Páginas vistas en total

lunes, 18 de mayo de 2015

El talento de dos coaches ganadores: Luis Enrique y Pablo Laso


La semana comienza con el mismo maravilloso tiempo de los últimos días.
De la prensa de ayer domingo, me quedo, como tantas veces, con el artículo IDEAS del maestro José Antonio Marina. Trataba de ‘La edad y la competencia’. Se refería a la supuesta afirmación de Albert Rivera (Ciudadanos) de que los mayores de 35 años no están capacitados para llevar a cabo la regeneración democrática. Los psicólogos, nos recordaba JAM, lo llaman “la enfermedad de las categorías”, que impide comprender la novedad porque aplica a lo nuevo conceptos antiguos. Como ejemplo, Dirac y Einstein pensaban que con 30 años un físico estaba acabado. “También la alta matemática suele considerarse una actividad juvenil”. ¿En política? Marina nos lo aclarará la semana que viene. Te adelanto que todos los presidentes de gobierno que ganaron las elecciones en España hasta Rajoy (Suárez, González, Aznar, Zapatero) lo hicieron con menos de 45 años; D. Mariano se las disputó a Rubalcaba. Tal vez los vetustos les parezcan anacrónicos… al menos a l@s nuev@s votantes.
Cristina Berechet, jefa de investigación de “think tank” Civismo, escribía sobre el Talento como “el capital del siglo XXI”. Citaba el último informe del Foro Ecónomico Mundial sobre el Capital Humano (http://goo.gl/vavoyU), según el cual 14 países superaron el 80% de su potencial. En el Top 5, Finlandia, Noruega, Suiza, Canadá o Japón. El estudio valora 46 indicadores. España ha perdido 12 posiciones y ocupa la 41ª, por detrás de Grecia y Rumanía. Cristina concluye: “El talento será el factor clave para el desarrollo y el crecimiento económico de este siglo. Como decía Lynda Gratton, “el capital humano ha sobrepasado al capital financiero y al capital tecnológico como la primera fuente de ventaja competitiva”. Ya sabes: estamos pasando ‘Del Capitalismo al Talentismo’.
Y Beatriz G. Portalatín entrevistaba al neurobiólogo alemán Gerald Hüther, autor de ‘La evolución del amor’. El amor, según este científico, es un estado mental que empieza en un@ mism@ y significa no ver a l@s demás como objetos, en beneficio propio, “sino animarlos, inspirarlos y ayudarles a que desarrollen todo su potencial”. Catedrático de Ciencias Naturales y Doctor en Medicina, Hüther es asesor de Merkel. “El amor es lo que de verdad mantiene cohesionado el mundo y a las personas. Además, el estrés, la presión y la ansiedad no aparecen como resultado del amor, sino de la competencia y la competencia es la fuerza que surge de la especialización, no de la creatividad”. No sobreviven los más fuertes, sino los que más unidos se hayan. “El amor es cuando las personas se unen sin presión. Por tanto, el amor está muy cerca de la libertad”. Porque “queremos estar conectados pero también ser libres y autónomos”. Para Hüther, el verdadero secreto del cambio es que las personas sean tratadas como sujetos y no como objetos. Ya sabes que eso, precisamente, es lo que diferencia a las empresas humanistas de las tayloristas, como tendremos ocasión de explicar el jueves en el Bernabéu, en Factor Humano (Madrid) y el viernes en el Palacio de la Magdalena (Santander).  
Mis felicitaciones al FC Barcelona, que conquistó su 23ª Liga de fútbol, y al Real Madrid de baloncesto, que obtuvo su 9ª Copa de Europa, 20 años después.
Luis Martín hacía hoy una reseña de Luis Enrique Martínez, coach del Barça, “con alma de minero y muy desconfiado”. Lo primero que hizo tras ganar el título fue acordarse de la afición (“Hemos hecho muy felices a mucha gente, y con eso me quedo”) y mostrar su introversión (“Prefiero las celebraciones íntimas y tranquilas”). Luis Enrique es muy trabajador y cuenta con grandes colaboradores. En sus palabras: “La gran virtud que tengo, y alguna tengo, es saber rodearme de los mejores”. Unzué, que fue portero y formó parte del cuerpo técnico de Guardiola. El psicólogo Joaquín Valdés, que se enfrentó a Messi y solo ha trabajado con Luis Suárez y Vermaelen. El equipo hizo más caso al preparador físico, Rafael Pol (tiendo a pensar que, como en el Atleti con Ortega, los preparadores físicos son determinantes). Luis Enrique, siempre distante de la plantilla, si bien contó con el apoyo de Bravo, Rakitic, Rafinha (como portavoz de los jóvenes) y Xavi (que calmó a Messi). “Sabe que, si ha de morir, lo hará con sus ideas”. Impecable en lo técnico: salida limpia del balón desde atrás, mediocentro a la carta (Busquets, Mascherano), un tridente de 115 goles (54 de Messi, 37 de Neymar y 24 de Suárez) y el protagonismo de Rakitic e Iniesta, con Xavi conteniendo. El FCB fue líder las nueve primeras jornadas y desde la 26ª hasta el final.
Pablo Laso llevó al Madrid de basket a la cima continental tras dos décadas en el dique seco. Es el coach más laureado del conjunto blanco en el último cuarto de siglo (8 títulos, cuando la década anterior solo había logrado 3.), como Luis Enrique, defendiendo su estilo. “La victoria es el camino”. Humildad, abnegación, trabajo duro y, en el esquema táctico: “defensa, rebote y contraataque). Este vitoriano de 47 años ha obtenido más del 80% de victorias (el gran Pedro Ferrándiz, 85’7%, y el también mítico Lolo Sáinz, el 81’1%). “Tengo las ideas claras y vengo a aportar normalidad”. Fue jugador del club y comparte sus valores.
Entrenadores españoles, jugadores en sus equipos. Se da la circunstancia de que en el Real Madrid de baloncesto los coaches nacionales han obtenido 28 de sus 31 Ligas y 7 de sus 9 Copas de Europa. Y que tras los éxitos de Guardiola, el Barça de Luis Enrique es favorito, tras la Liga, en la Copa y en la Champions. Lástima que el asturiano se comporta en las ruedas de prensa tan a la defensiva. Si se trabajara su “presencia” (es cierto que el carisma no existe), se pondría más en valor.