Páginas vistas en total

lunes, 9 de febrero de 2015

McDonald's y el Coaching


Ayer podíamos leer en varios diarios distintos análisis sobre el momento de McDonald’s.
En El País, Sandro Pozzi desde Nueva York comentaba que la compañía de los “arcos dorados” estaba de capa caída frente a cadenas de fast-casual como Shake Shack, Five Guys, Habit o Chiptole. Su CEO, Don Thompson, cede su paso el 1 de marzo a Steve Easterbrook, un ejecutivo británico que lleva dos décadas en la empresa y hasta ahora es el responsable de la marca. 60 años de historia, 39.000 restaurantes, 69 M de clientes, un margen del 14’4% y 15% de caída de beneficios (4.200 M €). Abre restaurantes a un ritmo que es la tercera parte que hace una década. Dos tercios de la facturación, fuera de Norteamérica (en Europa, 11.000 M €).
En ABC Empresa, Javier Ansorena, también desde la Gran Manzana, añadía que el gran problema es que los gustos han cambiado. “McDonald’s no es el primer nombre que te viene a la cabeza cuando se piensa en comida sana”. 21.000 locales de Fast Casual y 14.000 de McDonald’s.
Y en La Vanguardia, en las páginas de Dinero, Núria Peláez nos hablaba de McDonald’s en España. 480 restaurantes, 24.000 empleados y el programa “50 Horas” por el que los profesionales de la cadena de restaurantes pasan una semana al pie del cañón. En palabras de Alberto Unzurrunzaga, director de Recursos Humanos de McDonald’s España, “Entender la realidad del restaurante permite adquirir un conocimiento profundo de la dinámica del negocio, ya que cualquier faceta de nuestra actividad empresarial siempre está orientada al cliente siendo el restaurante el punto de conexión entre la compañía y el consumidor”.
McDonald’s es una empresa Top Employer Europe y Top Employer España, con todo lo que esto significa. Presente en nuestro país desde 1981, sus prácticas de Recursos Humanos son punteras. “Nuestro objetivo y completo análisis demuestra que McDonald's proporciona condiciones laborales excepcionales, apoya y fomenta el talento en todos los niveles de la empresa y se posiciona como líder en el mundo de los Recursos Humanos, esforzándose por mejorar las prácticas hacia sus empleados y evolucionar constantemente.”, puede leerse en la web de Top Employer. Esperemos que también en 2015 (lo sabremos en los próximos días) esta compañía merezca la certificación.
Mi admirada Patricia Abril, que fue PDG (Presidenta y Directora General) durante 9 años (2005-2014), es en la actualidad VP Europea de Desarrollo de Negocio e Integración. He tenido la fortuna de trabajar con ella y la considero una de las mejores directivas de nuestro país. Estoy convencido de que con ella la compañía hará grandes cosas.
“El marketing requiere dirigentes con empatía y visionarios”, respondía a la periodista Susana Carrizosa Simón Reyes, DG de ESIC. Esta prestigiosa Escuela de Negocios cumple en 2015 el medio siglo. 50 años después (38’6 M € de facturación, beneficio de 2’3 M €), Simón apuesta por una universidad abierta que funciona 24/7. Quiere que ESIC sea “la Universidad del Marketing”. Y concluye: “Los directivos comerciales venden bien dentro, pero no en el exterior. Nos falta orgullo de pertenencia”.
Y un par de asuntos sobre el Coaching. En La Vanguardia, el titular ‘Mi coach, mi adicción’. Gerard Costa (ESADE) explicaba su caso respecto al coaching: “Me salvó y ahora es mi droga: no puedo vivir sin él”. Para el profesor Costa, el éxito del coaching tiene la doble cara que tod@s necesitamos ser entrenad@s y tod@s nos consideramos potenciales entrenadores. En la misma página, Jordi Torrents (psicólogo especialista en creación de valor de marca) considera el coaching como una necesidad de comprar refinamiento. “En este caso, la creación de valor para el cliente se centra en ser un lubricante para lo cotidiano, haciendo la vida más fácil y liberando al cliente de las tareas que le roban el tiempo que necesita para desarrollar con éxito su actividad profesional”.
Según la ICF, las principales razones para el coaching son elevar la autoestima y autoconfianza (41%), encontrar mayor equilibrio entre vida personal y profesional (36%), mejorar el bienestar físico (35%), aumentar las oportunidades de carrera profesional (28%) y mejorar en relaciones personales (25%).
Se recomienda un artículo de la Harvard Business Review, ‘¿Qué pueden hacer los coaches por ti?’, de Diane Coutu y Carol Kauffman (enero 2009). Sí, el Cardenal Richelieu tenía uno, el padre François Leclerc du Tremblay, llamado éminence grise por el color de su hábito. Las autoras lideraron un estudio con 140 de l@s mejores coaches y cinco expert@s para comentar los resultados. “Hace 10 años, los profesionales contrataban coaches para limpiar sus comportamientos. Hoy lo hacen para desarrollar su potencial.” Para el 48% de ell@s, se trata de desarrollar sus capacidades en la práctica. En general es coaching ejecutivo (97% de los casos), si bien con un componente personal (76%). ¿Qué es lo importante para elegir coach? La experiencia (67%), metodología (61%), listado de clientes (50%), rentabilidad (31%) y estar certificad@ (29%).
‘Liderazgo y Coaching al límite’, titulaba Montse Mateo su artículo en Emprendedores & Empleo sobre las películas que optaban al Goya. Un par de Milennials descarados como protagonistas de ‘El Niño’. La incapacidad de gestionar las emociones en ‘Relatos salvajes’. El tándem formado por un veterano (Juan, Javier Gutiérrez) y un junior (Pedro,Raúl Arévalo) en ‘La isla mínima’. “Juan quiere ejercer de coach de Pedro. Sin embargo, en la película se aprecia que el talento de ambos es clave para resolver el caso. Sorprende cómo su autonomía funciona cuando la situación lo requiere, tanto como un final abierto sujeto a múltiples interpretaciones”.
Los procesos de Coaching nos alimentan de proyecto. El maestro Marina, ayer en sus ‘Ideas’, nos hablaba de Grecia (David contra Goliat) y nos recordaba su espléndido libro ‘La creatividad economica’, con Joaquín Satrústegui. “La simplista relación entre oferta monetaria e inflación, el miedo reverencial a la regulación, la hipertrofia de la economía financiera, la falta de tipificación de los tipos de deuda o de los tipos de déficit estatales, son temas a repensar. Hay que distinguir entre “mecanismos de mercado” y “proyecto económico”. El mercado es un mecanismo de organización económica, basado en las leyes de oferta y demanda, que proporcionan la información necesaria para la inversión óptima. Se ha revelado como el mejor mecanismo de producir riqueza y crecimiento. Pero ese mecanismo puede utilizarse para realizar proyectos económicos decentes o indecentes. Eso es lo que hay que decidir. Una reforma económica difícilmente puede triunfar si niega los mecanismos de mercado. Pero no puede ser justa si no los utiliza para realizar un proyecto justo”. Gracias, Maestro, por la clarificación.
“El problema no es el pueblo; son los líderes… Falta un liderazgo moral que enseñe a la gente cómo salir de la crisis” (Arthur C. Brooks, 50 años, ideólogo del partido republicano). Por ello, “no hay duda de que los líderes del futuro necesitarán coaching de manera constante” (Ram Charan, asesor de Jack Welch, el mejor directivo del siglo XX, y gurú con denominación de origen). Coaches que ayuden a l@s líderes a comprender su proceso de aprendizaje y mejorarlo.