Páginas vistas en total

sábado, 31 de enero de 2015

La naturaleza humana y el poder transformador del turismo


Anoche me alojé en el Nature Oviedo (c/ Comandante Vallespín, 3), un hotel inaugurado el pasado agosto y que nos ofrece como clientes un Modelo de Negocio muy interesante. Respeto por el medio ambiente, eficiencia, generosidad (aguas y zumos del minibar por cortesía del hotel), un trato servicial y muy agradable. Recomendable para vivir una experiencia diferente.
Es el poder de la naturaleza, y también de la naturaleza humana. Aristóteles de Estagira, uno de mis coaches favoritos a lo largo de la historia (el desarrollo del talento y el liderazgo de su pupilo Alejandro Magno así lo atestigua), en su paso de la potencia al acto, nos habló de una primera naturaleza y una “segunda naturaleza”. La primera nos viene dada (en buena medida, de nuestros primeros años de vida, en nuestro entorno familiar). La segunda naturaleza la elegimos tod@s y cada un@ de nosotr@s, generando nuevos hábitos. Disponemos de lenguaje, de emociones, de foco, de una postura ante l@s demás y ante la vida. Reflexión, Descubrimiento, Acción y Hábitos, que son los pilares del coaching.
Esta mañana, en la sesión que he tenido el honor de liderar para l@s jóvenes de la Escuela de Turismo de Asturias (os agradezco mucho vuestra ilusión y compromiso), hemos utilizado en cuatro segmentos el vídeo ‘El poder transformador de la música clásica’, del gran Benjamin Zander: www.youtube.com/watch?v=gOIVy8Zzhe0. Es uno de mis TED favoritos, porque nos despierta emociones, concreta el liderazgo y fija conceptos como “los ojos brillantes”. Una maravilla. Y les he pedido que trabajaran en pequeños grupos ‘El poder transformador del turismo’, que es el 12% de nuestra economía.
Zander nos habla de grandes oportunidades (los vendedores de zapatos en África; para uno, un desastre, porque no llevan; para el otro, una inmensa oportunidad, porque no los llevan todavía), del poder de las emociones, del liderazgo (una visión compartida), de generar en l@s demás “ojos brillantes”. Una experiencia válida para la música clásica, para el turismo, para cualquier actividad empresarial y cultural.
También hemos visto el vídeo del palestino Aziz Abu Sarah ‘Para tener más tolerancia, necesitamos más… turismo’: www.youtube.com/watch?v=TVtgb153S6I Ante la muerte de su hermano con 18 años, en lugar de la venganza, Aziz prefirió promover el turismo de experiencias, para unir a los pueblos.
Almuerzo en la Sidrería Esteban, con Covadonga Vigil Álvarez, decana de la Escuela de Turismo de Asturias (Universidad de Oviedo) y su esposo. Muchas gracias a ambos por tanta hospitalidad (es lo mejor de este paraíso natural que es Asturias). Y salida en el vuelo de las 17,40h hacia Madrid, sin incidentes a pesar del temporal de lluvia, granizo y nieve.
De la prensa, me quedo con algunos de los aforismos de Jorge Wagensberg:
- Las dos prestaciones humanas más progresivas son la movilidad (que independiza del espacio) y la intengibilidad (que independiza del tiempo).
- Los límites de la economía están en la física: no se puede crecer indefinidamente en la primera sin violar las leyes de la segunda.
- Se puede progresar de dos maneras: por competencia o por colaboración, exactamente las mismas maneras por las que se puede regresar.
- El progreso ocurre en un estrecho margen entre el aburrimiento (por falta de incertidumbre) y el pánico (por exceso de incertidumbre).
- La incertidumbre es el motor del progreso material y la compasión el motor del progreso moral.
Incertidumbre (VUCA) y progreso, en el turismo y en el resto de sectores.