Páginas vistas en total

viernes, 17 de abril de 2015

7 beneficios de la puntualidad


Este fin de semana, que seguro que será maravilloso, ha comenzado en el Puerto de Alicante, en Marmarella, donde hemos degustado un arroz exquisito y una serie de platillos divinos. Gracias, Julia, por este colofón a unos días estupendos entre compañer@s que se han convertido en amig@s.
Por la tarde, he estado reflexionando sobre los beneficios de la puntualidad. Entre otros, podemos destacar:
-       Empatía. Nos ayuda a hacer a los demás la vida más agradable. Las expectativas que han puesto ell@s en nosotr@s se cumplen.
-       Nos convierte en personas dignas de confianza. Mejora nuestra premisa de orden.
-       Responsabilidad. Demuestra nuestra responsabilidad, no en el discurso sino en la realidad.
-       Marca. Es parte de nuestra carta de presentación. La fama de impuntuales no es nada positiva.
-       Respeto. Transmite en l@s demás respeto por ell@s y por su tiempo.
-       Gestión del tiempo. Demuestra que sabemos gestionar un recurso valiosísimo.
-       Disciplina, entendida como la labor del discípulo (aprendizaje). En la medida en que somos disciplinad@s con los horarios, lo podemos ser con el resto de los hitos.

La puntualidad es atención y eficiencia, es consideración y orden, es credibilidad y fiabilidad.
Estas son mis frases favoritas sobre el valor de la puntualidad:
- “La puntualidad es el alma de los negocios”, Thomas Chandler Haliburton.
- “Es difícil mostrarte confiable cuando la gente tiene que esperarte”, Wes Fessler.
- “Mejor tres horas demasiado pronto que un minuto demasiado tarde”, William Shakespeare.
- “La preparación y la puntualidad son dos de las cualidades más importantes de un líder”, John A. Widtsoe.
- “Mejor nunca que tarde”, George Bernard Shaw.
- “Nunca hubiese podido hacer todo lo que he hecho sin los hábitos de puntualidad, orden y diligencia, sin la determinación de concentrarme en una tarea al mismo tiempo”, Charles Dickens.
- “La falta de puntualidad es la falta de virtud”, John M. Mason.
- “Siempre he llegado un cuarto de hora antes de tiempo y eso ha hecho un hombre de mí”, Lord Horatio Nelson.
- “La puntualidad es un rasgo esencial del maestro. Es una fundación, no un adorno”, Boyd K. Packer.
- “La puntualidad no esta solo limitada a llegar a lugares a la hora correcta, sino tomar acciones en el momento correcto”, Amit Kalantri.
- “Si he fijado una cita contigo, te debo puntualidad, no tengo derecho a malgastar tu tiempo”, Richard Cecil.
- “La puntualidad está estrechamente ligada a la lealtad y confiabilidad. Llegar tarde puede relacionarse con desinterés, apatía, pereza y procastinación”, Sterling W. Sill.
- “Llegar tarde es una forma de decir que tu propio tiempo es más importante que el tiempo de la persona que te espera”, Karen Joy Fowler.
- “Tengo la convicción de que el individuo que habitualmente tarda en llegar a una cita, nunca será respetado o exitoso en la vida”, Wilbur Fisk.
- “El método es la bisagra de los negocios y no hay método sin puntualidad”, Richard Cecil.
- “La puntualidad es una virtud si no te importa sentirte solo”, Anónimo.
- “Si no te consideras un ladrón, ¿por qué robas el tiempo?”, Anónimo.
- “Nunca pude pensar bien del carácter intelectual o moral de un hombre si era habitualmente infiel a sus citas”, Nathaniel Emmons.
 Y mi favorita entre las favoritas (la decía mi abuelo Leopoldo, que era una persona muy puntual): “La puntualidad es la educación de los reyes”, Luis XVIII.
Estos días he hablado del periodista Manuel Campo Vidal y de los pecados capitales de los malos comunicadores. “El problema es que los españoles no comunicamos bien, pero nos creemos que sí lo hacemos. Hablamos mucho, muy alto, muy fuerte, muy rápido y no escuchamos a nadie. Hablamos muy alto y muy fuerte porque tratamos de imponer nuestro pensamiento sobre el otro”, opina MCV. Entre nuestros dramas nacionales, extendernos en exceso más allá del tiempo asignado, algo imperdonable en otras culturas.
Una Cultura humanista, de respeto por las personas, debe partir necesariamente de la puntualidad en lo que hace.