación de su último libro, con nuestras amigas comunes Belinda Washington e Irene Villa.
En su web, el último pensamiento es “En la amistad como en el amor, la mutua admiración es el denominador común”. Mi admiración por Bernabé Tierno siempre ha sido insuperable.

Ojalá fuéramos un país que honrara mejor a sus héroes.