Páginas vistas en total

domingo, 19 de abril de 2015

Los líderes comen los últimos

 Domingo de buen clima, primaveral, de familia y descanso.
He estado leyendo 'Leaders eat last' (traducido por 'Los líderes comen al final') de Simon Sinek. Su conferencia en TED es una de las más vistas y es autor de 'Start with why' (La clave es el por qué).
La obra parte de una cita del ex presidente John Quincy Adams: "Si tus actos inspiran a otros a soñar más, a aprender más, a hacer más y a ser más, entonces eres líder".
La fuerza nos la da la necesidad de sentirnos segur@s, porque "los empleados también son personas". "Cuando las personas tienen que gestionar peligros procedentes del interior de la organización, ésta se vuelve menos capaz de enfrentarse a los que vienen de fuera". Las organizaciones de alto rendimiento tienen culturas en las que las personas se sienten a gusto. La cuestión no es contratar equipos ideales, sino generar las condiciones. Según el índice de Deloitte, un 80% de las personas se sienten insatisfechas con sus trabajos.
El sentimiento de identidad genera, en opinión de Sinek, un "círculo de seguridad" (el autor pone como ejemplo el relato de Esopo sobre el león que pretendía atacar a cuatro bueyes; cuando se ponían "rabo con rabo", no tenían nada que hacer; cuando se pelearon, el león pudo con ellos). Según una encuesta de Gallup 2013, cuando el jefe les critica, el 40% de las personas desconecta activamente en el trabajo. Los estudios Whitehall revelan que hay una fuerte relación entre el estrés y la salud, y que cuanta mayor responsabilidad se asume en una organización, menor estrés. Cuanto más alto es el lugar en la jerarquía, mayor esperanza de vida.
Lo más interesante del libro es lo que Simon Sinek llama "nuestra dependencia química", que son las hormonas de la felicidad: endorfina, dopamina, serotonina y oxitocina. Las dos primeras, endorfina y dopamina, son "egoístas". Las dos segundas, serotonina y oxitocina, son "altruistas". Es imprescindible el equilibrio.
La endorfina es "el subidón del corredor", la que alivia el dolor por la euforia durante el entrenamiento. "Es imposible reírse y tener miedo" (Stephen Colbert). La risa genera endorfinas.
La dopamina es la sensación agradable cuando rematamos un proyecto, encontramos algo que estábamos buscando o hacemos lo que era necesario. Es orientación al logro, a una meta.
La serotonina es la sustancia química del liderazgo, la del orgullo de pertenencia.
La oxitocina es la hormona proporciona la sensación de amistad, de confianza. A diferencia de la dopamina, que es la gratificación inmediata, la oxitocina es duradera. La definición de Sinek sobre el amor es "dar a alguien el poder para destruirnos y confiar en que no lo hará". La oxitocina protege nuestro sistema inmunológico (las personas felices viven un 35% que las infelices; Academia Nacional de Ciencias, 2011).
La gran C es el cortisol, la hormona del estrés. Sin Círculo de Seguridad, el cortisol se dispara.
El EDSO (Endorfina, Dopamina, Serotonina, Oxitocina) es la clave. Trabajar duramente (endorfinas), metas (dopamina), orgullo (serotonina) y confianza (oxitocina). La responsabilidad del líder es proteger al equipo. "La confianza es como el lubricante: reduce la fricción y crea condiciones mucho más favorables al rendimiento".
Cuando "los líderes comen los primeros" se frustran las inclinaciones del grupo para confiar y cooperar. En 1961, cuando el juicio del nazi Adolf Eichmann en Israel, Stanley Milgram demostró la "obediencia a la autoridad". El 65% de los voluntarios eran capaces de acabar con una persona por obedecer órdenes. Sinek pone como ejemplos la guerra civil en Siria o un caso concreto de fallecimiento. "LA muerte de un hombre es una tragedia. La de un millón es una estadística" (Josef Stalin).
Reglas: Cohesionar al equipo, hacerlo manejable (el índice de Dunbar: 150 personas), Conocer a las personas a las que ayudas (Adam Grant: 'Dar y Recibir'). "Como animales sociales, para que nuestro trabajo tenga sentido y estemos motivados para hacerlo incluso mejor es imperativo que veamos el impacto en tiempo real, tangible, de nuestro tiempo y esfuerzo". Dar tiempo, no solo dinero. Ser paciente (la confianza no se logra en menos de 7 días ni en más de 7 años).
La "abundancia destructiva" es un desequilibrio entre las búsquedas egoístas y altruistas. Exceso de dopamina.
Lecciones de Liderazgo:
