Páginas vistas en total

sábado, 13 de junio de 2015

Jurassic World: el mundo VUCA puede ser una selva



Hoy sábado se ha inaugurado la piscina de la urbanización, hemos celebrado la boda de mi prima Almudena Cubeiro y la firma de libros en la FLM (Feria del Libro de Madrid) tendrá que esperar hasta mañana.
Anoche fui a ver con mi hija Zoe y su primo Jaime la esperada ‘Jurassic World’. Una película espectacular, que no te puedes perder. Sin ánimo de contártela (los chavales ahora lo llaman “espoilear”, del inglés ‘spoiler person’, aguafiestas, porque adelanta o destripa una parte importante de la trama), hay varios aspectos que me han llamado mucho la atención.
- El product placement. En ‘Jurassic Park’ (1993) ya había cierto “product placement” (marketing de productos en la cinta): las cámaras Nikon, Ford, Jeep, etc. En la peli de dinousaurios de 2015 (150 M $ de presupuesto), se ha elevado exponencialmente: los cazadores van en Mercedes de lujo clase G (también vemos una caravana Sprinter, un G-wagen de 6 ruedas y un Unimog como ambulancia), los chavales escuchan música con cascos Dre, el personal del parque llevan vasos de Starbucks, el héroe bebe descaradamente Coca-Cola, vemos restaurantes de Jimmy Buffet’s Margaritaville, joyerías de Pandora, el centro de innovación es Samsung y en el folleto para visitantes, además de Coke, Starburcks y Samsung (todos los móviles y tabletas son de esta empresa), una oficina de Federal Express. Chris Pratt, el prota, lleva una moto Triumph Scrambler (nuevo modelo del fabricante británico) y en la propia peli bromean: “Verizon Wireless (la compañía de telecomunicaciones) presenta al Indominus Rex” o tendremos el “Pepsi-saurus”. De niño, jugaba con mi hermana Cris a decir las marcas al inicio de cada anuncio; en esta cinta jugué con mi hija Zoe -14 años- a detectar el “product placement”. No te extrañará saber que la premiére de Hollywood fue patrocinada por Mercedes-Benz. Por cierto, ¿es casualidad de que la ayudante de la directora del parque se llame “Zara”?
- EscalAgilidad: Tamaño & Rapidez de respuesta. Los científicos del parque, con el Dr. Henry Wu a la cabeza, crean a través de manipulación genética un dino con el tamaño de un T-Rex, la inteligencia y comunicación de un velociraptor, el camuflaje de un calamar y la falta de “huella térmica” de una rana arbórea. “En realidad, no es un dinosaurio”, exclama Owen. En el mundo empresarial, es la suma de escala (las economías de escala son importantes para la eficiencia) y agilidad. Ver el libro de David Butler, VP de Coca-Cola, que comenté en este blog el pasado 7 de abril, ‘Diseñar el Crecimiento’.
- Globalización: el dueño del parque, Simon Masrani (interpretado por Irrfan Khan, ‘La vida de Pi’) es de la India; el científico principal, de origen chino; el colaborador del héroe, Barry (Omar Sy, ‘Intocable’) es negro francés… ¿Más diversidad? Claire, la prota (Bryce Dallas Howard, ‘Criadas y señoras’, ‘Spiderman 3’), pelirroja.
- Velocidad: los velociraptores, que ya nos fascinaron en las cintas anteriores de la saga (se calcula que podrían correr a 120 km/hora, como un guepardo), juegan un papel determinante (y están en el cartel de JW). ‘No es el grande el que se come al pequeño, sino el rápido al lento’, se titulaba un libro de Jason Jennings y Laurence Haungton.
- Experiencia: el Tiranosaurio Rex (que dominó la Tierra hace 66 millones de años) medía más de 12 metros y pesaba 8 toneladas. Los paleontólogos siguen debatiendo si era un súper-depredador o un carroñero.
- Control. “La clave de la felicidad es aceptar que nunca tienes el control”, dice Masrani en la cinta. Ahora que se habla tanto de la pasión, hemos de recordar que hay una pasión obsesiva, que nos controla, y otra armoniosa, que podemos controlar (Robert Vaillant, Universidad de Québec). “La felicidad del ser humano consiste no en la ausencia sino en la maestría de las pasiones” (Tennyson). 
- Amor y supervivencia. ‘Jurassic World’ es un película de acción, de suspense, pero también romántica (“no te digo ná y te lo digo tó”, José Mota). Owen (Chris Pratt) le dice a Claire que se necesitan para sobrevivir. En ‘The Descent of Man’ (El Descendiente del Hombre), una secuela de ‘El origen de las especies’ de 828 páginas Charles Darwin escribió “survival of the fittest” (la supervivencia de l@s más apt@s) un par de veces, pero “amor” en 95 ocasiones; de egoísmo habló 12 veces y de sensibilidad moral, 92; de competir 9 veces y de ayuda mutua y cooperación, 24. Y sobre la mente y el cerebro, más de 200 entradas. Me temo que esa visión cruel, despiadada, de la existencia no es del gran Darwin, sino de Herbert Spencer (1820-1903), el ideólogo del Imperio Británico. El “darwinista social” que primero trató la estructura y la función, y –para nuestra desgracia- equiparó la vida natural al mecanicismo.
Se trata, sin duda, de un peliculón, de uno de los grandes éxitos de la temporada, que disfrutaremos adultos y jóvenes. En este mundo VUCA (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo), la selva está servida.
El miércoles 24 de junio (San Juan) APD organiza en Kinépolis de Madrid un Cine Fórum sobre Jurassic World: ‘Gestión de la incertidumbre, ¿riesgo u oportunidad?’, con un debate posterior a la película, de 18 a 21’15 horas. www.apd.es/Inicio/ActividadRegistro.aspx?i=C150138 Mi enhorabuena a Loreto Sanmartín, Enrique Sánchez de León y todo el equipo de APD por programar una película tan aprovechable desde el punto de vista organizativo.
Y por supuesto a Steven Spielberg (productor), Colin Trevorrow (director), John Williams (compositor del tema principal) y Rick Jaffa (guionista) de ‘Jurassic World’ por ofrecernos este espectáculo.    

1 comentario:

Blogger dijo...

Do you prefer Coke or Pepsi?
ANSWER THE POLL and you could win a prepaid VISA gift card!