Páginas vistas en total

domingo, 5 de abril de 2015

Debemos reinventarnos: La Segunda Curva, de Charles Handy


Domingo de Resurección y último día completo de este maravilloso viaje a Londres con mi hija, Zoe. Ayer, visita al Museo Británico, al Tate Modern, al Globe, por el puente de Londres y partido del Chelsea en Stanford Bridge. El equipo de de este barrio de Londres ganó 2-1. Según las crónicas, un buen partido de los de Mourinho; en nuestra modesta opinión, los “blues” dejaron mucho que desear.
El libro del día fue el nuevo de Charles Handy, ‘La segunda curva’.
De todos los grandes pensadores del Management, a Charles Handy es a quien probablemente tenga más cariño personal. Nacido en Irlanda en 1932, tuve la ocasión de estar en su casa (con su esposa, Elizabeth) hace décadas y de compartir con él un Congreso Internacional en los 90. Charles Handy es el autor de libros fascinantes como ‘El impermeable vacío’ (The empty raincoat) o ‘Comprender las organizaciones’ (Understanding Organizations). Su libro anterior es de hace una década.
Handy agradece el libro a los gurús del management: Warren Bennis (1925-2014), Peter Drucker (1909-2005), Jim O’Toole (intérprete aristotélico, ) y Michael Maccoby (1933). Su tesis de la “segunda curva” parte de que todo proyecto, como la vida, tiene forma de S tumbada. A partir de un punto, decae. Necesitamos iniciar una segunda curva. El libro de Handy recomienda iniciar una segunda curva en 15 temas:
1. La Sociedad DIY (Do It Yourself, Háztelo Tú Mism@). Gutenberg con la imprenta inició una curva (“minó la autoridad de la Iglesia Católica”) e internet (creado por Tim Berners-Lee) una nueva. Según un estudio de Oxford, el 47% de los empleos actuales serán reemplazados por robots en las próximas dos décadas.
2. La revolución de la información. Luciano Floridi (profesor de Ética en Información en Oxford) nos habla de la infosfera y de las dificultades de adaptarnos. “Una segunda curva que no hemos creado ni planificado, y cuyas consecuencias no podemos evitar”.
3. El lugar de trabajo. Las oficinas son caras y las ocupamos poco. Necesitamos flexibilidad e individuos autoempleados. “La vida rueda en círculos”.
4. El mercado. Un sitio útil pero imperfecto. “La privatización de las compañías de energía en UK ha resultado en mayores subvenciones del gobierno, precios más altos a los consumidores y mayores márgenes para los proveedores”. Ya no son los tiempos de la planificación de McNamara (Secretario de Estado en EEUU durante la guerra de Vietnam).
5. El Crecimiento. El PIB es un indicador peligroso, demasiado simple (Handy nos habla del libro de la economista Diane Coyle) que debe ser reexaminado. Citando a Robert Kennedy, “el PIB no mide ni la valentía, ni la sabiduría, ni el aprendizaje”.
6. El Capitalismo. Henry Mintzberg nos ha recordado que, tras la caída de la URSS, Occidente no aprendió la lección. “El valor para el accionista es la idea más tonta del mundo” (Jack Welch, después de retirarse de General Electric). “Hemos tardado 40 años en darnos cuenta de que las ideas de Milton Friedman no funcionan”. Hoy las empresas son menos rentables que hace 40 años, cuando los directivos ganaban salarios normales (Roger Martin), William Lazonick ha calculado que del S&P 500, 449 compañías han utilizado el 54% de sus ingresos (2’4 B$) para comprar sus propias acciones de 2003 a 2012. Handy nos recuerda que la principal responsabilidad de una comunidad empresarial es crear riqueza en la sociedad.
7. La Organización de ciudadanos. Como la antigua Atenas (si bien solo decidían unos pocos) o la Universidad. El autor retoma su concepto de la “organización trébol”, con un núcleo de emplead@s (competencias nucleares), otro susidiario (y externalizado) y un tercero a tiempo parcial.
