Páginas vistas en total

martes, 7 de julio de 2015

Joaquín Almunia y el futuro de Europa


AVE a las 7,30 de la mañana. Me he acercado a Zaragoza para escuchar directamente a Joaquín Almunia, ex VP de la Comisión Europea y comisario de Competencia, en el Foro ADEA (Asociación de Directiv@s y Ejecutiv@s de Aragón)  con el título ‘El futuro del euro, el futuro de Europa’. Mi gratitud a mi amiga Gemma Español, gran abogada y VP de ADEA, y a Salvador Arenere, su Presidente, que con Luis Humberto Menéndez, jefe de la sección de Economía del Heraldo de Aragón, ha presentado al ponente.

Admiro al profesor Joaquín Almunia (Bilbao, 1948). Es antiguo alumno de Deusto (estudió Derecho, y Economía en La Comercial), hizo un posgrado en París y el programa de Gobierno en Harvard. Fue docente en la Universidad de Alcalá de Henares y economista de la UGT. Diputado entre 1976 y 2002, dos veces ministro (Trabajo y Administraciones públicas, con Felipe González), sucesor de González como Secretario General del PSOE, perdió las primarias contra Borrell (el también exministro renunció) y fue derrotado en las generales del 2000 (dimitió tras la derrota). En 2004 fue nombrado Comisario europeo hasta 2010; desde ese año hasta 2014, VP de la Comisión Europea y Comisario europeo de la Competencia.
El pasado 2 de julio, el ex comisario Almunia dijo a la Agencia EFE: “Tsipras es un pésimo gobernante y el referéndum, una trampa democrática”.

“El exvicepresidente de la Comisión Europea Joaquín Almunia ha afirmado hoy que el primer ministro griego, Alexis Tsipras, es un "desastre" como gobernante, porque "no ha conseguido arreglar nada y ha destrozado casi todo".
Almunia ha dicho en una entrevista en Onda Cero que Tsipras ha negociado "rematadamente mal" al "destrozar" la confianza de sus interlocutores y ha añadido que, aunque sus antecesores no lo hacían bien, "Grecia estaba empezando a superar un bache tremendo" cuando él asumió el Gobierno.
Ha cuestionado que quiera mantener "a toda costa" sus compromisos electorales, porque son "exactamente lo contrario de lo que tiene que hacer un gobernante para resolver los problemas de su país".
Almunia ha abogado por el sí en el referéndum del domingo y ha advertido de que un triunfo del no y, por lo tanto, el impago el 20 de julio de la deuda de 3.500 millones de euros situarán a los bancos griegos ante un panorama "más que negro".
En su opinión, el referéndum es una "trampa democrática" al haber sido convocado cuando aún se estaba negociando y la intervención de ayer de Tsipras demuestra que "está todo el pescado vendido". "Ha decidido ir al referéndum y pedir el no", ha concluido.”
Del Foro ADEA de Joaquín Almunia en este San Fermín, me llevo las siguientes declaraciones:
- Nos interesa a todos que la puerta del euro no se abra, porque no sabemos qué puede pasarnos después
- En 2004 hubo un escandalo estadístico. En 2009, el déficit griego (que tenía que situarse en el 5%) sobrepasaba el 15% y en mayo de 2010 el país presentaba serios problemas de liquidez. Perdió el acceso a la financiación.
- El primer ajuste propuesto por la troika fue muy duro. El 2º se suavizó. Estábamos negociándolo cuando el gobierno de Tsipras se levantó de la mesa y propuso un referéndum.
- El coste del Grexit (la salida de Grecia del euro) es inimaginable. Si acaso, se podría parecer a la Argentina de hace 15 años, tras romper con la paridad del dólar.
- Grecia es un problema desde hace tiempo, especialmente para sus ciudadanos. En 1982, cuando socialistas españoles y helenos llegaron casi simultáneamente al poder, en España se aprovechó la democracia para un avance fiscal; en Grecia, no.
- Más allá de la subida de impuestos en Grecia, las empresas públicas son un coto de privilegios.
- Hoy (7 de julio) a las 13 horas se reúne el Eurogrupo para escuchar al nuevo ministro de Economía griego y por loa tarde, a las 6 pm, los jefes de Estado y de Gobierno con Alexis Tsipras. Tras la propuesta griega, veremos qué pasa.
- El 20 de julio Grecia debe devolver 3.500 M €
- La economía de la zona euro ha mejorado considerablemente; sin embargo, la Unión Europea es un edificio a medio construir
- Las empresas españolas compiten bastante bien. El problema de nuestro país es que en momentos difíciles se ajusta desde el empleo (mala calidad directiva, me permito añadir)
- La política tiene que hacerse con más sensatez y refinamiento
- Soy optimista de la inteligencia, no de la voluntad

Un acto muy interesante, con una presentación de Joaquín Almunia de unos 30’ y preguntas por escrito de la audiencia durante una hora.
También hoy Felipe González publicaba su artículo de opinión: ‘Grecia: y ahora qué’. El gobierno de Atenas afirma querer un acuerdo en 48 horas. Conviene a todos esperar la propuesta de Tsipras y ver su contenido. “¿Será tan diferente del paquete rechazado como para justificar todo lo que ha pasado, en esta semana de corralito y en estos meses de mayor sufrimiento?”. Felipe González se teme lo peor, con la activación de un fondo especial. 

Empleo y Educación. Ayer, Ana Patricia Botín, presidenta del Grupo Santander y de la Fundación Crecimiento y Desarrollo (CyD), subrayó en la presentación del último informe, que “la economía debe avanzar hacia un modelo productivo abierto y basado en el conocimiento y el talento”. El Rey Felipe VI añadió que “España tiene tantos elementos para estar tranquilos ante el futuro que tendremos que hacerlo muy mal para que nos vaya muy mal”. La presidenta de CyD pidió incrementar la competitividad de la economía española y mejorar la conexión entre el sistema educativo y el mercado laboral, y el monarca puso el énfasis en mejorar la colaboración público-privada. Ya sabes que más del 60% de la productividad y la competitividad depende de la calidad directiva, variable en la que España ha bajado del puesto 27º al 59º en los últimos siete años (datos del Informe de Competitividad Mundial del Foro Económico de Davos).