Páginas vistas en total

miércoles, 11 de marzo de 2015

Lo del Madrid no es inexplicable: intereses frente a meritocracia


Segundo día en Santiago de Compostela. Sesión de coaching estratégico (la primera) con un directivo de gran perfil técnico, muy preparado y comprometido, que estoy seguro aportará mucho más valor en su Comité de Dirección. Casi cinco horas repasando su trayectoria, su 360º, su DAFO, sus aficiones y ambiciones, para establecer tres grandes objetivos profesionales y personales. Una muestra del enorme impacto del coaching. Almuerzo en la brasería A grella (rúa 25 de xulio 35) de Santiago. Y vuelta al aeropuerto de Lavacolla.

Sobre el partido del Real Madrid en Champions (a punto de ser eliminado por el Schalke 0-4, que le ganó 3-4 en casa), como varios de los protagonistas se han mostrado incapaces de entender lo sucedido (“Es incomprensible que juguemos tan mal”, Ancelotti; “No sabemos lo que nos pasa”, Nacho; “Estamos en una fase muy extraña. Es muy raro que con estos jugadores no ofrezcamos un mejor fútbol”, Butragueño), he retomado el modelo de las empresas de éxito (‘Predica con el ejemplo’) de David Maister para aprender y aplicarlo, con el caso del partido de ayer, a nuestro talento y nuestras organizaciones.

En su investigación sobre las empresas ganadoras, publicada hace algo más de una década, David Maister destacó una serie de rasgos comunes:
1. La  dirección actúa según los valores y la cultura de la empresa. Practican lo que predican, sin incoherencias entre el discurso y la acción. “El Madrid fue un espanto, un desmadre total. Un equipo chato, birrioso, sin voltaje, con algunos en la hamaca, otros con mármol en las piernas y unos cuantos sin brújula. A pelota era del Schalke, como los rechaces, las segundas jugadas, los remates… Y el alma” (José Sámano).

2. Hay confianza en la dirección. “Algunos no tenemos la confianza que teníamos antes” (Casillas). “Quienes acechan a Íker desde hace años habrán encontrado motivos para justificar su persecución durante el próximo milenio” (Juanma Trueba).  “Faltaba confianza y físicamente hemos bajado un poco. Hemos tenido problemas en todos los aspectos del juego: de ganas, de lucha, de concentración, ofensivos, defensivos” (Ancelotti). El coach parece decirlo como si fuese un mero espectador, y no el responsable del 60% de los resultados.

3. Los directivos sirven a los intereses del colectivo, no a los suyos personales. “El fútbol es un deporte de equipo que necesita de la solidaridad en el esfuerzo, ya sé que correr para atrás no es tan divertido pero es lo que diferencia a los buenos equipos de los grandes” (Manolo Sanchís). ¿No será que “la BBC es innegociable” por lo que ha costado Bale y el cariño a Benzema del presidente y Zidane? Si la BBC es innegociable, “la salida de Ancelotti tampoco lo será” (José Vicente Hernández).

4. El potencial de las personas se desarrolla adecuadamente, en opinión de los propios profesionales. El caso de Bale es paradigmático: “Al Madrid llegó como una vedette y el Madrid le concedió el estatus de delantero de pasarela (…) Con los meses, la evidencia subraya que el Madrid necesita un cuarto centrocampista. Benzema y Cristiano nunca tuvieron ese hábito, nacieron delanteros” (José Sámano). “En la BBC quedó señalado Bale, inoperante y eligiendo mal cada acción. Benzema, frío. Cristiano, solo los goles” (Pedro P. San Martín). En el centro del campo, cinco azules por tres blancos. Los laterales (Arbeloa y Coentrao) apenas subieron al ataque. “Estuvieron remisos. Nunca se sabrá si por iniciativa propia o por orden táctica” (Enrique Ortego). “Khedira, titular (por qué, por qué por qué). Arbeloa, nulo en su banda y llegando tarde en las ayudas. Varane, parsimonioso y fallón” (Tomás Roncero).  Falta de compromiso en el balance defensivo y totalmente predecible en ataque. Y qué decir de Toni Kross: “El alemán no juega en su posición, ya lo sabemos, y sufre sin ayudas. Es incapaz de llegar a tapar todos los huecos ya que tiene demasiado campo que abarcar” (Álvaro Benito).

5. Se da un alto nivel de lealtad y compromiso, obtenido por los líderes de los equipos. A Cristiano no le falta compromiso, pero sí actitud. “Andaba iracundo consigo mismo, con el Schalke, y con el madridismo”. La separación de su pareja se está notando enormemente. “Cristiano rezongó. Hizo mal. Él es grande en el juego, pero pequeño en los gestos” (Alfredo Relaño). “No le benefician sus caras de mosqueo y sus gestos desafiantes ante una grada que exige al mismo nivel que le adora” (Antonio Romero).

6. Los sistemas de compensación se gestionan con equidad. “Hemos tocado fondo, no se salva nadie” (Iker Casillas).”Siempre que luchamos por el compañero somos más peligrosos” (Modric).

7. No se comprometen los estándares de calidad por crecer y fichar más profesionales. El Talento es una prioridad. “No recuerdo haber visto jugar peor al Madrid” (Tomás Guasch). El rival lazó 20 tiros con intención de gol, 10 entre los tres palos. Hacía 15 años que el Real Madrid no recibía 4 goles en el Bernabéu (fue en la 99-00, un gran Bayern de Múnich).

“Así no llegaremos muy lejos”, declaró Carlo Ancelotti en rueda de prensa. Efectivamente, como diría Einstein, hacer lo mismo y pensar que el resultado será diferente, es una especie de locura. Con la BBC como está, con inferioridad en el medio del campo, con una defensa blanda y con un portero que no se siente seguro, la debacle está servida. También dijo que en la responsabilidad del entrenador está poner el mejor equipo posible (y, de paso, preparar una estrategia y entrenar durante la semana). ¿Las claves? Coherencia, Confianza, Intereses colectivos, Preparación, Lealtad-Compromiso, Equidad, Talento como prioridad. Esa es la esperanza del coach y la de la afición.