8. El nuevo Management. Pasear por unos grandes almacenes ayuda a explicar para qué sirven las organizaciones. Pero hay confusión entre gestión y liderazgo (necesitamos ambos), entre confianza y control, entre eficiencia y eficacia. En palabras de Drucker, “No hay nada más inútil que hacer con gran eficiencia algo que no debería hacerse”.
9. La sociedad Ponzi. En ‘Martin Chuzzlewitt’, Dickens cuenta que un personaje, Montague Tigg, creó una aseguradora sin fondos, pagando a sus clientes con las primas de los asegurados. El esquema de Maddoff o de Charles Ponzi. Lo que hacen los gobiernos. Una mentalidad escandalosa. “Carlo Ponzi, que lavaba platos en Parma, se convirtió en Charles Ponzi, el millonario americano. Y murió arruinado”.
10. La sociedad justa. Inequidad alarmante (como ejemplo, ‘El Capital’ de Piketty), coste de la vivienda desorbitado (en Londres la media es de 750.000 euros), desempleo.
11. Las semillas doradas. El Talento, que parte de la Capacidad, necesita entornos favorables (Martha Nussbaum, Amartya Sen).
12. Las escuelas del futuro. Los colegios no pueden ser factorías. “El verdadero aprendizaje se inicia con la curiosidad, con un problema o un reto, con una cuestión a la que debes responder. Continua con la búsqueda de información y con una hipótesis, que debe ser probada”. Es el “ciclo de aprendizaje”. Se trata de pensar, de experimentar y de seguir (lo aprendido que no se practica, se pierde). Según la Royal Society for Arts de Londres, la Educación está basada en 7C: Cultivo, Comprensión, Creatividad, Cooperación, Comunicación, Confianza y Competencia. “La Educación es la preparación para la vida”.
13. Los retos de la Democracia. La confianza en los gobiernos se ha evaporado. El sistema es confuso y tal vez la respuesta sea el federalismo.
14. La necesidad de los demás. “Ningún hombre es una isla” (John Donne). Internet no sustituye a otras personas. Los británicos son el segundo país más solitario de Europa tras los alemanes. El 58% no está conectado a sus vecinos. Uno de cada ocho no tiene a quien llamar y dice que la tele o su mascota es su mejor amigo. La mitad de los mayores de 75 viven solos y un millón de personas no hablan con nadie en todo un mes. Para much@s el gimnasio es la nueva iglesia u oficina como centro social. Las parejas en GB duran, como en la época victoriana, 15 años. Antes, por menor esperanza de vida; ahora, por separaciones y divorcios. “Quizás 15-20 años sea el tiempo natural de una relación”. Charles y Elizabeth llevan casados 52 años, y se consideran los mejores amigos. “La soledad mata”.
15. El contrato con nosotr@s mism@s. Tenemos que saber lo que queremos ser para lograrlo. Handy cita a Aristóteles (su “Eudaimonia”, felicidad) y a Robert Skidelski con su libro ‘¿Cuánto es suficiente?’. Una “buena vida” en términos aristotélicos es salud, seguridad, respeto, personalidad, armonía con la naturaleza, amistad, ocio. Thomas Jefferson, un seguidor de Aristóteles, incluyó la búsqueda de la felicidad en la Declaración de Independencia de EEUU.
Handy concluye este precioso libro con Frederick Wiseman, que a sus 84 años ha presentado un documental en Cannes en 2014. “¿Por qué sigue haciendo películas?”, le preguntaron. “Porque todos mis amigos o están muertos o están trabajando”. Charles remata: “Siempre hay trabajo que hacer, una Segunda Curva esperando a ser inventada”.
¡Qué delicioso reencuentro con este gran humanista! Muchas gracias, Charles, por este entrañable texto, profundo y maduro. Le he buscado en Youtube, en el 5º Foro Global de Peter Drucker en Viena hace 2 años, hablando sobre Complejidad: www.youtube.com/watch?v=G9rzWYFmloo Fantástico a sus más de 80 años.