Páginas vistas en total

miércoles, 4 de febrero de 2015

Liderazgo femenino, adolescentes y teorías del management


Jornada entre Madrid y Barcelona. AVE a la ciudad condal por la mañana, reuniones con uno de nuestros principales clientes (una gran compañía del IBEX). Vuelta a Madrid para llegar a las diez de la noche.
En el último número del McKinsey Quarterly, Lareina Yee (de la oficina de San Francisco), nos propone un test para la Alta Dirección que sirva para impulsar el Liderazgo Femenino.
Se trata de cinco preguntas que para la autora sirven de prueba de fitness (“para estar en forma”). Al final, de lo que se trata –comenta la Sra. Yee- es de perder a más de la mitad del talento. Las preguntas son:
1. ¿Dónde están las mujeres en nuestro pipeline de talento? En el sector sanitario de los EE UU, por ejemplo, el talento femenino supone más del 75% cuando se incorpora a la organización y menos de un 30% en las posiciones de mayor responsabilidad. De 2000 a 2011, el porcentaje de las mujeres con título de informática ha pasado del 28% al 18%. Compañías como eBay, Facebook, Linkedin, Google o Yahoo! han comenzado a tomar cartas en el asunto. 
2. ¿Qué habilidades estamos ayudando a construir en las mujeres? Muchos programas se centran en el networking. Necesario, pero no suficiente.  También son valiosos los relativos a la resiliencia, la valentía o la confianza. Una investigación de 2012 con una muestra de 250 ejecutivas demostró que su éxito estaba basado precisamente en el coraje y la resiliencia. La autora cita a Carol Dweck (Stanford) y Angela Lee Duckworth (Universidad de Pensilvania).
3. ¿Proveemos de sponsors con modelos de rol? La emulación marca la diferencia. Estudios en la India o del Instituto Geena Davis de género en los medios lo han comprobado. De las líderes encuestadas, el 60% declaró que de volver a empezar su carrera, habrían cuidado más los sponsors.
4. ¿Estamos atacando nuestros sesgos inconscientes? Es uno de los mayores retos, en muchos sentidos. Las mejores compañías se esfuerzan en acabar con ese sesgo inconsciente para que no afecte a la cultura. Entre sus iniciativas, la formación, las encuestas o las políticas.
5. ¿Hasta qué punto ayudan nuestras políticas? Desde tiempo de maternidad (y paternidad) a permisos para recoger a los niños.              
Lareina concluye: “A veces es necesario mantener ciertas conversaciones incómodas para identificar acciones a llevar a cabo. En cualquier caso, merece la pena. El poder para cambiar y avanzar está en nuestras manos”.
En su artículo IDEAS del pasado domingo, José Antonio Marina se refería a los jóvenes con Talento. El mentor de filosofía del talento del Human Age Institute (no te pierdas su “Handbook of Talent”, que lleva 8 entradas y va por el segundo capítulo) nos recordaba que “no toda inteligencia poderosa se convierte en talento. La neurología nos dice que este cambio se produce en la adolescencia, momento en el que el cerebro se rediseña por completo”. Y nos propone “asistir” a su seminario online “Cómo desarrollar el talento de los adolescentes”, un monográfico de 12 semanas cuya inscripción se cierra el próximo 25 de febrero (www.universidaddepadres.es). gracias, maestro, por enseñarnos tanto a los padres y madres de adolescentes.
Mi lectura de hoy ha sido ‘El pequeño libro de las grandes teorías del management’ de Jim McGrath y Bob Bates. 89 grandes teorías en 10 bloques (gestionar y liderar personas, motivar a los empleados, construir y gestionar equipos, analizar la cultura corporativa, gestionar el cambio, management estratégico, gestionar la calidad, ejercer la autoridad y una miscelánea final). De todas ellas, los autores eligen como la más importante… el principio de Pareto. No puedo estar más de acuerdo con Jim y Bob, a quienes doy las gracias. El principio 80/20 definido por el sociólogo italiano Vilfredo Pareto es la esencia de nuestro tiempo, del Talentismo.