1. Como vaya la cultura, irá la compañía. En una cultura débil, dejamos de hacer de lo correcto para hacer lo que más nos beneficia. "Podemos juzgar fácilmente el carácter de un hombre fijándonos en cómo trata a los que no pueden hacer nada por él" (Goethe). Las malas culturas crean malos líderes. "Dentro de un Círculo de Seguridad, cuando la gente confía en los demás y comparte sus éxitos y sus fracasos, lo que saben y lo que ignoran, el resultado es la innovación. Es natural."
2. Como sea el líder será la cultura. "El problema no es cómo lleva una compañía sus negocios. El problema radica en la calidad de las relaciones dentro de la organización, empezando por su líder". Los líderes efectivos dan autoridad ("Empowerment") a quienes están más cerca de la información. "En las organizaciones donde no hay seguridad, es más probable que los empleados oculten sus errores o los problemas por instinto de autoconservación".
3. El peso de la integridad. La integridad es la adherencia a un código de valores. "Nuestra cultura indica quiénes somos" (Michael Duke, Walmart). "Para forjar la confianza no hace falta más que decir la verdad".
4. La importancia de la amistad. "Liderazgo visual" es como lo llaman los marines. Los enemigos luchan, los amigos cooperan.
5. Dirigir personas, no números. Jack Welch ("neutron Jack") es considerado el mejor directivo del siglo XX. Sin embargo, el valor creado por CostCo desde 1986 a 2013 es el 600% de GE. "Cada vez hay más evidencias de que las compañías que tienen más éxito maximizando el valor accionarial con el paso del tiempo son aquellas que apuntan a objetivos que no sean de maximización". "Primero los accionistas" es una interpretación perversa. "La influencia del Liderazgo se aprecia mejor con el tiempo". Es como el ejercicio. "Los clientes nunca querrán a una empresa a no ser que los empleados la amen primero".
Estamos en una sociedad adicta a la dopamina. Sinek nos habla de la depresión del 29 (la mitad de los 25.000 bancos quebraron), de la ley Glass-Steagall de 1933 y de su eliminación por Bill Clinton (el primer presidente baby-boomer, nacido en 1946) para "permitir a las empresas estadounidenses competir en la nueva economía" (Lawrence Summers). Craso error. "Una vez adictos, el deseo es insaciable".
Para mejorar como líder, ¡bendita oxitocina! Lo que recordamos con agrado no es el trabajo, sino la camaradería, cómo se unió el equipo para hacer algo. Es una redefinición del esfuerzo con el valor del propósito. "Los seres humanos hemos progresado durante 50.000 años no porque sintamos el impulso de servirnos a nosotros mismos, sino porque nos sentimos inspirados a servir a otros". Jim Sinegal (Costco) lidera con gran éxito a un equipo porque les emociona lo que hacen.
Un libro interesante. Me ha gustado "el rombo de las hormonas" de la felicidad y la labor del líder al respecto.
De la prensa de hoy, el artículo de José Antonio Marina sobre los listos, con el ejemplo de Rodrigo Rato (la diferencia entre inteligente y listo es que éste "va a lo suyo, utiliza su inteligencia maravillosamente, para sacar ventaja, para alimentar su ego, para ejercitar su vanidad. En España hemos admirado siempre al pícaro, al pillo, al fresco, al listo. Y nos salen a millares. Por higiene social, conviene aplaudir al inteligente y abochornar al listo"),  el "cine de gestión" de Iñaki García de Leániz sobre la película 'Felices 140' de Gracia Querejeta ("en la amistad, a menudo, nada es como parece, in los compañeros más incondicionales, ni los jefes más solidarios") y el análisis de Alejandro Bolaños en El País Negocios sobre ´Las primeras lecciones de la crisis', con opiniones de José García Montalvo (UPF), Rafael Doménech (BBVA Research), Jordi Gual (La Caixa) y Josep Oliver (UB), con datos del índice ManpowerGroup. "Ni el comercio exterior, ni la industrialización, ni la innovación han estado en el eje de prioridades del gobierno" (Oliver). "Sobre el cambio de modelo soy bastante pesimista, en lo sustancial no ha cambiado nada que incentive el desarrollo de actividades con más valor añadido ola mejora de capital humano". "Los economistas discrepamos en casi todo, menos en una cosa: una economía en la que la productividad no crece, no tiene futuro" (García Montalvo). ¿Es el momento de recordar que el 60% de la productividad depende de la Calidad Directiva, y en este apartado España ha caído 32 puestos durante la crisis?
Mi agradecimiento a José Antonio Marina, Simon Sinek, Iñaki García de Leániz y Alejandro Bolaños.