Páginas vistas en total

martes, 30 de junio de 2015

The One Thing, Lo Único, para el éxito


Jornada entre Galicia y Cataluña, entre A Coruña y Tarragona. Hoy, presentación de propuesta de Altos Potenciales (identificación, desarrollo, aprendizaje experiencial) y mañana tengo el honor de intervenir en el Foro de Felicidad en el Trabajo de la Fundación Gresol en el Monasterio de Poblet, en Tarragona.
La lectura de ayer (tarde/noche) fue ‘Lo Único. La sencilla y sorprendente verdad que hay detrás del éxito’. 1’5 millones de ejemplares vendidos en EE UU. Gary Keller creó la segunda inmobiliaria de su país y luego se dedicó a “enseñar a la gente a pensar”. El texto comienza con un proverbio ruso: “El que persigue a dos conejos… se queda sin ninguno”. Su propuesta: “Simplificar es una estrategia que da frutos extraordinarios y que funciona”.
Gary Keller parte del “efecto dominó”: si pensamos en las fichas, y cada es un 50% mayor que la otra, siendo la primera de 5 cm, la 8ª mediría casi 2 metros, la 18ª sería mayor que la Torre de Pisa , la 23ª superaría a la Torre Eiffel y la 57ª mediría la distancia que supera la Tierra a la Luna. Tal es el poder de la progresión. “Solo avanzan en este mundo quienes se concentran en una cosa cada vez” (Og Mandino).
Un producto o un servicio, una persona (tu coach o mentor), una pasión, una habilidad, una vida.
Hay mentiras que nos confunden, que nos distraen. “Lo que te causa problemas no es aquello que no sabes, sino aquello que das por cierto y no lo es” (Mark Twain). Son “pseudoverosimilitudes”, al parecer, lo de la rana hirviendo, lo de que Hernán Cortés quemó sus naves. Las seis mentiras, siempre según Gary, que se interponen entre el éxito y cada un@ de nosotr@s, son:
1. Todas las cosas importan por igual. En realidad, “las cosas que más importan deben estar siempre a merced de las que menos importan” (Goethe). Hemos de detectar lo esencial, como hizo Juran con la Calidad (“los pocos vitales, los muchos triviales”) o Pareto (20/80). Pareto al límite es el 20% del 20% del 20%. Así que: Simplifica, llega hasta el fondo, di que no, no caigas en la trampa de ir tachando de la lista en orden.
2. La multitarea. La “mentalidad de mono” (Billy Collins) no funciona. El malabarismo es una ilusión. Perdemos un 28% de eficacia por la fantasía de la multitarea. Matt Richtel (New York Times) descubrió en 2009 que las distracciones al volante son responsables del 16% de las muertes en carretera. Reduce un 40% la atención y es como conducir bebido. Si bien la distracción es natural, la multitarea tiene un alto precio.
3. Una vida disciplinada. La autodisciplina es un mito. El autor pone el ejemplo de Michael Phelps (22 medallas olímpicas, como nuestra Teresa Perales). Los hábitos se alcanzan al día 66 (no al 21º, como pensábamos antes), según el University College de London. Es el 95% de la curva de potencia. No seamos personas “disciplinadas”, sino de hábitos saludables.
4. La fuerza de voluntad está siempre disponible. Odiseo comprendió la fuerza de voluntad cuando pidió a los suyos que lo amarraran al mástil ante los cantos de sirena. Como ejemplo, el “marshmallow test” (test de la golosina) de Walter Mischel en la Escuela Bing de la Universidad de Stanford. La fuerza de voluntad es como la batería de un teléfono móvil: hay que recargarla. No le pidas demasiado (es limitada), no pierdas de vista el indicador (decae) y asigna un tiempo a tu tarea.
5. Una vida equilibrada. El equilibrio no existe. “El tiempo no espera a nadir. Si llevas algo hasta el extremo, el aplazamiento puede convertirse en algo permanente”. Una vida extraordinaria es un acto de contrapeso.
6. Lo grande es malo. “Lo que nos aparta de nuestra meta no son los obstáculos, sino el camino despejado hacia una meta menor” (Robert Brault). Cuidado con la megafobia, el miedo irracional a lo grande (que no es humildad, sino complejo de inferioridad). Gary cita a Carol Dweck y su “mentalidad de crecimiento” frente a la “mentalidad fija” del talento. “No temas a lo grande; teme a la mediocridad. Teme al desaprovechamiento; teme a no vivir a tope”. Piensa diferente y actúa con audacia.
