Páginas vistas en total

jueves, 12 de febrero de 2015

Las 6 claves para expandir enormemente tus habilidades sociales


Jornada en Barcelona. Desayuno de trabajo con un buen amigo, que aporta proyectos muy interesantes. Reunión con los profesionales de Right Management en nuestra oficina de Diagonal (L’Illa), presentación mensual del Presidente a toda la empresa y reunión del CD por la tarde. Vuelo a Bilbao y a dormir en el Astoria7 de San Sebastián, el hotel cuyas habitaciones están dedicadas a las figuras del Festival de Cine.
Ya sabes que la web de Psychology Today es una de mis favoritas. El último especial es ‘Boost Your People Skills’ (Potencia tus habilidades sociales), con la imagen de Leonardo di Caprio en ‘El Lobo de Wall Street’ (me ha recordado los trucos de Di Caprio para la motivación que incluimos en ‘Atrévete a Motivarte’). De entre los 19 artículos de esta sección, me quedo con ‘6 Ways to get more comfortable with others and yourself’ (6 formas de estar más cómod@ con los demás y contigo mism@) de la Dra. Susan Krauss Whitbourne, profesora de psicología en la Universidad de Massachussets en Amherst.
La Dra. Krauss nos recuerda que la psicología se ha dedicado más a mejorar a personas con problemas como el autismo y la esquizofrenia. Sin embargo, un estudio de Brian Phillips (2014) demuestra que “todo trabajo es social”, y si un@ quiere, puede desarrollar sus habilidades sociales con estos seis consejos:
1. Conductas no verbales. Hay conexiones “frías” (que demuestran indiferencia o incluso enfado) y conexiones “cálidas”. La diferencia está en la mirada de contacto, en la sonrisa, en cómo das la mano (con firmeza, pero sin pasarse). Debes mostrarte amistos@ si quieres que l@s demás lo sean contigo.
2. Atent@ a lo que vas a decir. Tan importante como los gestos son las palabras. No deberíamos decir lo primero que se nos pase por la cabeza; al contrario, debemos pensarlo bien. Cuidado con traspasar la línea.
3. Mantén las fronteras. La distancia es esencial; no puede ser la misma la de tu jefe que la de un buen amigo, en un acto protocolario o familiar. Si la descuidas, pensarán de ti que eres inmadur@ o que te falta el buen juicio.
4. Enciende tus “detectores de emociones”. Observa detenidamente, trata de aprender lo que sienten otras personas y cómo lo muestran. Lee su lenguaje corporal y practica, con naturalidad, la técnica del espejo.
5. Gestiona tus emociones. Controla tus impulsos, tu enfado, tu tristeza, tu decepción. La serenidad es un gran activo.
6. Trabaja tu autoestima. De poco sirve tener habilidades sociales si no “crees” en ellas. Sentirte bien, cómod@, es el 90% de transmitirlo. Funciona en los dos sentidos: cuando dominas las habilidades sociales, tu autoestima también aumenta.
Mi agradecimiento a Susan Krauss, autora del libro ‘The Search for Fulfillment’ (La búsqueda de la plenitud), en el que distinguía cinco tipos de vida: el meandro (falta de identidad, de prioridades, de objetivos), la pendiente cuesta abajo (tras tenerlo todo, un par de decisiones te abocan a una espiral negativa), el sendero recto y estrecho (lo previsible, sin riesgos, la rutina), el recorrido triunfante (tu resiliencia te ha permitido superar los obstáculos de la vida) y el auténtico camino (afrontas tu existencia con honestidad, valoras lo satisfactorio y desde el optimismo inteligente asumes riesgos para avanzar). Revolucionario e inspirador.
“Me he dado cuenta de que incluso la gente que cree que todo está predestinado, que no podemos hacer nada por cambiarlo, mira de frente antes de cruzar la calle” (Stephen Hawking).