Páginas vistas en total

viernes, 15 de mayo de 2015

Talento para emprendedoras/es


15 de mayo, San Isidro Labrador, patrón de la Ciudad de Madrid. Hace cuatro años del movimiento 15-M del que hablaba en ‘Del Capitalismo al Talentismo’. Se celebra además la Final Four de baloncesto entre el Fenerbace turco, el CSKA de Moscú, el Olimpiakos griego y el Real Madrid. La final, pasado mañana, entre los helenos y los anfitriones.
Esta tarde he tenido el placer y el honor de participar en el Máster para Emprendedores que dirige Sergio Fernández y que ya lleva siete ediciones. Mi gratitud a Sergio, a Fabián y a Paloma, la delegada. Ha sido una maravilla compartir con todos los participantes del programa algunas ideas sobre “Talentismo para emprendedores”.
Hemos destacado la importancia de la pasión, de la vocación, del disfrute (“Todo el mundo sería feliz si descubriera su verdadera grandeza”, Baltasar Gracián). Emprender es “sentirse pres@ de un proyecto vital”. Hemos leído juntos el poema de Quevedo, ‘Amor constante más allá de la muerte’:
Cerrar podrá mis ojos la postrera 

Sombra que me llevare el blanco día, 

Y podrá desatar esta alma mía 

Hora, a su afán ansioso lisonjera;
Mas no de esotra parte en la ribera 

Dejará la memoria, en donde ardía: 

Nadar sabe mi llama el agua fría, 

Y perder el respeto a ley severa.
Alma, a quien todo un Dios prisión ha sido, 

Venas, que humor a tanto fuego han dado, 

Médulas, que han gloriosamente ardido,
Su cuerpo dejará, no su cuidado; 

Serán ceniza, mas tendrá sentido; 

Polvo serán, mas polvo enamorado.
Las cuatro tentaciones de quien emprende son la idea genial, el “business plan”, el presupuesto y la subvención. Cuidado con “la trampa de la pasta” (la rentabilidad es la consecuencia, nunca la causa).
La Felicidad es “la experiencia global de placer y significado” (Tal Ben Shahar). Quien emprende, lidera su propia vida.
Ya sabes que no estamos en Crisis, sino en un cambio de época. El Talentismo es una era Conceptual, Conductual y de Generosidad. “Si no puedes describir tu posición en menos de 8 palabras, es que no tienes una posición” (Seth Godin).
Emprender es un tipo de talento (inteligencia triunfante). Poner en valor lo que un@ saber, quiere y puede hacer.
Optimismo para relacionarte adecuadamente con los clientes y superar sus expectativas. Tu proyecto te define.
Invertir en educación, lo más rentable. El talento que no se aprecia, se deprecia.
Hacer equipo (“si estás sol@, no triunfas”). Y ser feliz, teniendo en cuenta que la felicidad no se busca, sino que se construye (solo el 10% de la felicidad es externa; el 40% es voluntario). “Si no eres feliz, no estás emprendiendo como debes”.
Me encanta estar con emprendedoras y emprendedores. Invertir en su aptitud (sus conocimientos y habilidades) y en su actitud (competencias, comportamientos observables), en el desarrollo de su compromiso, es una inversión muy rentable (el premio Nobel de Economía James Heckman ha demostrado que es la inversión más rentable). Porque es precisamente el talento, rigurosamente considerado, el que marca la diferencia. De todos los proyectos emprendedores que se inician, apenas un 8% llega al tercer año. El éxito no es por casualidad… es por diseño.