La verdad empieza con una pregunta (“Juzga a un hombre por sus preguntas y no por sus respuestas”, Voltaire): ¿Qué es LO ÚNICO que puedo hacer, gracias a lo cual todo lo demás me resulta más fácil? La pregunta esencial es doble: visión  y asuntos puntuales. El éxito es cuestión de hábitos: de vida personal, salud, relaciones, espíritu, trabajo, empresa, finanzas.
Tu punto de referencia es el éxito de hoy; tu patrón de referencia, el éxito de mañana.
Para obtener resultados, hemos de abrir la puerta a las oportunidades. 3 P: Propósito, Prioridad, Productividad. “La vida no consiste en buscarte a ti mismo, sino en crearte a ti mismo” (George Bernard Shaw). Nuestro propósito determina quiénes somos (Dickens, ‘Cuento de Navidad’). Gary cita a Seligman y sus 5 factores (PERMA) para la Felicidad: emociones Positivas y placer, Éxito, Relaciones, Implicación, Significado. Prioridad: marcarse Metas. De ahora mismo, diarias, semanales, mensuales, anuales, quinquenales. Mejor visualizadas y por escrito. “Los rayos de sol no queman hasta que se concentran en un punto” (Alexander Graham Bell). Productividad: monta tu búnker, lejos de ruido y distracciones.
Los tres compromisos para realizar tu idea única: 1. Sigue el camino a la maestría (mastery). “Regla de las 10.000 horas” de K. Anders Ericsson (“El papel de la practica deliberada en la adquisición de la pericia”, Psychological Review, 1993). 2. Salta de E a P. Emprender por un Propósito. Hemos de sobrepasar el techo natural. 3. Asume el ciclo de la Responsabilidad: no eres victima, sino protagonista. “Las personas de gran éxito tienen claro cuál es su papel en los acontecimientos de la vida”. Los intérpretes de élite, como demostró Anders Ericcson, tienen coach. Los aficionados, no. “Te costará mucho encontrar a alguien que consiga resultados (extraordinarios) sin que nadie le asesore”.
Los 4 ladrones de la productividad son:
- La incapacidad para decir que no. “Puedes decir que no con respeto, puedes decir que no de inmediato, puedes decir que no y proponer a alguien que podría decir que sí. Pero decir que sí solo porque no puedes soportar el dolor que a corto plazo supone decir que no nunca va a ayudarte con lo que tengas que hacer” (Seth Godin).
- El miedo al caos. “Cualquier cosa que construyas a gran escala o con pasión inivta al caos” (Francis Ford Coppola). Acostúmbrate a ello y supéralo.
- Hábitos poco saludables. “Si no cuidas tu cuerpo, ¿dónde vas a vivir?”. La mala gestión de la energía personal (compromiso) es un peligroso ladrón de productividad. Recomendaciones: Medita o reza (energía espiritual); Come bien, haz ejercicio, duerme adecuadamente (energía física); Abraza, besa, ríete con los tuyos (energía emocional); Márcate metas, planifica, focaliza (energía mental); Resérvate tiempo para LO ÚNICO (energía emprendedora).
- Un entorno poco propicio para lograr tus metas. No vivimos aislados, nos influyen los demás. “Rodéate solo de gente que vaya a impulsarte hacia arriba” (Oprah Winfrey). “La carretera del éxito está siempre en obras” (Lilly Tomlin). Pavimenta el trayecto con las personas adecuadas.
El éxito sale de dentro. Los moribundos se lamentan de “no haberse permitido ser más felices, haberse mantenido más en contacto con sus amigos, haber expresado más mis sentimientos, no haber trabajado tanto y, sobre todo, haber sido más fiel a mí mismo, no viviendo la vida que otros esperaban que viviera” (Bronnie Ware, 2012). En palabras de Shakespeare, “de nada sirve posponer”.
Un libro bien estructurado. Me ha gustado que en el capítulo de agradecimientos el inmobiliario Gary Keller agradece su apoyo a la publicista Barbara Hendricks y el experto en redes sociales Rusty Shelton, que dirigieron la campaña del libro. Tomo noto para nuestro próximo libro, ‘Nuevo Management para Dummies’, con la Dra. Ana Mª Castillo (catedrática de organización de empresas de la Universidad de Málaga), que ya hemos entregado y que saldrá, con permiso de la autoridad y si el tiempo no lo impide, en otoño próximo. El primer libro completo para tienen que dirigir (un proyecto, un equipo, una pyme, una gran empresa). Gracias, Ana Mª, por una labor tan formidable. Tendremos que buscar quién nos haga la campaña.  
Mi gratitud a Zoe, Jaime, María José, Santiago, Pedro y a quienes eligieron la música del AVE (especialmente el canal 5, de bandas sonoras, que es delicioso) para acompañarme de Madrid a Tarragona esta tarde.