Páginas vistas en total

domingo, 3 de mayo de 2015

Todo se puede entrenar (Toni Nadal) y la Familia Bélier


Día de la Madre, primer domingo de mayo. Este largo fin de semana de tres días me ha permitido descansar, levantarme sin despertador, ver varios episodios de House of Cards (Temporada 3) y Scandal (Temporada 4), disfrutar de la familia… Una recarga de baterías para los próximos meses, que se aventuran apasionantes.
Esta mañana he ido al cine a ver ‘La familia Bélier’, una película dirigida por Eric Lartigau. La historia de Paula (16 años), cuyos padres y hermanos son sordomudos. Los Bélier viven en una granja a unas horas de París, donde producen queso. El profesor de música del instituto descubre la voz de Paula y le propone prepararle para las audiciones de Radio France, lo que puede distanciarla de la familia. Una cinta llena de sensibilidad, con música de Michel Sardou (La Maladie d’Amour, Je vais t’amier, Je vol, Enchantant). 6 nominaciones a los César 2014, y el César de actriz revelación (Louane Emera). De lo mejor que he visto en la cartelera últimamente. “El placer sensorial como argamasa de las relaciones personales” (Fausto Fernández, Fotogramas). Atención a este dueto de Lara Fabian y Michel Sardou: ‘Je te vais t’aimer’: www.youtube.com/watch?v=KrrKNQjLtsM
También he estado leyendo ‘Todo se puede entrenar’ de Toni Nadal (uno de los mejores coaches del tenis mundial).
Toni Nadal es uno de los entrenadores más reconocidos del mundo del deporte. Lo que ha conseguido de Rafael, su sobrino, es impresionante. He tenido el honor y la fortuna de entrevistarle ante decenas de socios y directores de una de las firmas de auditoría más importantes del mundo, y me sorprendió –o tal vez no, porque lo esperaba- su estoicismo. En este libro, expone su filosofía de vida (aunque comienza diciendo que es un ser de “no principios”). Exigencia al máximo, Actitud,
“La ilusión es lo que da sentido a todo, según mi concepto de la vida. Si no tengo ilusión, muy difícilmente voy a perseverar y, por tanto, muy difícilmente voy a conseguir nada”.
Toni Nadal admira la simplicidad (el anticuado método que se basa en “mi” lógica, “mi” sentido común y “mis” reflexiones), a Solón, uno de los siete sabios de Grecia (“Sin método, orden, voluntad, esfuerzo y sacrificio no son posibles ni el genio ni el triunfo”), la capacidad de mejora (que se basa en que uno no se crea suficientemente bueno, en aceptar que aprender cuesta, en tener seguridad en uno mismo) los objetivos (“la lucha ha sido siempre contra un solo nombre propio. La lucha ha sido contra Rafael Nadal”) y la responsabilidad individual. “El carácter se trabaja de forma incómoda”. Para gestionar la adversidad, no podemos elevar los inconvenientes a la categoría de problemas. “Con los problemas no se pacta. O se vencen o te vencen” (Winston Churchill).
Estoy de acuerdo con que la libertad significa responsabilidad, aunque también que “en el término medio está la virtud” (Aristóteles).
En ‘Messi, Falcao y Cristiano Ronaldo’ (es impresionante cómo los astros argentino y portugués están luchando por el Pichichi esta temporada), la Dra. Leonor Gallardo y un servidor “descubrimos” el impacto de sus entrenadores (también luso que había pasado por la Premier, también de la Masía) en sus carreras. Es evidente que Rafael (un pedazo de pan) encontró en su tío (exigente hasta el extremo) al coach que necesitaba.
Mi agradecimiento a todas las madres en su día. La Inteligencia Maternal es un plus de talento.